Hoy
img
Fecha: noviembre, 2017
Sonría, por favor
José María Fdez Chavero 28-11-2017 | 11:03 | 0

sonrisa

La sonrisa es esa expresión del rostro que resume y transmite infinidad de emociones, pensamientos. Nos abre las puertas para salir al exterior y para que éste entre en nosotros. Comparte intimidades, sensaciones, ideas y creencias con la sensibilidad y grandeza de saberse humano.

La que más complicidad me produce es la sonrisa transparente, la que nos muestra la paz interna de la persona. Es la sonrisa espontánea, sencilla, natural, sin controles de ningún tipo. Crea una aureola de serenidad y de alegría a su alrededor y tiene el poder de conectar con el otro. Es la sonrisa que despierta vida y genera bienestar.

Un claro ejemplo es la de esta joven adolescente, Andrea, que tengo la satisfacción de conocer y que nos deja entrever la grandeza de toda una familia.

Tenemos la sonrisa auto protectora. Es muy necesariapara protegernos del exterior, salvaguarda nuestra intimidad que no desea ser compartida y se somete a las leyes más estrictas de la confidencialidad, del secreto. Es forzada,social y muy terapéutica. Nunca es falsa, aunque sea fingida. No pretende engañar, si desviar al atención.

También está la que comparte con la propia mirada la complicidad del engaño. Es la que tergiversa, confunde y genera desconfianza. Es la que esconde la maldad, el deseo de hacer daño.

Las dos primeras de maneras diferentes y necesarias enriquecen al ser humano. La primera lo hace crecer en bondad y santidad, la segunda en sociabilidad aún en las dificultades de la vida. Sonriamos más y nos sentiremos mejor.

La tercera forma parte de ese entramado neuronal que nos lleva al egoísmo y a la nebulosa de la falsedad y que dejamos para otro momento por no enturbiar la hermosa sonrisa que da color a esta breve reflexión.

Ver Post >
Educación digna para todos ¡YA!
José María Fdez Chavero 24-11-2017 | 10:15 | 2

educacion-digna-horizontal

Aparece la página “Educación digna para todos ¡YA!” que recoge el sentir de un grupo de padres y de madres sobre la educación. Es una página de encuentro, en la que cabemos todos, dispuesta a dialogar y a pedir hasta la exigencia, si fuera preciso, una educación digna y adaptada a las necesidades de los estudiantes para que no haya estudiantes de primera, segunda, e incluso, tercera categoría.

Cierto que atrás quedaron las maneras lastimeras y eternamente infantiles de tratar a las personas con menos capacidades intelectuales. Ya se suprimieron las puertas cerradas de los centros asilares en los que pasaban casi toda la vida vagando por largos pasillos y reducidos patios. Se abrieron las propias casas para que salieran al mundo a compartir sus días, a formarse y estudiar, a disfrutar de cumpleaños, pasear por los parques, bañarse en las piscinas y gozar con las películas de cines. Nos convencimos de que las calles también son de ellos.

En España, en Extremadura, todos los niños tienen el derecho y la obligación de acceder al sistema educativo. Se inicia con los tres años de la enseñanza infantil, para continuar con los seis de la primaria y se completa con los cuatros de la llamada enseñanza secundaria obligatoria, más conocida como ESO. Nos guste o no, así está establecido mientras no se cambie de nuevo. La inmensa mayoría de niños y adolescentes tienen una formación reglada obligatoria. Hay una minoría a la que se le hará una serie de adaptaciones curriculares para adecuar contenidos y metodología, que deberíamos evaluar para mejorar.

Ahora bien, si analizamos con detenimiento este sistema educativo en lo referido a los estudiantes que precisan adaptaciones hemos de afirmar que es un sistema educativo incompleto e injusto, porque las adaptaciones no siempre responden a las necesidades y también porque son insuficientes.

Es cierto que se ha mejorado en las últimas décadas, pero quedarnos en la autocomplacencia supone empobrecimiento y es lo que está sucediendo actualmente con la educación de los alumnos que precisan adaptaciones y que tienen necesidades educativas especiales.

