Hoy

img
Etiquetas de los Posts ‘

Septiembre

NO QUIERO ESCRIBIR SOBRE PUIGDEMONT
Diego Algaba 09-10-2017 | 10:03 | 0

dsc00104Se me pasó septiembre sin escribir ninguna artículo titulado “Septiembre”, así que retomo algunas imágenes que no llegaron a tocar el papel y que circularon por mi la cabeza sin conocer el perfume adictivo de la tinta del periódico.

En septiembre estuve de vacaciones y eso me permitía disfrutar de la ciudad como lo hacía cuando era un nini sin porvenir que solo paseaba y miraba, mucho antes de pertenecer al mundo de las obligaciones laborales, aquellos tiempos en los que no estaba acostumbrado a tener un euro en el bolsillo para entrar en un bar a tomar una caña, ni dos para un cupón, ni siquiera usaba cartera y del bolsillo de atrás del pantalón sobresalía un pañuelo rojo como el de Miguel Bosé en el que tenía puestas muchas esperanzas de seducción que no dieron el resultado esperado. Quizás porque la melena rubia del cantante se asemejaba en mí a la acaracolado del negro de Bony M y dentro de mi cabeza los sueños ganaban a la realidad.

dsc00105-2Cuando uno lleva un tiempo de vacaciones se siente como si fuera otro; como si estuviera fuera del sistema; como si una persona nueva hubiese tomado tu cuerpo, hubiese vaciado la mente de la preocupación diaria, del estrés laboral, de esa lidia con los compañeros de trabajo, probablemente las personas con las que más tiempo pasamos en nuestra vida sin haberlos elegidos.

Todos los septiembre regreso para ser aquel joven que desconocía los despertadores, las duchas matinales, las camisas de rayas, las batas blancas y terminar de vestirme frente al espejo del ascensor. Aquellos tiempos en los que se podía admirar la belleza femenina por la calle sin ser calificado de machista. Ahora no se me ocurre mirar a una mujer guapa y mucho menos volver la cabeza como entonces. Ahora paso delante de ellas con la misma indiferencia que ellas han mostrado siempre ante  mi, así que cuando voy paseando por la calle solo veo a perros cagones, calles llenas de chicles pegados al suelo, papeleras vacías, todo al ritmo del tableteo de las baldosas de las aceras.

dsc01045Termino el texto haciéndome daño en los dientes de apretarlos para no escribir de Cataluña y poner el tono triste e irracional.

Ojalá que todas esas banderas de España que veo en los balcones sean también banderas blancas de paz.

Ver Post >
SEPTIEMBRE
Diego Algaba Mansilla 10-09-2014 | 8:45 | 0

Llega septiembre con olor a nuevo, a principio de algo, al inicio de actividades placenteras para el cuerpo y el alma. Llega septiembre para demostrarnos que no somos dueños de nuestras decisiones, que casi todos hacemos lo mismo manejados por el clima y la publicidad. Llega septiembre con una brisa fresca que renueva el ambiente dejando atrás las interminables tardes de verano y las noches de aparcar bebidos en cualquier sitio cuando hay acto oficial.
Llega septiembre. Se van los becarios y todo los pesos pesados del columnismo vuelven con la tecla engrasada para hacernos reflexionar sobre la realidad, sobre el presente y el futuro, sobre lo que tenemos y tendremos, sobre esa política que no es parte de nuestra vida, es nuestra vida. Llega septiembre con los aparcamientos de Decathlon y Sprinter a reventar. La gente llega en coche y sale corriendo. La carretera de las Vaguadas, la Avenida de Elvas y la de la Granadilla se transforma en un paseo multicolor de hombres y mujeres en zapatillas de deporte bañados con el sudor del placer. Empieza septiembre con colas en los gimnasios, en los centro de formación: la UNED, la escuela de idiomas, artes y oficio, academias de baile. En septiembre vuelven los estudiantes a llenar los autobuses que van al campus o se les ve pedaleando en chirriantes bicicletas de alquiler, ya nadie quiere ser carpintero, ni fontanero, ni agricultor, que haremos cuando ya no sepamos cultivar la tierra. Septiembre esta aquí con su aspecto formal de principio de curso y su olor a lápiz y goma de borrar. Llega septiembre, se acaba el libre albedrío en la mesa y en la cama para empezar a cuidar cuerpo y espíritu. Ya ha llegado otro septiembre austero y firme sabiendo que de todos los que empiezan a correr a bailar a estudiar solo algunos llegaran a octubre y muy pocos a noviembre. Llega septiembre, terminaron las bulliciosas mañanas en Castelar moldeando plastilina por tiernas manos infantiles,quedan atrás los juegos de agua en la piscina de la Granadilla. Se acabo la manga corta, la exhibición de tatuajes, los ombligos al aire,los veladores en la acera, la terraza del López, el cine de verano. Empieza septiembre con otro “perdón no volverá a ocurrir” que lo mismo vale para justificar: la caza de elefantes, llevar herencia a Suiza que aparcar en sitios reservado para minusválidos con copas de más.Que filón para letristas de carnaval que bochorno para la ciudad.

