Hoy

img
Fecha: febrero, 2016
Romances fronterizos
Buzalén 27-02-2016 | 9:39 | 3


Muchos desconocen la faceta musical de Federico García Lorca en la que tendrán una significativa importancia las canciones que escuchó desde niño, originarias de distintas regiones de España. Este poeta universal realizó una importante labor como folklorista, preservando parte de la memoria musical de otros tiempos, en la “Colección de Canciones Populares Antiguas”, armonizadas y recopiladas por él mismo. En la primavera de 1931 realizó una grabación de las mismas junto a “la Argentinita”.
La letra y la melodía de esta primera obra de Lorca, “Tres morillas”, nos llevan a los tiempos de la Reconquista, cuando unas pobres morillas, bautizadas a su pesar, van “a rebusco” entre los olivos. El texto original es anterior al siglo XV y se encuentra recogido en el “Cancionero de Palacio”. Pertenece a los llamados romances fronterizos, emparentados con la música andalusí.

Muchas son las virtudes de la poesía tradicional. No son las menores su ambigüedad, la libertad y gozo vital con que abordan algunos asuntos. Es un poema de tema fronterizo, en clave erótica. Las olivas, como las manzanas de la estrofa siguiente, están habitualmente asociadas al encuentro erótico ; pero, sobre todo, el desmayo y la palidez de las protagonistas («y tornavan desmaídas y las colores perdidas») indican cuál es la naturaleza de su aventura. En cualquier caso, el sujeto masculino está enamorado de ellas, sin que sienta la necesidad de justificar o de resolver de alguna forma la diferencia de religiones.El estudioso Julián Ribera descubrió que el romance tiene su origen en una historieta que se atribuye a Hārūn al-Rāsīd en varios libros de ádab, y se reproduce en “Las mil y una noches”. En esta historieta, tres muchachas se disputan las atenciones del califa Hārūn al-Raŝīd que sólo logra agarrar una de ellas, quedando las otras «desmaídas» y con «las colores» perdidas.

En el siglo XVI el pueblo de Hornachos era el principal enclave morisco del reino de Castilla. El control del concejo y su laboriosidad les había convertido en un pueblo organizado y próspero. A pesar de la brutal represión de la inquisición, siguieron practicando en secreto su fe y sus tradiciones. En 1610 la intransigencia religiosa de la sociedad de la época y de sus gobernantes provocó la expulsión de todos los moriscos de los reinos españoles. A su llegada al norte de África, los moriscos de Hornachos volvieron a dar muestras de su gran capacidad de superación. Se instalaron en Rabat y comenzaron a armar barcos para el corso. En poco tiempo su flota contó con decenas de barcos y se convirtieron en una auténtica potencia corsaria reconocida internacionalmente. En 1627 se independizaron del sultán de Marrakech y crearon la república independiente de Salé.

Ver Post >
Leyendas del más allá
Buzalén 19-02-2016 | 11:45 | 1

La Llorona es el alma en pena de una hermosa mujer vestida de blanco que todas las noches vaga por las calles o a las orillas de los ríos, lamentándose por la pérdida de sus hijos, su belleza ejerce una gran atracción en todos los hombres y sus gemidos y lamentos aterrorizan a todo el que la escucha. Para los mejicanos era una presencia tan real que incluso se decretó un toque de queda para que nadie saliera de casa pasadas las 11 de la noche o se acercara a los cristales de las ventanas.

Es muy posible que esta leyenda haya tenido su origen en la antigua cultura azteca, donde se creía firmemente en la existencia de las Cihuateteo, que no eran otra cosa que los espíritus de las mujeres muertas durante el parto, a quienes honraban por haber perdido la batalla que representaba el dar a luz. Quizá esta leyenda fue más adelante adoptada por los españoles durante el tiempo de la colonia y se le asoció con La Malinche o Doña Marina quien fuera la traductora oficial de los españoles cuando llegaron a Méjico Tenochtitlan. Como la Malinche tuvo un hijo con Hernán Cortés es considerada, entre muchas otras cosas, la primera madre de Méjico.

En Extremadura tenemos lloronas o plañideras desde la época romana… esta última tradición se ha recuperado recientemente en Mérida, aunque sea de manera  figurada, por la Asociación recreacionista Emérita Antiqua, quienes recrearon un funus o funeral con plañideras digno del cadáver del mejor de los legionarios, aunque aquí no se trata de seres paranormales, ya que desde la antiguedad se consideraba que era necesario hacer un gran ruído al lado del difunto para que el alma abandonara el cuerpo para siempre. Por este singular oficio se conocerá a Garrovillas como el pueblo de los llorones, pero lo cierto es que no sólo existió aquí este singular trabajo, sino que también existieron lloronas en Hervás y Coria. Y si famosas fueron las lloronas de Garrovillas de Alconetar también lo fueron las plañideras de Guijo de Granadilla. Cuenta el investigador Félix Barroso que “todavía queda memoria en la gente mayor de las lloronas por tierras de Granadilla, que, en el cortejo fúnebre, incluso se revolcaban por el suelo, dando enormes alaridos. Incluso cuentan que una de ellas, metida tan de lleno en su papel, se aferró al ataúd cuando lo metían en el bochi y cayó al hoyo abrazada a él”.

Ver Post >
Sobre el autor Buzalén
Antonio Javier Calero (guitarra) y Javier Gómez (voz), dos hornachegos formados en conservatorios de nuestra Comunidad, apasionados por la corriente musical que nace en el S.XVI con la vihuela y llega hasta nuestros días, rescatando temas de autores extremeños poco conocidos para el gran público como Hernando de Franco o Juan Vázquez. Nuestro disco “Caminando” es el resultado de todo este trabajo conjunto, las canciones han sido compuestas entre los dos y en él se percibe la influencia de algunos de nuestros referentes artísticos como la bossa-nova, las canciones tradicionales e infantiles, la preocupación por el medio ambiente, la fugacidad de las cosas, los derechos de la infancia... un trabajo humilde que pretende compartir lo que somos. Llevamos a cabo de forma quincenal un espacio divulgativo en Canal Extremadura Radio dentro del programa "el sol dale por el Oeste" en el que interpretamos en directo una canción de nuestro repertorio y explicamos la conexión cultural que tiene con Extremadura.