Extremadura vuelve a liderar la Delegación española del CdR

La región dirigirá hasta octubre de 2013 los trabajos desarrollados por la Delegación en el seno del Comité de las Regiones, en Bruselas.

 

Hace 20 años nacía el Comité de las Regiones (CdR) satisfaciendo una vieja aspiración de los entes locales y regionales de participar en la construcción europea. De esta forma, los Estados dieron un juego moderador a los municipios, en el que cobra realidad el principio de subsidiariedad, que no es otra cosa que la interacción entre la clase política y la sociedad. Después de dos décadas, el CdR ha vivido por primera vez en su historia un hecho insólito y es que Extremadura vuelve a repetir como líder de la Delegación española en este órgano consultivo que participa en el proceso de adopción de las decisiones europeas mediante dictámenes no vinculantes, es decir, que asiste a la Comisión Europea, al Consejo de la Unión Europea y al Parlamento Europeo en sus respectivas competencias normativas. Para completar la Jefatura, Baleares recogerá el testigo en octubre de 2013 hasta finales de 2014.

Tras dos años al frente de la Delegación, la región extremeña, que ha asistido al cambio de signo político en su Gobierno, vuelve a afrontar una etapa que se enmarca en un difícil  contexto económico y financiero. El presidente, José Antonio Monago, ha viajado hasta Bruselas para acudir al 96 pleno del CdR, que se celebra en el hemiciclo del Parlamento Europeo (PE), donde ha tomado la palabra en representación de todas las regiones españolas. “Estamos comprometidos con la reducción de nuestro déficit público y con la estabilidad de nuestras cuentas, pero para completar los efectos de las políticas de austeridad y consolidación fiscal que estamos llevando a cabo, exigimos a la Unión Europea (UE) que ponga en marcha un decidido y valiente Plan de Crecimiento y Convergencia para que los Estados que más tienen sean solidarios con los que menos tienen”, ha afirmado Monago que se ha mostrado colaborador con todas las autonomías para defender los intereses de España en Europa.

 

 

José Antonio Monago durante su intervención en el pleno del CdR.

José Antonio Monago durante su intervención en el pleno del CdR.

Un momento en el que el déficit extremeño se sitúa en el punto de mira del Ejecutivo de Mariano Rajoy, supuestamente junto con el de otras siete comunidades autónomas, pues a día de hoy no se conoce cuál es el déficit al cierre del primer semestre del año y el compromiso al cierre del ejercicio económico de 2012 es de obligado cumplimiento para todas las CCAA.

Una tarea, la de contención del déficit público, que según Monago, las regiones están acometiendo en sus presupuestos, pero reclama que “es también momento de que la UE demuestre confianza en sí misma y capacidad para asumir su responsabilidad en el proceso de recuperación económica”.

 

Nuevo impulso al Eje 16

La red de transportes paneuropeos es vital para el desarrollo de las regiones en Europa, por eso el Gobierno extremeño aprovecha cualquier foro para expresar la importancia de incluir el Eje 16, que conecta los puertos de Sines y Algeciras con Francia, en el Mecanismo de Corredores Europeos.

Si hace un mes Badajoz se convertía en epicentro de reclamaciones al Gobierno central y a la UE, ahora esa apuesta se hace desde la capital de Europa. “Venimos a defender no solamente la posición de nuestra comunidad, sino la de Castilla la Mancha, Madrid y Aragón. Unas regiones que somos defensoras de ese acuerdo que se adoptó en el Parlamento Europeo en 2004 y en el que se decidió que hubiera un eje que vertebrara la Península ibérica y, por lo tanto, también a Portugal y que con el anterior Ejecutivo del Gobierno de España se cayó. Nosotros queremos seguir insistiendo en todos los foros donde tenemos oportunidad y el Comité de las Regiones es uno de ellos, recalcar que la necesidad de ese eje de transportes de mercancías por ferrocarril tenga su vigencia en el futuro, porque es importante no para una región en concreto, sino para vertebrar la propia Unión Europea”, ha destacado el presidente extremeño.

Por ello, tras pasar los avales necesarios, Monago ha presentado dos enmiendas al dictamen de Conectar Europa y una de ellas ha pasado la votación del pleno. Una de esas enmiendas defiende que las redes de transportes se constituyan como política de cohesión para favorecer el desarrollo económico. Sin embargo, los fondos de cohesión se encuentran sujetos a la supuesta “condicionalidad macroeconómica”, algo que está por determinar en la propuesta que lanzó la Comisión Europea en octubre de 2011.

Hace unos días, la comisión de Desarrollo Regional del PE votó en contra de esta cláusula, ya que considera que los países con dificultades financieras pudieran perder nuevas inversiones cuando más lo necesiten. De hecho, para el Marco Financiero Plurianual 2014-2020, la CE propone invertir 336 millones de euros en las políticas de cohesión, es decir, el 33% del total de los fondos de la Unión Europea. De ellos, 40 millones de euros (el 4%) deben dirigirse a  la mejora de los transportes, el desarrollo energético y las infraestructuras.

 

Nueva etapa en el CdR

En el ecuador de la quinta legislatura del Comité de las Regiones 2010-2015 se ha celebrado la votación para renovar sus estructuras de gobierno. En este sentido, la presencia española se multiplica en este órgano europeo y es que el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, ha sido votado en el pleno por aclamación como nuevo Presidente del CdR, no obstante, no se hará oficial hasta el próximo 11 de agosto.

 

 

Ramón Luis Valcárcel, nuevo presidente del Comité de las Regiones.

Ramón Luis Valcárcel, nuevo presidente del Comité de las Regiones.

Valcárcel releva en supuesto a la italiana, Mercedes Bresso, que pasa a ocupar la vicepresidencia del CdR, de esta forma, el murciano se convierte en el décimo presidente que ha tenido esta institución desde su fundación.

 

Valcárcel y Mercedes Bresso durante el momento del nombramiento.

Valcárcel y Mercedes Bresso durante el momento del nombramiento.

En sus primeras declaraciones como presidente del CdR, Valcárcel, ha hecho alusión a que en un contexto socioeconómico tan complicado como el actual, “la solución pasa por más Europa y lograr salir de esta crisis más fortalecidos”.

Los objetivos prioritarios de la próxima Presidencia pasan por las autoridades locales y regionales, puesto que deberían convertirse en los principales actores globales sobre el terreno. Para Valcárcel, el Comité debería acercar las oportunidades de financiación que ofrece Europa a través del Banco de Inversiones Europeo (BEI) y apostar por el fomento del crecimiento y del empleo mediante la Estrategia 2020, el nuevo Plan Marshall.

Monago no ha querido marcharse sin felicitar a Valcárcel por su nombramiento y ha añadido que “participa activamente en el Comité y que se caracteriza por su europeísmo sincero”. No ha sido el único, sino que todo el hemiciclo se ha puesto en pie, han ovacionado al recién estrenado presidente que se ha intercambiado palabras de elogio con la presidente saliente, Mercedes Bresso, de la que ha dicho que ha contribuido activamente a la visibilidad, presencia y solidez del Comité de las Regiones, una de las piezas claves en el tablero institucional, según explicaba el primer presidente del CdR, Jacques Delors.

 

 

Valcárcel hace entrega de un ramo con los colores de la UE a Bresso.

Valcárcel hace entrega de un ramo con los colores de la UE a Bresso.

 

Perspectivas de la Presidencia de Chipre en el Consejo de la UE

Desde el pasado 1 de julio, Chipre ostenta la Presidencia del Consejo de la Unión Europea después de que le cediese el testigo Dinamarca. Chipre es un país que se encuentra inmerso en una nube de inestabilidad política, pero tiene que hacer frente a un duro contexto de crisis y a un periodo de intensas negociaciones en lo que respecta al Marco Financiero Plurianual, en el que la Política Agraria Común y la política de Cohesión representan aproximadamente el 60% de su presupuesto.