Ver Post >
El NO y las manadas
José María Fdez Chavero 21-11-2017 | 8:57 | 0

no

No” es una palabra de dos letras y un único significado que se puede traducir con diferentes expresiones: no quiero, no me apetece, para nada, déjame y no insistas, eres un pesado y esto sin acudir a otras formas que pudieran herir la sensibilidad de alguien… Formas diferentes para un único significado: NO.

El “NO” no quiere decir: insiste hasta que me canse y te diga que sí, es la manera encubierta que tengo de decirte sí, te he dicho no pero la verdad es que sí… Repito una vez más: el No significa No. Y esto en todas las áreas, lugares y aspectos de la vida: en los colegios, en los lugares de trabajo, en las Iglesias, en las calles…en la política, en la vida familiar y de pareja, entre amigos y compañeros, también entre desconocidos, en cualquiera de las comunidades.

El problema no está en esa palabra monosilábica del NO, el problema se encuentra en el receptor de la misma, ya sea sujeto individual o grupal. Cuando el receptor es una manada entonces pierde el significado y pasa a significar lo que la masa anónima, irracional, impulsiva y a merced de los instintos más primarios se les ocurre que significa. Eso ocurrió en la Alemania Nazi, interpretaron que el NO de millones de seres humanos significaba que deseaban la muerte, o en los maltratos cuando el maltratador interpreta el No como manifestación de júbilo y de felicidad o en lo sucedido en los casos de violaciones de una chica por una manada de seres que dejaron de ser humanos para convertirse en manada.

La manada puede ser pacífica o violenta, tranquila o inquieta, lo que no puede ser nunca es racional y sensata. Si queremos que los miembros amorfos difuminados recuperen la conciencia y su capacidad de raciocinio, lo primero que se debe hacer es individualizarlos de nuevo, es decir, separarlos para que desaparezca el contacto entre ellos. Lo segundo es mantenerlos así durante tiempo, en un lugar sereno y tranquilo en donde encuentren momentos y silencios para la reflexión de lo sucedido y para que puedan recuperar el equilibrio racional y emocional, si es que alguna vez lo tuvieron.

Cuestionar a la víctima de la manada, ya sea niño maltratado, mujer asesinada, joven violada…es el primer signo de estar bajo los efectos de otra manada, la de los seres humanos violentos e irracionales que tanta fuerza y presencia han tenido y tienen a lo largo de la historia.

Dedico estas líneas y mis mejores deseos de que sean felices a todas las víctimas de manadas y de seres irracionales.

Ver Post >
Salgamos a las calles
José María Fdez Chavero 17-11-2017 | 11:28 | 0

descarga

Tenía la idea de sacar esta reflexión el día 3 de diciembre que es el día que nos han asignado aquellos que no saben lo que queremos. Dicen que es el día internacional de la discapacidad y no soy discapacitado, soy como soy, por eso esta reflexión la saco hoy y me niego a hacerme eco de ningún día discriminatorio. Gracias por darnos un día, pero los queremos todos.

Salgamos a las calles porque somos libres y con el derecho a hacerlo para gritar a los cuatro vientos que me quiero como soy y estoy feliz de ser así. Salgamos a las calles para sentarnos en una terraza a tomar algo o para ir a comprar lo que necesitemos o para coger el autobús que nos lleve al cine o a la pista del polideportivo.

Salgamos a las calles desde donde dirigirnos a las aulas del colegio o del instituto o de la universidad, del centro educativo que queramos y podamos por nuestros intereses y posibilidades. Caminemos por donde queramos, recemos si así lo sentimos, bailemos en las salas de fiestas, riamos en los parques o cantemos un cumpleaños feliz de algún amigo. Dejemos que nuestro corazón, nuestra mente y espíritu se enamoren y se ilusionen con otra persona. Miremos las tiendas para entrar y leamos las cartas de menú para pedir lo que nos apetezca.

Salgamos a las calles para apuntarnos al paro, para solicitar trabajo, para dirigirnos al empleo ganado con nuestros esfuerzos. Vayamos a los colegios electorales a ejercer nuestro derecho arrebatado al voto. Curiosa la preocupación de que seamos manipulados y no atienden a tanta manipulación como han padecido los pueblos a lo largo de la historia y en la actualidad.