Ver Post >
LLEGÓ SEPTIEMBRE
Diego Algaba Mansilla 03-09-2013 | 7:19 | 2

Llegó septiembre. El tiempo no para y no nos deja parar. Avanza sin pausa en acompasados golpes imposibles de frenar tic tac, tic tac…Llegó septiembre. disminuye el peligro de incendios, el de accidentes de tráficos en carreteras secundarias por las que circulan jóvenes que regresan de la feria de los pueblos cansados de haber tirado los tejos a muchachas en flor. Regresan buscando las vueltas a los controles de la guardia civil. Viajan por carreteras estrechas de curvas peligrosas que tienen canales como arcén.
En septiembre, el maíz que estaba verde y alto junto a la carretera densificando el oxígeno necesario para deportistas que corrían o iba en bicicleta, ya esta cosechado y vendido o mal vendido en esas raras estrategias de compra/venta que solo hábiles comerciantes, como son los hombres de campo conocen. En los maizales, por estrechos surcos, como pasillos infinitos, corre el agua por un sencillo proceso de ingeniería casera regando por rebosamiento a golpe de azada, lo simple, algunas veces, es lo mas efectivo.
Cada vez que paso por los maizales de la carretera de San Roque, esa que lleva a un aeropuerto sin aviones, imagino el escenario de un crimen, de una violación. La imaginación salta influidos por la literatura y el cine. Aunque Yo, la verdad, lo que imagino son otras cosas ¡Hay si yo contara lo que pasaban en los maizales de mi adolescencia!
Llegó septiembre y el periódico ha dejado de entrevistar a los columnistas mientras los de Plaza Alta y Mayor, hacíamos de teloneros. Algunos de los columnistas cuentan, que sus artículos les ha costado el ninguneo en su trabajo. menos mal que yo soy el escritor de lo amable, de lo bonito aunque cada vez sean menos las cosas de las que puedo escribir.

De Rajoy no hablo porque me pasa lo mismo que a él con Barcenas, que solo pronunciar su nombre me da dentera. Así que esta Plaza Altas, naif, no de para sobresaltos . No creo que los dueños de los maizales tomen represalias por un condón que encontraron hace años junto a una mazorca aplastada.

En agosto, se celebró, con mucho bombo, que algunos de los que antes despidieron volvieron a trabajar, eso si, cobrando menos y con contratos peores. Llega septiembre, el bar de José, El Galeón, donde desayunaba todos los días, cerró para siempre. En agosto, políticos Europeos, (que cruz como si no tuviéramos bastante con los nuestros) aprovecharon la desgana del calor para decir que a los españoles nos rebajen el sueldo un 10% para que dejemos de ir a desayunar al bar y que cierren las cafeterías y despidan a repartidores de pan y cierren las fábricas de manteca colora y que todos cobren del paro y que sus hijos acudan a comedores escolares y que… Sigamos sirviendo de obedientes ratoncillos a gente sin escrúpulos Total si se mueren o suicidan unos cuantos ciudadanos da igual, ya probaran con otra cosita el agosto que viene que estos Españoles lo aguantan todo sin rechistar. Llegó septiembre y algunos siguen haciendo su agosto a costa de los demás.

Ver Post >