 

 

Andreas Mavroyannis, representante de la Presidencia chipriota en el Consejo de la UE.

Andreas Mavroyannis, representante de la Presidencia chipriota en el Consejo de la UE.

Mavroyannis ha explicado que su país afronta un reto, pero que también es una oportunidad. El objetivo pasa por trabajar a favor de una mejor Europa, tener una UE que realmente sea importante para sus ciudadanos y que así lo perciban ellos y el resto del mundo, en definitiva, recuperar la confianza de la sociedad.

 

 

La confianza se gestiona entre todos.

La confianza se gestiona entre todos.

Una confianza que resulta complicado recuperar debido a las duras consecuencias que está teniendo en algunos Estados miembro de la UE esta crisis de la zona euro. Concretamente, en España los primeros azotes de la crisis se dejaban sentir a finales de 2007, ahora, sobrevolando el ecuador de 2012, sentimos unas cifras desoladoras de desempleo que obligan a muchos jóvenes a buscar un futuro mejor, o al menos a intentarlo, fuera de su país de origen; a muchos ciudadanos a salir a las calles para luchar por los recortes en el Estado de Bienestar y por la pérdida de democracia real.

El antiguo eje franco-alemán apostaba por políticas de austeridad, hoy en día muchas son las voces que piden, entre ellos el Fondo Monetario Internacional, que las políticas de ajustes se combinen con otras de crecimiento que no ahoguen a la ciudadanía y que permitan vivir con unos cuantos euros más en el bolsillo.

En este pleno del Comité de las Regiones, que se despide hasta octubre, se ha podido escuchar a muchos políticos, entre ellos, los representantes españoles liderados por Monago y Valcárcel, pedir más solidaridad y flexibilidad para iniciar la senda de la recuperación, el crecimiento y el empleo.

Los españoles residentes en Bruselas también respaldaron el 29M

La jornada de huelga general comenzaba como cualquier otro día en la capital de Europa: el metro lleno en hora punta y los trabajadores camino a sus puestos de trabajo. Sin embargo, a las 10.30 de la mañana tuvo lugar la primera concentración frente a las puertas de la Representación Permanente de España ante la Unión Europea (REPER). Una concentración que se desarrolló de forma pacífica y sin ningún incidente.

Los españoles que trabajan en Bruselas con contrato español estaban llamados a la huelga, no es el caso de los becarios, en cuyos convenios no se regula ese derecho. No obstante, aquellos que no tuvieron la oportunidad de participar en la primera concentración del 29-M en Bruselas, pudieron hacerlo a las 7 de la tarde en la bolsa, en pleno centro. Hasta el lugar se desplazaron un grupo de jóvenes que protestaban contra la actual reforma laboral concebida por los empresarios como la reforma “en nombre de la productividad” y por los sindicatos como “la degradación de las condiciones de trabajo”. Una reforma que no ha hecho sino avivar la polémica en torno a los efectos que está tendrá en la economía.

Un síntoma evidente de la repercusión de esta huelga y de las actuaciones que se están llevando a cabo desde el Ejecutivo español es que Copenhague tiene hoy el ojo puesto en España. Los ministros de Finanzas europeos están debatiendo sobre las grandes medidas, como la reforma laboral y la financiera, pero sobre todo se han centrado en los Presupuestos Generales de 2012 y ese recorte en todas las carteras para llegar a cumplir con el objetivo de déficit del 5,3% impuesto desde Bruselas.

Desde 1980 se han producido más de cien reformas en el sistema español y en más de dos tercios el contenido ha sido modificado. Unos cambios que han afectado a las instituciones básicas del mercado laboral. En muchas ocasiones, los objetivos que se quieren alcanzar no tienen nada que ver con las medidas que posteriormente se adoptan. Sin embargo, el resultado siempre es el mismo: reducción de los derechos laborales.

El artículo primero de la Constitución española describe a España como un estado social y democrático. No obstante, cada vez que se realiza una reforma afecta a este derecho constitucional. Según la profesora del departamento de Derecho del Trabajo y Seguridad Social de la Universidad de Sevilla, María Sepúlveda, “se llega a esta situación, porque el gobierno siempre cede ante las exigencias económicas y financieras del mercado, por lo cual, se perjudica al estado social”.

La crisis financiera no es más que una confluencia de fracasos. “Las medidas que  han tomado hasta el momento los líderes mundiales están orientadas, sobre todo, a procurar que los bancos tengan la liquidez que han volatilizado en los últimos años y a tratar de devolver la confianza a los mercados”, alega Juan Torres, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla.

Sin embargo, las medidas que están poniendo en práctica resultan ser poco efectivas para solventar los problemas estructurales que han dado lugar a la situación actual. “Los responsables de la economía mundial están abocados a concretar fórmulas de futuro”, asevera Torres.

Apoyo al 29M desde el PE

El eurodiputado extremeño, Alejandro Cercas, durante el mini-pleno del Parlamento Europeo (PE) expresó que la delegación socialista española estaba trabajando por obligación atendiendo a la sesión plenaria, pero dicha delegación se encontraba identificada totalmente con todos los trabajadores que ayer secundaron la huelga.

Beatriz Talegón tiene 28 y es secretaria general de las Juventudes Socialistas de España en Europa y Vicepresidenta mundial de las Juventudes Socialistas, trabaja en el Parlamento Europeo y ayer tampoco pudo acudir a la concentración que tuvo lugar en la REPER, de hecho, su jornada laboral finalizó a las diez de la noche. “Ayer ocurrió algo muy importante en España y me hubiera gustado estar allí”.

El colectivo joven es quizás el más afectado por el contexto de crisis actual y el más desamparado en la nueva reforma laboral. Concretamente, los contratos de formación y aprendizaje aplicables a trabajadores de entre 16 y 25 años se amplían 5 años hasta los 30. Una medida que los sindicatos califican de muy precaria para los jóvenes.

Talegón considera que “las nuevas medidas limitan la protección y a los jóvenes no se lo ponen nada fácil. Se supone que con este modelo solo quieren ganar dinero y eso es un insulto, porque el trabajo es una herramienta necesaria para evolucionar. Con estas medidas se mercantiliza la mano de obra”.

Una reforma que abarata el despido y oficializa la temporalidad en los contratos. Beatriz llegó hace cinco años a Bruselas con una beca y considera que se están dando pasos atrás en materia de igualdad. Una situación tensa que vive sus primeros capítulos, pero que a nivel europeo ya viene de lejos. “La gente se tiene que concienciar de que hay que estar en la calle y utilizar los mecanismos que tenemos para cambiar el sistema y hacer realidad esas cosas que la ciudadanía reclama. Todos tenemos que hacer un ejercicio de análisis de valores”, asevera Talegón.

Perspectivas

El pensador, Noam Chomsky, considera que “los individuos, a lo largo del tiempo, han observado que era realmente fácil pasar de una posición a otra sin experimentar ninguna sensación específica de cambio. Sólo es cuestión de ver dónde está el poder. Es posible que haya una revolución que nos lleve a asumir el poder del Estado; o quizás no lo haya, en cuyo caso simplemente apoyaremos a los que detentan el poder real: la comunidad de las finanzas. Pero estaremos haciendo lo mismo: conducir a las masas estúpidas hacia un mundo en el que van a ser incapaces de comprender nada por sí mismas”.

La presidenta de honor de Attac y presidenta del Consejo del Transnational Institute, Susan George, publicaba el año pasado un libro que se titula “Sus crisis. Nuestras soluciones”. Este titular resume en cuatro palabras lo que ha ocurrido a nivel global.