No etiquetemos, ni valoremos con tanta superficialidad a los demás y exijamos que nos traten de igual manera. Yo soy un ser humano, hombre o mujer, con mis sueños e ilusiones, con miedos y dificultades, con deberes a cumplir y derechos a disfrutar, con familiares y amigos, con muchas positividades y algunas negatividades, con capacidades y deficiencias…como tú. No soy más que tú pero tampoco menos. No me das pena y yo tampoco quiero darte pena. Te respeto en lo que eres y quiero que me respetes en lo que soy.

Salgamos a las calles para volver a entrar porque en la vida se sale y se entra. Acompáñame en esta hermosa aventura de la vida y yo te acompaño, como dos seres libres que desean ser felices.

IMG_20170410_092930

Ver Post >
Discrepar debe enriquecernos
José María Fdez Chavero 14-11-2017 | 10:15 | 0

discrepar

Discrepar según la Real Academia de la Lengua significa “no estar de acuerdo una persona con otra en un determinado asunto” y “no estar en armonía o correspondencia con otra”. Son infinitos los temas en los que podemos discrepar, al igual que son muchas las razones para ello. Nos diferenciamos en nuestros pensamientos, en las ideas y creencias. Percibimos la realidad de forma propia porque nuestros intereses, de alguna manera, condicionan el trabajo de nuestros sentidos. Es lógico que el análisis y reflexión que realizamos de los diferentes aspectos de la vida conlleva la subjetividad que los hace algo, o totalmente, diferentes.

Discrepamos por las emociones y los gustos. Siento frío cuando tú puedes estar estupendamente y ambos llevamos razón porque es lo que sentimos cada uno. Me gustan determinados colores y a ti te gustan otros, y también en comidas y ciudades y equipos de fútbol. En la discrepancia se encuentra uno de los motivos por lo que existe la variedad en el mundo. Si a todos nos gustase el azul nos encontraríamos sin el rojo o el verde; si solo viéramos los partidos de un determinado equipo, al poco tiempo desaparecía ese deporte porque no se podría mantener económicamente.

Discrepamos en el comportamiento, en las conductas y aficiones. Yo practico el senderismo y tú juegas al tenis; yo leo libros de historia y tú novelas románticas; yo disfruto paseando por las calles de mi pueblo y tú por las calles de las grandes ciudades… la grandeza de la variedad nos convierte en seres increíbles y grandiosos.

Discrepar nunca nos debe dar miedo ni nos debe hacer desconfiar de la otra persona. Discrepar nos lleva al diálogo, al debate, a las diferencias y a los matices. Nos hace avanzar en el análisis y en sus conclusiones. Nos abre a la multiplicidad, a la variedad y a las diferencias y similitudes. Nos da la posibilidad de ser más tolerante y cuidadosos con lo que decimos y con el cómo lo hacemos.

Discrepar no se debe hacer desde la imposición, ni desde la intolerancia del que aplasta al otro, ni del que silencia al diferente, ni desde el chantaje en cualquiera de sus versiones. Utilizar a los hijos, a los menores para imponer criterios personales nos desautoriza y nos deshumaniza.

Discrepar tiene unos requisitos que siempre se han de tener en cuenta: el respeto a las normas previamente establecidas y a los acuerdos llegados; el deseo de avanzar y mejorar la convivencia y que las minorías también existen para ser tenidas en cuenta. Discrepar ha de tener siempre en la base de su existencia el acuerdo del respeto y que si hemos de separarnos lo hagamos desde la grandeza de seguir creciendo ambos.

Esto se puede aplicar en cualquier ámbito de la vida privada y pública: familiar, de pareja, política, etc. Deseo profundamente que el discrepar nos enriquezca y nos convierta en personas más tolerantes e inteligentes. Nunca olvidemos que en la similitud y en las diferencias está la riqueza y siempre comenzar por los sectores con más necesidades.

logo

Ver Post >
La solidaridad, la tolerancia y la justicia son valores imprescindibles para lograr una sociedad mejor para todos. Somos ciudadanos del mundo con el derecho a vivir y a ser respetado. Este blog quiere ser lugar de encuentro entre la Psicología y la Vida de todos los que lo deseen. Es posible hacer un mundo más justo.