Hoy
img
A los Reyes Magos, a todos
img
José María Fdez Chavero | 06-01-2018 | 08:45


reyes

La primera reflexión de este estrenado año no podía ser otra que la carta a  los Reyes Magos,  a nuestros mayores. La escribo con una gran pena, la joven Diana Quer ha muerto porque otra persona, presente estos días en todos los informativos y medios de comunicación, la ha matado.

Les pido a los Reyes Magos que nuestra inteligencia y nuestra capacidad de justificar hasta el infinito no nos confunda. Los culpables no son la chica que paseaba a esas horas por las calles, como tampoco lo es el gato que se cruzó en el camino de esos violentos insensibles que le introdujeron un petardo en el interior de su boca y lo hicieron explotar. Como tampoco son los culpables los árboles que comienzan a arder porque alguien ha encendido fuego debajo de ellos, ni lo son los niños asesinados por nacer en el seno de una familia desestructurada, ni la persona, casi siempre mujer, que se enamoró de un ser violento.

Mi segunda petición es que sea un año en el que la economía siga creciendo y mejorando el nivel de vida de España y de todos los españoles y residentes, comenzando por las familias y personas con más necesidades. Esa será una de las claves para asegurar el gran logro de la sanidad universal y gratuita, las jubilaciones y las prestaciones sociales, las pensiones de nuestros mayores.

Mi siguiente petición ya estaba, de alguna manera en la primera, pero por si acaso no la he dejado muy clara. Pido a los Reyes Magos que las violencias en cualquiera de sus infinitas versiones, con especiales menciones a la de género y a la infantil, sean erradicadas y sustituidas por una buena convivencia entre las personas.

No podía faltar en mi carta la petición por una educación digna para todos, en la que los fracasos escolares, la indecencia y la intolerancia sean cambiados por un nuevo estilo de educación basada en valores, con especial presencia del respeto, la calidad, la templanza y el esfuerzo. La ética ha de iluminar los procesos de toma de decisiones en todos los aspectos de la vida. Deseo que nos llegue una educación que prepare a nuestros estudiantes para la vida social y laboral. Dios quiera que pronto tengamos el título de secundaria para los estudiantes que superan sus adaptaciones curriculares y una formación profesional adaptada.

Termino mi carta pidiendo capacidad de diálogo de uno consigo mismo, con los demás, y también a nivel de las instituciones y entre las comunidades autónomas para que los muchos pueblos de la geografía española puedan seguir creciendo desde lo común y desde la especificidad. Tan importante es fomentar los aspectos comunes como favorecer las diferentes expresiones individuales, con el denominador común de que sirvan para mejorar y nunca para empeorar. Qué necesario es la paciencia y la prudencia en estos temas de los intereses particulares y grupales.

Mis queridos Reyes Magos, nunca dejéis que pierda la magia de la utopía y del deseo de que se transforme en algo real.

 

 

La solidaridad, la tolerancia y la justicia son valores imprescindibles para lograr una sociedad mejor para todos. Somos ciudadanos del mundo con el derecho a vivir y a ser respetado. Este blog quiere ser lugar de encuentro entre la Psicología y la Vida de todos los que lo deseen. Es posible hacer un mundo más justo.