En 2007, cuando la crisis ya había estallado se continuaba negando. Se referían a ella como una situación pasajera. Sin embargo, ante ese estrepitoso colapso financiero se han promulgado soluciones, pero la pregunta es clave: ¿cómo es posible que quienes la provocaron hayan salido más reforzados? Son respuestas implícitas, pero latentes en la sociedad.

A pesar del lado financiero que impera en esta crisis, hay otros agentes vinculantes, como aspectos sociales, políticos y democráticos. Para Juan Torres, esta crisis “expresa el fracaso de la economía capitalista, ya que se trata de un sistema incapaz de resolver problemas humanos”. El profesor de Economía va más allá y añade que “también hay que hablar de un fiasco de los movimientos de izquierdas”.

Las políticas neoliberales han sido capaces de civilizar, de crear un sujeto social que hace que determinadas contradicciones de la sociedad, reproduzcan sistemas de dominio. El argumento que esgrime Torres sobre el fracaso de los partidos socialistas es que “ellos no han sido capaces de civilizar y, por lo tanto, de poner en marcha un proceso social que surgiera de los mismos individuos”. Es la cuestión que defienden las economías clásicas, que ponen en primera plana las cuestiones de la filosofía, de la ética. No obstante, en la situación que nos atañe no tenemos por qué acercarnos desde esta perspectiva tradicional.

Susan George analiza la sociedad como esferas concéntricas. Para esta prestigiosa economista francesa, la primera y más poderosa es la esfera de las finanzas, que ha ido revalorizando su influencia desde los últimos treinta años. Las finanzas acaparan más del 80% de las inversiones disponibles.

La segunda esfera está formada por la economía real, que según George “se encuentra muy necesitada de préstamos”. En esta zona es donde las finanzas ejercen su dominio.

En el tercer círculo cabe citar a la sociedad, donde el Estado aparece dominado por las finanzas y la economía. Da igual el signo político, todos los temas, al final, se abordan desde la misma óptica, siguen el mismo ritmo. “La política se encuentra socavada porque ya se han tomado las grandes decisiones”, añade Susan George.

La única manera para evitar el hundimiento del modelo europeo se traduce, según la profesora, en que éste compre los bonos del Estado de todos los países miembros y con ello se frenaría la gran lacra de esta crisis: la especulación.

Para finalizar el análisis que realiza George, hay que mencionar al medio ambiente. Es el más frágil y, además, de donde se obtienen los recursos sin ningún control. Llegados a este punto hay que puntualizar las desigualdades entre los países Norte-Sur. A mayor desigualdad, los problemas son más numerosos. Nos encontramos con una crisis que afecta al conjunto del planeta, donde existen mecanismos que la retroalimentan.

Susan George aboga por invertir el orden de los factores anteriormente mencionados. De forma, que la esfera que albergaría más importancia sería la última, la que atañe al medio ambiente y para finalizar, las finanzas estarían en el último puesto.

Un planteamiento que intenta encauzar la economía hacia un concepto de economía ecológica. Para ello, hay que establecer alianzas, elementos sociales que colaboran en proyectos comunes. Para lograr este propósito sería imprescindible reunir a todos los colectivos para darle un giro de 180º a la situación actual.

De todos modos, cada día despertamos con un nuevo titular alarmista sobre la situación económica financiera global. Nos encontramos en un momento de inflexión histórico, en el que hay que buscar nuevas respuestas. Beatriz Talegón alega que “hay que adoptar nuevas medidas como los eurobonos o que la Unión Europea asuma el derecho laboral”. Respuestas válidas, pero que finalmente tienen que pasar por el filtro de los principales Estados miembros de la Unión Europea.

Bruselas paralizada por la huelga general

Las paradas de autobuses han amanecido desiertas, una estampa que se ha repetido también en las estaciones de metro que han echado el cierre, literalmente. Hoy, en las calles de Bruselas se ha notado menos actividad que un día laborable normal, esto se debe a la huelga general convocada por los sindicatos que intentan frenar las políticas de ajustes del Gobierno de Di Rupo, suben la edad de jubilación, rebajan las pensiones y las prestaciones por desempleo.

Muchos belgas han vivido hoy su primera huelga general, puesto que hace casi dos décadas que no se convoca una jornada como la que está paralizando por tierra y aire a Bélgica.

Algunos trabajadores que viven a las afueras de Bruselas y que dependen del transporte público, no han podido acudir a su puesto de trabajo en la capital de Europa, porque estaban suspendidos totalmente. Si en España los servicios mínimos sacan de quicio a muchos españoles, aquí esos servicios mínimos no existen.

Las clases se han suspendido. Hoy tenían que comenzar los cursos de idiomas en la universidad popular y se han anulado debido a esta convocatoria. Al bloqueo de las actividades hay que sumar que hoy las temperaturas también son muy bajas y las previsiones advierten que en los próximos días la máxima no superará los cero grados.

Los únicos que han seguido con su agenda han sido los Jefes de Estado y de Gobierno que han podido asistir a su cita en el Consejo informal de enero y el primero al que acude Mariano Rajoy como presidente.

Schuman ha vuelto a ser el centro neurálgico de muchas de las protestas de los manifestantes, a las decenas de unidades móviles asentadas desde el domingo en las puertas del Consejo de la Unión Europea, hay que sumar pancartas y múltiples consignas en contra de muchas de las medidas que hoy se están adoptando en Bruselas, auspiciadas en su mayoría por el eje franco-alemán, con Merkel a la cabeza del batallón.

 

 

Cómo han vivido el atentado los extremeños que residen en Lieja

En la década de los sesenta miles de españoles emigraron en busca de una vida mejor, en Lieja residen alrededor de 300 extremeños. Mila García Marín es natural de Extremadura, concretamente del municipio cacereño de Hoyos y vive en esta ciudad belga que hoy está viviendo momentos de dura incertidumbre.

Por motivos laborales, Mila viaja todos los días desde Lieja a Bruselas, precisamente se encontraba en su puesto de trabajo en la capital de Europa cuando un compañero le ha comentado lo que estaba sucediendo en el centro de su ciudad. Inmediatamente se ha puesto en contacto con sus familiares que le han asegurado que se encontraban en perfecto estado. Su madre vive en el centro de Lieja, muy cerca de donde han tenido lugar los hechos, y le explicaba que escuchaba desde su casa el sonido de las ambulancias, los helicópteros que vigilan el espacio aéreo y el bullicio de la gente y que, precisamente, una hora antes de que varios individuos arrojaran cuatro granadas y dispararan contra la multitud provocando cuatro muertos y decenas de heridos, ella estaba realizando algunas gestiones en el mismo lugar donde a las doce del mediodía se ha sembrado el desconcierto.

La población ha vivido escenas de caos, pero el orden se ha reestablecido a lo largo del día.

Alejandro Cercas: “La solución no está en Madrid, está en Bruselas”

La primera vez que vino a Bruselas estaba estudiando Derecho en la Universidad Complutense de Madrid y aprovechaba los veranos para trabajar en el extranjero, aprender idiomas y poder pagarse la matrícula del año siguiente. El eurodiputado extremeño, Alejandro Cercas se considera un europeísta convencido y lo que iba a ser un solo mandato, se ha convertido en toda una vida. “Nunca pensé en ser político”. Esta será su tercera y última legislatura en el Parlamento Europeo porque a partir de 2014 piensa dedicarse a hacer todas aquellas cosas que no ha podido realizar hasta ahora. Este vecino del municipio cacereño de Ibahernando de gran oratoria y trato sencillo, recuperará su pasión: la política, pero desde el compromiso ciudadano.  “Creo que hay una necesidad enorme de regeneración democrática en España y en Europa, pero quiero hacerlo sin ningún tipo de profesionalismo, sino desde la sociedad civil“. Hijo de extremeños que se marcharon a Madrid en busca de una vida mejor cuando Cercas tenía 16 años, casado con una francesa, hija de españoles, forma parte de la generación de Felipe González y Alfonso Guerra, participó activamente en el periodo de la Transición española y en la legalización del Partido Socialista Obrero Español. Cuando tomó las riendas José Luis Rodríguez Zapatero, se dio cuenta de que llegaba una nueva era, fue, entonces, cuando le pidió a Juan Carlos Rodríguez Ibarra cumplir una de sus asignaturas pendientes, Europa y de esta manera renunció a su escaño por Cáceres para llegar a Bruselas, ahora no como estudiante, sino como político.

El eurodiputado extremeño, Alejandro Cercas en su despacho en el Parlamento Europeo.

 

¿Cómo vivió la noche de las elecciones generales del 20-N?

Muy triste. Yo respeto mucho la democracia, pero si hemos tenido unos resultados tan malos es porque se han juntado dos hechos. Por un lado, una crisis que están pagando los trabajadores, los pensionistas y el socialismo, pero el PSOE es corresponsable y sin embargo, es el único que está pagando los platos rotos. Por otro lado, no hemos sido capaces de reaccionar ante esta situación con capacidad, responsabilidad y con la explicación a la ciudadanía de lo que estaba pasando. Desde el principio, me di cuenta de la enormidad de lo que iba a ocurrir y entendí que la solución estaba en Europa, sin embargo, se empeñaron en solucionarlo solo desde España. No obstante, por muchos sacrificios que se han hecho, los españoles no pueden estar solos ante la especulación de los mercados. Un sistema financiero que permite que nosotros paguemos una deuda tres veces más cara que la de Alemania es porque no existen instrumentos europeos para frenar esta situación. Llevamos muchos años detrás de la aprobación de los eurobonos y de la creación de un gobierno económico europeo, porque los Estados miembros no van a poder hacer frente a este monstruo que es la economía financiera. Tenemos que unirnos los europeos para poder hacer frente a ello.

Las encuestas de las últimas semanas pronosticaban un resultado similar, pero ¿hubo algo que le sorprendiera de estas elecciones generales?

No. Esperaba esta derrota, sin embargo, sí que me sorprendieron las elecciones autonómicas. No obstante, he notado el enfado del electorado de izquierda con nosotros y la falta de confianza. Por otro lado, también esperaba que la victoria del Partido Popular fuese más amplia, porque solo han obtenido 600 mil votos más que en las pasadas elecciones, lo que ha ocurrido es que nos hemos hundido nosotros. El electorado socialista no ha votado al PP masivamente, sino que ha votado a otras opciones de izquierda o se ha abstenido.

No solo ha ganado el PP, sino también las fuerzas minoritarias, una constitución del Congreso de los Diputados que no ocurría desde 1979, ¿son los partidos minoritarios los verdaderos beneficiados por la situación del PSOE?

No. El principal vencedor es el PP que con el 45% tiene 186 diputados, después ya vienen todos los partidos que han entrado en el reparto del electorado socialista que no se decantó por su partido. No solo está la derrota del PSOE, sino también la de toda la izquierda, porque a pesar de tener más votos (en su conjunto) que la derecha, no ha ganado estas elecciones y es porque se encuentra totalmente fragmentada, por lo tanto, se pierden restos en todas las circunscripciones. La izquierda española no termina de comprender lo que se está jugando.

Rubalcaba dijo en su comparecencia que el PSOE no tuvo un buen resultado, ¿usted cómo definiría la situación en la que se encuentra ahora mismo el partido socialista tras obtener sus peores resultados en democracia?

El Partido Socialista Obrero Español necesita urgentemente reflexionar sobre lo que ha pasado, necesita una etapa en la que los socialistas comprendan que una derrota como la de estas elecciones no tiene que ser una derrota para siempre, sino que hay que conseguir que el fracaso se convierta en una victoria y la primera victoria consiste en recuperar la credibilidad en nosotros mismos y para eso el PSOE tiene que cambiar.

¿Alfredo Pérez Rubalcaba ejercerá cómo líder de la oposición durante los próximos cuatro años?

No lo sé, porque ha hecho un buen trabajo, pero los resultados son muy malos. Creo que Rubalcaba tiene que gestionar la transacción. Considero que es muy difícil que después de los resultados cosechados, Alfredo se convierta en el líder del partido a largo plazo. No obstante, se trata de una de las personas mejor cualificadas, junto a otros y otras, para superar este periodo de cambio dentro del mismo partido, porque el PSOE está herido, pero no muerto y la democracia española necesita al PSOE. Entonces, lo que hay que hacer es curarse las heridas y pensar en los problemas que tenemos. Todas la crisis son una oportunidad para comenzar un camino nuevo y la alternancia de poder es muy sana, porque es momento de pasar revista a las cosas y ver los errores que se han cometido para poder prepararse para el futuro.

El candidato por el partido socialista volvió a librar una nueva carrera de fondo, ¿cómo explica esta imagen en solitario de Rubalcaba?

Yo me encontraba volando a Bruselas y no estaba en Ferraz, pero entiendo que lo que quiso hacer Alfredo Pérez Rubalcaba es asumir la responsabilidad como candidato y no rodearse de nadie. Fue un acto en el que Rubalcaba se mostró disponible para el partido, como alegando que aún no ha terminado su compromiso.

¿Cuál es el problema del PSOE, quizás un problema de nombres o tiene que volver a refundarse en su Congreso ordinario?

Desde mi punto de vista, el problema del partido socialista es que tiene que recuperar el discurso de la socialdemocracia, se ha perdido el anclaje que está determinado por el trabajo y la dignidad de los trabajadores y se han buscado cosas nuevas, olvidando los valores tradicionales. Ahora se quieren arreglar los problemas mediante la publicidad, la imagen y todo es necesario, pero no suficiente. Los españoles se encuentran en un momento muy serio y eso no se pude dejar en manos del marketing. El otro gran problema que tiene el PSOE es que se ha separado de la gente, es decir, la sociedad tiene una visión muy institucionalizada del poder, por lo que tendremos que volver a trabajar desde la calle, con la gente.

La crisis, el paro y la gestión del gobierno ha llevado a los socialistas a cosechar una derrota histórica, sin embargo, ¿se puede sacar una lectura que permita retomar la senda perdida?

Tengo una confianza absoluta, a lo mejor necesitamos una nueva generación u otros dirigentes, pero el partido socialista lleva 130 años en la historia de España y ha sobrevivido a todas las circunstancias y las ideas han continuado. Ahora mismo, tenemos la obligación de construir una respuesta que englobe todo.

¿En España se ha producido solo un cambio político o dicho cambio va a permitir solucionar la situación socioeconómica del país?

La crisis económica e institucional es tan profunda que exige un planteamiento no de un día, si no que seguramente tendremos que necesitar alrededor de 10 años para salir de la crisis económica y una nueva cita de los españoles para ver cómo arreglamos el futuro, porque probablemente buena parte de las soluciones necesitan una revisión a fondo. Yo creo que ni el PP, ni el PSOE lo pueden hacer solos, sino que cuando nos olvidemos del sectarismo y nos demos cuenta de que tenemos que trabajar juntos, podremos dejar un horizonte de paz para las nuevas generaciones.  La gente se lía en las batallas y a mí, personalmente, me genera mucha frustración ver cómo el PP ha entrado en el Gobierno de Extremadura. Si el Partido Popular es inteligente, tanto en España como en Extremadura, tendrá que abrirse y dialogar con la otra parte de la sociedad y tendremos que ponernos de acuerdo en las cuestiones fundamentales o no arreglaremos el problema.  Necesitamos remar todos en la misma dirección. Un poeta alemán dice que “el hombre cuando sueña se cree Dios, pero cuando se despierta descubre que es un esclavo”. Estos se creen dioses hoy.

Tanto Rajoy como Rubalcaba mencionaron a Europa en sus últimos discursos, ¿crees que como dijo Rajoy, España dejará de ser un problema para formar parte de la solución?

Nuestro mayor problema en este momento es la deuda pública y privada de España, ni el Estado español podrá pagar la deuda al 7% de interés, ni nuestras empresas podrán competir con el resto de compañías europeas, porque si tenemos una moneda única, tenemos que tener unos intereses similares y eso solo se puede hacer desde Europa. La única salida es Europa, yo me alegro que sea tarde, pero que se den cuenta de que esto es así. No podemos tener un mercado único pagando cada Estado unos precios distintos. Eso no puede ser. Estamos en una situación de extrema emergencia. Espero que entiendan que este contexto no se arregla con palabras, se tiene que arreglar construyendo una Europa unida, que solidariamente abogue en el problema de que estamos en manos de los mercados financieros internacionales y tenemos que devolver el futuro a manos de la sociedad.

A diferencia de Grecia e Italia, los españoles han elegido legítimamente a sus representantes políticos, ¿esto puede ayudar a generar confianza para que la prima de riesgo se estabilice?

Ese es otro de los graves problemas por los que atraviesa la democracia. No está en riesgo el que gobierne la izquierda o la derecha, aquí lo que están intentando es destruir a Europa, su moneda y la democracia y que los Estados sean gobernados por tecnócratas o por personas que vienen del sector bancario, como si ellos no tuvieran ideología, puesto que ésa es la peor de todas las ideologías, porque es antidemocrática. Me parece terrible la imposición que se está haciendo desde las instituciones centrales de Europa en impedir que países como Grecia puedan llevar a cabo un referéndum.

Sin embargo, el traspaso de poderes no se producirá hasta el 13 de diciembre, ¿esta espera perjudica a la economía española?

La prima de riesgo no es otra cosa que el beneficio que se llevan aquellos que están haciendo negocio y por qué van a parar, porque el presidente del Gobierno de España se llama Mariano Rajoy y no José Luis Rodríguez Zapatero, no. Lo único que va a terminar con esta locura es que se produzca un revulsivo en la conciencia política europea y que vean necesario la creación de un gobierno económico en Europa, no solo monetario.

Entonces, ¿cree que se llevará a cabo esa idea auspiciada por Berlín y París de la Europa a dos velocidades?

Eso forma parte de la locura de creer que unos se van a salvar y otros no. Eso significaría que Alemania se convertiría en la hegemonía europea, por lo que Francia tampoco lo iba a permitir. Si se dejara fuera a España, Italia y Grecia; ellos caerían también por el agujero. Es odioso que se esté planteando una Europa a dos velocidades. Yo no me fio y creo que esto no se va a producir. No habrá Europa a dos velocidades.

Parlamento Europeo

¿Qué visión se tiene desde Bruselas de la gestión que se ha realizado desde España?

Aquí todo el mundo es consciente de que España no ha podido hacer más para evitar el ataque especulativo de los mercados. Se tiene una impresión bien diferente de lo que ha hecho Grecia o Portugal. No hay ningún reproche. El problema es que la medicina que se ha aplicado en España es una medicina que no cura la enfermedad, porque está basada en el recorte, pero sin curar al enfermo, sobre todo, hay que estar con los ciudadanos, no se les puede someter a tanta presión, hay que poner en marcha políticas de ajustes y de estímulo, sin embargo, siguen empeñados en que andemos a la pata coja y hay que utilizar las dos piernas. Es imposible pasar de un déficit del 10% al 3% solo en tres años. En Europa se mira solo a corto plazo. Hay una enorme necesidad de mirar más allá de la puntera de los zapatos. Tenemos unos políticos que son unos cortoplacistas. El problema que hay en Europa es que nos ha tocado vivir la peor crisis después de la II Guerra Mundial y con la peor clase política.

En el discurso del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, sobre el Estado de la Unión a finales de septiembre de este año se abrió el debate sobre dotar a la Unión Europea de una voz única y eficaz. ¿Está unidad de los 27 podría contribuir a proteger y promover los intereses y valores de todos?

Por fin se atrevió Barroso, pero al día siguiente volvió a ponerse de rodillas ante el Consejo. El problema es que la crisis va a una velocidad de vértigo y aquí vamos a paso de carreta.

¿Qué papel juegan los BRICS en todo esto?

Nos están sustituyendo.


Futuro de la crisis en España

¿Conseguirá el equipo de Mariano Rajoy cumplir con los objetivos de déficit marcados en su campaña electoral?

Yo deseo que tengan un gran éxito, pero dudo mucho después de escuchar a Rajoy que conozca las dificultades por las que van a pasar. Los socialistas van a desaparecer, pero los problemas van a continuar porque no los trajeron los socialistas, ellos aplicaron las recetas que venían impuestas desde Bruselas, es decir, conservadoras, por lo que si Rajoy continúa con la misma receta; va a obtener los mismos resultados.

¿Se recortará en políticas sociales?

Si el PP no consigue que entremos en un ciclo virtuoso de crecimiento y empleo, no tendrá más remedio que tocarlas. Eso no dependerá de ellos. La solución no está en Madrid, la solución está en Bruselas o la perdición.

¿Cuáles serán las necesidades sociales del futuro?

Muchísimas. En 30 años se va a plantear un gran problema que tiene que ver con el envejecimiento general.  En el año 2050, la edad media de los europeos será de 55 años. Entonces, las necesidades del futuro van a estar muy ligadas a entender los ciclos de la vida de otra manera distinta. Europa necesitará mejorar sus capacidades de enseñanza, de crear un sistema social en el que se mantenga joven a la sociedad europea. En definitiva, tenemos que añadir vida a los años.  El principal problema será el envejecimiento de la población y la pérdida de competitividad de su modelo económico y, por tanto, la dificultad de sostener el Estado de bienestar. Las próximas generaciones están abocadas a un mundo muy complicado.

 

Extremadura

Ahora que ya se han celebrado las elecciones, ¿se conocerán los presupuestos regionales?

Tienen la obligación de hacerlo. Algún día el Presidente de la Junta de Extremadura tendrá que asumir sus responsabilidades. No va a estar toda la vida como los niños pequeños en el colegio, quejándose. Creo que no tiene razón en las cosas que dice, pero aunque tuviera razón, él tiene que gobernar y no tiene que echar balones fuera. Lo que tiene que hacer, es hacer frente a sus problemas y no quejarse tanto.

¿Cómo se ve desde Bruselas la situación que atraviesa Extremadura?

A Extremadura se la ve como una de las regiones geográficamente en la periferia de Europa, pero que ha realizado un esfuerzo inmenso por recuperar la distancia que existía. Se la ve como una región con graves problemas estructurales, por el peso de la agricultura y por la poca presencia de la industria, pero al mismo tiempo ha realizado un gran esfuerzo para llegar a la revolución científico-técnica. Todo eso se ha visto desde aquí con una enorme simpatía.

En octubre se conocían las propuestas de la Comisión Europea en materia de agricultura, cohesión y transportes, ¿en qué situación se encuentran dichas políticas en el Parlamento Europeo y en el Consejo?

No estamos solos y se comienza a librar una batalla bastante importante, porque los que estamos en la periferia con un sistema económico en el que tiene tanta importancia el sector primario, corremos el peligro de ser machacados por los que están en el centro. Nos encontramos  en los primeros capítulos de una situación compleja, en la que España está haciendo muy bien la tarea de sindicar las acciones de todos y de que todos vayamos en la misma dirección. España tiene aliados importantes en el sur de Europa y también en los nuevos países. Sin embargo, la palea va a ser difícil y aquí siempre se busca que nadie sea totalmente ganador, ni perdedor. Creo que obtendremos un resultado con el que nadie estará totalmente descontento. No habrá más remedio que hacer un compromiso con el que nos dejen vivir, pero que será exigente.

De continuar sin cambios la propuesta de la Comisión sobre la PAC, ¿en qué situación se encontrarían los agricultores extremeños a partir de 2014?

Se trata de una alternativa que es absolutamente rechazable, pero es un instrumento de negociación. Yo creo que no saldrá tal y como la plantea la Comisión, sin embargo, pensar que las personas van a cambiar está fuera de la realidad. Por su parte, los agricultores se van a encontrar con una situación nueva, es decir, van a tener que hacer frente al futuro con instrumentos diferentes y de la misma manera en la que los tabaqueros se encontraron en su día con la sustitución de la prima acoplada a la producción por distintos tipos. Pienso que esta clase de soluciones se verán en el futuro. Nos encontraremos con instrumentos más cualificados y con otras finalidades. La otra realidad es que la agricultura tradicional tendrá que ganar en competitividad y calidad. Los requerimientos del mercado van a ser más fuertes y esto se traduce en regiones como la nuestra en fórmulas nuevas, como por ejemplo la asociación para que la gente esté unida para producir, comprar o vender. También tenemos por delante otra reto que es comercializar y vender, no solo producir. Nuestros agricultores ya han hecho un gran esfuerzo de modernización, sin embargo, están desesperados porque los resultados no son los esperados, pero si no se hubieran modernizado; habrían muerto. El agricultor del presente tendrá que estar muy abierto al nuevo mundo, muy dispuesto a innovar, a ganar. En definitiva, Europa no tiene futuro si no es en calidad y en innovación, por lo que la agricultura tendrá que ir de la mano de una modernización y un cambio en la vida rural. Habrá que ganar muchas batallas.

Calidad e innovación, pero en la agricultura convergen diversos factores que ralentizan este avance, como los precios. ¿Cómo un agricultor medio puede hacer frente a todo lo que le piden desde Bruselas?

Es insufrible como se articulan los precios en el sector agrario. Aquí tienen un papel nuy importante que jugar, porque nadie les va a regalar nada a los agricultores, ni a ningún otro trabajador. Hay un poeta que dice que “la vida no hace regalos”. Entonces, en este mundo en el que la competencia es cada día más salvaje, haremos bien en saber que nadie nos va a regalar nada.    

Y al sector tabaquero extremeño, ¿qué momento le toca vivir?

Viven un momento dramático. Desde que llegué a Bruselas llevo siete votaciones agónicas y hemos ganado las siete, pero el problema está en que el día en el que perdamos una, se nos va definitivamente. Comprendo que la gente esté muy preocupada. Con respecto a los procedimientos que se han buscado para solucionar la crisis del pago acoplado, tienen que buscar una manera de solucionarlo.

Cambiando de tercio, con respecto a la política de transportes paneuropeos, ¿cómo ha quedado Extremadura?

En Extremadura no se ha entendido el debate ferroviario, que consiste en trabajar conjuntamente  con tres países (Francia, Portugal y España) y con tres modelos diferentes. Por mucho que diga José Antonio Monago no habrá un solo modo, porque aquí hay que trabajar con los transportes ferroviarios, con los transportes de viajeros y las carreteras. Está el Eje 16, pero vendrá en un segundo momento, primero va la malla global. Extremadura va a conectarse con los corredores europeos. No entiendo el escándalo y tampoco entiendo que tengamos encima de la mesa un mapa que tenemos que financiar y, sin embargo, no se está construyendo. Ese es el verdadero problema. Tienen que dejar de darle vueltas a soluciones complejas y pensar que la solución que se ha buscado es la más racional, porque es la que quieren los franceses, los portugueses y los españoles. No estamos solos.

En materia de cohesión, Extremadura va a ser la única región española que a partir de 2014 seguirá siendo considerada “objetivo 1”, ¿esto tiene una doble lectura?

Primero, nos viene muy bien coyunturalmente porque vamos a seguir recibiendo una financiación privilegiada, pero será el último periodo en el que estemos como una región de convergencia. Por lo que existe una necesidad de ser más responsables, más exigentes y no vivir siempre pensando que otros nos van a arreglar los problemas. Está bien que nos ayuden porque partimos de una situación muy mala, pero tenemos que aspirar a no vivir de las ayudas y pensar que un día se terminaran.

 

Cercas

¿Con qué imagen se queda de estos años como eurodiputado?

Uno de los momentos que más recuerdo es cuando recibí el apoyo del Parlamento Europeo para echar por tierra el proyecto del Consejo de cambiar la regulación de la jornada laboral. Ese día fue una gran victoria para el sindicalismo europeo. Una jornada en la que el trabajo realizado durante tres años cristalizó en la utilidad del Parlamento Europeo. También tengo otros muchos recuerdos, por ejemplo por Bruselas han pasado más de 1.500 extremeños, precisamente esta semana vienen estudiantes, sindicalistas, agricultores, jóvenes de la región. Son momentos de una enorme satisfacción, en los que estoy con mis paisanos y les enseño el Parlamento. También recuerdo importantes batallas, como la del tabaco en el años 2003. Creo que no soy el mejor diputado, pero tampoco soy el peor de esta casa.

Este será el último mandato de Cercas en Europa.

Felipe González habla del optimismo de la inteligencia porque así se puede comprender y cambiar la realidad, sin embargo, no se puede ser optimista de la voluntad ante tanta falta de compromiso con la suerte de los demás, ¿usted comparte este pensamiento o tiene su propia impresión sobre la intención de las personas?

Creo que cuando uno se va haciendo mayor, se da cuenta de que Rousseau no tiene razón y el hombre a veces no es tan bueno. Pienso que no hay que ser ingenuo, y por eso me quedo con la frase del filósofo, político y periodista, Antonio Gramsci que hablaba del pesimismo de la inteligencia y el optimismo de la voluntad. Sigo conservando esa voluntad para intentar cambiar las cosas y más en estos momentos.

¿Libertad de expresión y libertad de prensa?

“El periodismo de calidad hace que los ciudadanos sean más conscientes, los gobiernos más transparentes y la sociedad más democrática”. Una frase que pertenece al manual El Periodismo como Bien Público editado en Bélgica por la Federación Internacional de Periodistas.

Hace una semana los medios internacionales llevaban a sus portadas un nuevo ataque contra un semanario francés por criticar los comicios en Túnez (Le Soir, periódico belga de mayor difusión). La revista Charlie Hebdo fue incendiada tras publicar una caricatura de Mahoma celebrando la victoria islamista. No es la primera vez que esta publicación vive un hecho de semejante envergadura. En 2006 recibió amenazas y fue denunciado por injurias religiosas. En esta ocasión, le absolvieron en primera y segunda instancia al considerar que las caricaturas que reprodujeron del periódico danés Jyllands-Posten no atacaban al islam, sino a los integristas.

Desde su existencia los medios de comunicación han estado expuestos a la atenta mirada de quien ostenta el poder, pero, quizás, el respeto a la ética periodística se ha visto debilitado progresivamente debido a esta crisis de larga duración en la que han caído todos los sectores productivos. Recortes de plantilla que repercuten en la calidad del producto final.

Con motivo del décimo aniversario de los atentados del 11-S asistí en Bruselas a una conferencia sobre Periodismo y Terrorismo en el Residence Palace, edificio que alberga a la mayoría de la prensa internacional. En esta cita se habló del papel que ha jugado el Periodismo en esta última década. John Nichols, periodista de The Nation, dijo que “lo único que estamos creando es una falta de equilibrio por dejar fuera de juego al Periodismo, mientras tanto lo único que recibimos es propaganda, algo que es muy peligroso para generar debate”.

En esta línea, animó a los profesionales de este mundo a seguir luchando y restaurar el Periodismo y que no sean los responsables políticos los únicos que alcen la voz. Por su parte, Dunja Mijatovic, representante de la OSCE para la libertad de los medios advirtió que “vivimos en una realidad que hace que la libertad de expresión se quede en el cajón del olvido, además desde los ataques del 11-S en muchos Estados gobierna el miedo, existe una necesidad de libertad”. Dujan se preguntaba por qué esta profesión sufre tantos ataques, en definitiva, amenazas en los recortes de la libertad de expresión y el libre ejercicio del periodismo.

En esta misma conferencia participaron también diferentes periodistas que habían sido amenazados directamente por un grupo terrorista, es el caso del colaborador de EL País, Antonio Elorza que a principios de los años 90 tuvo un problema cuando denunció el terrorismo de Estado del gobierno de Felipe González, entonces ETA lo situó en su punto de mira y tuvo que vivir, durante una época, acompañado de protección policial. Para Elorza el atentado del 11-S en España no ha generado una limitación de las libertades fundamentales debido a la experiencia que la sociedad española tenía con la banda terrorista, sin embargo, “el impacto más importante ha sido la colaboración más estrecha que se ha establecido con la policía francesa”.

No fue el único que contó su experiencia, Hervé Ghesquière, periodista de France3, fue secuestrado durante un año y medio por un grupo de talibanes mientras ejercía su trabajo en Afganistán.  Giuliana Sgrena, periodista italiana fue secuestrada en Irak. Para ella, uno de los efectos que ha dejado a su paso los atentados de Nueva York es que la seguridad se ha convertido en prácticamente una obsesión. “Desde esta fecha nos convertimos en sospechosos incluso los propios periodistas”, afirmó Sgrena, quien relató cómo ella y sus compañeros vivieron un clima de confusión cuando los periodistas comenzaban a trabajar acompañados de las fuerzas armadas, una forma de control y censura. “Desde 2003 los periodistas se han convertido en objetivo de las fuerzas armadas y de los propios terroristas, ahora tenemos una visión parcial de los acontecimientos”.

El testimonio de Sami Al Haj fue sobrecogedor. Este periodista de la cadena Al Jazeera fue prisionero en Guantanamo durante 6 años y describió una a una las torturas a las que fue sometido durante este tiempo. Por otro lado, Moaiad Al Lami, presidente del sindicato de periodistas iraquíes, narró cómo ha cambiado la situación de los periodistas desde la ocupación de 2003. “Durante el régimen no había un espacio para la libertad de expresión, los periodistas podían enfrentarse incluso a la pena de muerte, sin embargo, después de 2003 nos encontramos en una situación mucho peor”. Un ejemplo de ello es que a partir de 2006 los corresponsales internacionales salieron del país y las agencias trabajaban con periodistas locales.

Después de haber vivido lo que han vivido y haber visto lo que han visto, por ejemplo, el periodista de la cadena francesa, Hervé Ghesquière volvería al campo de batalla para informar de lo que ocurre realmente, en este caso, en Afganistán.

Control, censura, autorregulación…conceptos que siguen resonando en la actualidad. El secretario general del sindicato de periodistas de Irlanda, Séamus Dooley avisó de que “cuando hacemos nuestro trabajo desde la mirada de la  autocensura, dejamos de ser periodistas”. Dooley reconoció la importancia que ha tenido el diálogo en el camino para reconquistar la paz en su país.

No obstante, para el redactor jefe de Caucasian Knot el periodista no es el único culpable, sino que “la autocensura también tiene que ver con la falta de interés por saber por parte de la ciudadanía”.

Cuestiones, en definitiva, vitales para el libre ejercicio de la profesión.

La voz de los indignados extremeños se escucha en Bruselas

“Nunca lamentar. Y si queremos expresar la derrota que nos ataca a todos tiene que ser en los confines estrictos de la dignidad y de la belleza. Así que ya tenía una voz, pero no tenía el instrumento para expresarla”. Esta declaración forma parte del discurso que improvisó el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, Leonard Cohen, durante la ceremonia de entrega de los reconocimientos.

Cohen finalmente encontró su instrumento, pero el movimiento de los indignados, que ya se ha extendido por todos los rincones de la sociedad internacional, continúa buscando ese instrumento que garantice y fortalezca su voz. El pasado 15 de octubre, de forma simultánea, miles de indignados  se echaron a la calle, una vez más, para manifestar su rechazo contra el actual sistema de gobernanza mundial. En las principales ciudades de occidente se pedían respuestas inmediatas para cambiar aspectos económicos, políticos y sociales.

La estación norte de Bruselas se convirtió en el punto de partida  de una manifestación que discurrió por las principales arterías de la capital de Europa. Miles de indignados franceses, belgas, holandeses, italianos, españoles…todos se unían para exigir cambios. Entre los españoles, encontré a dos extremeñas, concretamente, Nieves y Mamen son de Villanueva de la Vera. Viajaron desde Cáceres para sumarse a los indignados españoles que partieron de Sol a mediados de agosto y que casi dos meses después “conquistaron” el parque Elisabeth en Bruselas el pasado 8 de octubre.

Tanto Nieves como Mamen han participado en cada una de las manifestaciones que se han sucedido en España desde que se iniciara este movimiento en el mes de mayo. “Lo que está sucediendo hoy es fantástico”, me comentaba Mamen mientras se vislumbraba a lo lejos el edificio de la Comisión Europea.

La de Bruselas fue una marcha tranquila, pacífica, reivindicativa e, incluso divertida, en la que se pudo ver entre los manifestantes a parlamentarios europeos. Uno de los momentos, quizás, más significativo del grupo de los indignados españoles fue cuando se detuvieron ante el edificio de la Representación Permanente de España ante la Unión Europea (REPER). Allí se pudieron escuchar consignas del tipo: “No hay pan para tanto chorizo” o “Luego diréis que somos cinco o seis”. La verdad, es que conforme la marcha iba avanzando, ésta se iba haciendo más numerosa, también la presencia policial, aunque afortunadamente no hubo que lamentar ningún disturbio.

La presencia de los medios también fue cuantiosa, tanto es así que en el tramo final de la manifestación, en el parque Cinquantenaire, se dieron cita una treintena de medios de comunicación.

El Cinquantenaire fue el punto y final de la jornada. Este parque emblemático de la ciudad, muy próximo al epicentro de las instituciones europeas, se convirtió en escenario de asambleas y de acampada para algunos. Esa misma noche, la policía los desalojaba de la antigua universidad católica en la que habían pernoctado durante los últimos días.

Próximo destino: Grecia

El país heleno, sumido en una huelga general continua y sometido a la atenta mirada de la troika, puede convertirse en el próximo destino del movimiento de los indignados europeos. Una idea que dejo de flotar en el aire para tomar forma en palabras de algunos indignados, entre ellos, Nieves y Mamen.

Mientras tanto, Grecia sigue adelante con la intención de celebrar un referéndum para que los griegos opinen sobre el segundo rescate alcanzado en el Consejo Europeo celebrado a finales de octubre. El primer ministro griego, Yorgos Papandreu, está cansado de las directrices impuestas por los líderes por excelencia de la Unión Europea, es decir, Merkel y Sarkozy.

El presidente de la República Francesa inmerso en una lucha de poder, está dejando a un lado las elecciones francesas que se desarrollaran durante el primer semestre de 2012. No obstante, al frente de la oposición se encuentra un François Hollande rejuvenecido y al que las encuestas dan confianza en su camino hacia el Palacio del Elíseo.

20-N

La cita de los españoles con las urnas está a la vuelta de la esquina y los candidatos políticos deben de estar mareados entre tanta presentación, viaje, promesa y floritura. Sin embargo, no pierden el tiempo en echarse la culpa unos a otros y mientras tanto, los votantes tienen su voto más que decidido. El único resquicio de duda reside entre los indecisos, un sector de la población que en las pasadas elecciones autonómicas le dieron a IU un gran impulso que le permitió estar en primera plana.

“Supongo que en el camino que resta a las elecciones, las organizaciones más de izquierda moverán ficha” me aseguraba Mamen el día de la manifestación de los indignados. Un movimiento que algunos partidos intentan utilizar como instrumento para captar esa parte del electorado que aún no sabe muy bien por quién decantarse. Sin embargo, Mamen insistía en que un movimiento apolítico como el de los indignados no entra en el juego de la actual estructura política española. “Ahora mismo tenemos un dilema”, me afirmaba.

La fecha se acerca, pero para los que residen en el extranjero el plazo para solicitar el voto por correo ha caducado. El 22 de octubre fue el último día. Precisamente, apure hasta el último momento para ir al Consulado de España en Bruselas. En la página web indicaba que la oficina cerraba a las 12 del mediodía,  así que entre carreras llegué a tiempo. Pero no echaron el cierre a esa hora, sino que ese sábado cerraron a las cuatro de la tarde y no me extraña porque el goteo de personas era continuo, pero lo que más me llamó la atención es la edad de los solicitantes, la inmensa mayoría inferior a los 35 años.

Gente joven, para algunos incluso será la primera vez que voten, pero ninguno quiso desaprovechar la oportunidad de participar activamente en las próximas elecciones del 20 de noviembre.

Hace unos años, la concienciación social era menor, hoy los jóvenes toman ese impulso que la sociedad necesitaba para encabezar una llamada de atención a los líderes políticos que mucho prometen durante la campaña electoral, pero que, muchas veces, todo queda en el olvido.

En Argentina, los jóvenes son la verdadera voz y el verdadero instrumento de un cambio, el iniciado por el fallecido Néstor Kirchner y con cuyo legado prosigue su mujer y actual presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

Mamen me decía que “la gente mayor que habíamos formado parte de algunos partidos políticos, organizaciones…estábamos muy desconcertados, porque todo se estaba desintegrando”. Ahora, el movimiento de los indignados ha sacado a flote ese malestar general por la forma de hacer las cosas y esa sublevación ante el poder económico.

¿Cambio o continuidad?

Algunos políticos, como el vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, afirman que aquellos que se muestran partidarios de la continuidad son “idiotas”, aunque después se apresuren a pedir disculpas. Idiotas o no, todos tienen derecho a elegir y a equivocarse, muchas veces de los errores se aprende.

No obstante, España se encuentra sumergida en un proceso de cambios impuestos o no por la Unión Europea. Ahora es tiempo de observar y también de mover ficha.

Bruselas celebra el Día de Extremadura

Los lazos regionales están muy marcados en la Unión Europea, una cuestión que se materializa en el Comité de las Regiones y que, precisamente, hoy, se convierte en el escenario de encuentro entre su presidenta, Mercedes Bresso, el presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, y otros líderes autonómicos. Tras esta recepción, Monago mantendrá un almuerzo de trabajo junto al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y ocho presidentes regionales en el Parlamento Europeo.

Después de esta maratoniana ronda de presentaciones e intercambio de impresiones de carácter regional, la Oficina de Extremadura en Bruselas, a partir de las 6.30 de la tarde, se convierte en el punto de encuentro para muchos extremeños que residen en la capital de Europa y que se encuentran desarrollando su vida profesional en esta ciudad belga.

Hace ya algunos años que no celebro un Día de Extremadura en mi región o rodeada de extremeños. Este año, pude seguir los actos previos a este día a través de la retrasmisión en directo de HOY.es y hoy, 10 de octubre, casi un mes después, celebro junto a los extremeños que residen en Bruselas el Día de Extremadura, como dice el refranero español: “nunca es tarde si la dicha es buena…”

 

Felicidades.

Europa debate sobre el marco financiero 2014-2020

Los 27 Estados miembros han comenzado las negociaciones en el marco de la política Regional Estructural, o lo que es los mismo, en materia de política de Cohesión, que junto a la Política Agraria Común representan más del 60% del presupuesto de la Unión Europea para el marco financiero 2014-2020, según la propuesta de la Comisión Europea. Un acuerdo que se atisba difícil, pero que debe estar cerrado para finales de 2013. La semana pasada se presentó el paquete de cohesión y mañana le toca el turno a la PAC.

Durante el mes de diciembre se celebrará el próximo consejo de la UE, en el que cada Estado miembro deberá aportar cuestiones técnicas y mostrar un posicionamiento político sobre el nuevo marco financiero plurianual. En estos momentos, España no tiene definida su postura global, aunque en materia de cohesión y agricultura continúan con una visión tradicional.

La crisis financiera vuelve a teñir, otra semana más, la actualidad internacional. Los parqués vivieron nuevas caídas, todo ello contagiado por el estancamiento del crecimiento en los países avanzados, el temor a las consecuencias de una suspensión de pagos en Grecia o la desconfianza generalizada que existe ante los devaluados títulos de deuda pública en la banca europea. Por su parte, los ministros de Economía del G-20, reunidos en Washington a finales de septiembre, posponen hasta el mes de noviembre la adopción de nuevas medidas, sin embargo, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, considera que la probabilidad de otra recesión crece día a día.

Bienvenue

Bienvenidos a esta parada en Bruselas con cierto sabor extremeño. Soy una periodista nacida en Badajoz, aunque mis raíces se sitúan a unos 17 kilómetros de la ciudad pacense, en Talavera la Real. Mi infancia y mi juventud la he pasado en este municipio extremeño de unos 7.000 habitantes, aproximadamente, aunque los últimos siete años he vivido en Sevilla. Un motivo me guió hasta la capital hispalense: mis estudios. La Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla se ha convertido en una casa de aprendizaje, conocimiento y crecimiento personal y profesional. Recuerdo mi primer día de clase. Estaba en el turno de tarde y allí empecé a conocer a mis primeros compañeros de universidad, con ellos compartía muchas cosas, pero, sobre todo, las ganas de iniciar un camino hacía el intrépido mundo del Periodismo. Hoy, esos compañeros y todas esas personas con las que he compartido momentos importantes; se han convertido en grandes amigos imposibles de olvidar. Cada uno tiene un perfil, una forma de ser y de actuar, y todos podemos compartir puntos de vista distintos.

Tras finalizar mis estudios de Periodismo en 2009, la cartuja continúo siendo mi casa de acogida. En este caso, unos metros separaban mi antigua facultad de la Confederación de Empresarios de Andalucía, allí realice un postgrado en Dirección Económica Financiera y mientras desarrollaba las prácticas en la sección de economía de El Correo de Andalucía, una llamada cambió mi destino. Me confirmaron que mi preinscripción para el máster oficial de Relaciones Internacionales organizado por la Universidad Pablo de Olavide y la Universidad Internacional de Andalucía había sido admitida. En noviembre de 2010, comencé a dar mis primeros pasos en el ámbito internacional, aunque siempre desde un punto de vista muy teórico. Recorrimos el mundo árabe, Iberoamérica, los países del mediterráneo y Europa desde una perspectiva histórica, económica, geográfica, cultural, legal e internacional.

Casi un año después, me encuentro en la capital de Europa, Bruselas, realizando las prácticas de dicho máster. Aterrice el 29 de agosto. Tuve mucha suerte. Por determinadas circunstancias, vivo en el barrio europeo, en el corazón de Europa. En cinco minutos llego a la oficina y en siete a la Comisión Europea, en rue de la Loi.

 

De Extremadura, echo muchas cosas de menos. Mi familia y tener la posibilidad de visitar alguno de sus emblemáticos rincones, también de Sevilla, pero, de momento, aquí, me encuentro muy bien. Tengo por delante una gran oportunidad que quiero aprovechar.

Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.