Hoy

img
Etiquetas de los Posts ‘

alcohol

Nueva pirámide alimentaria de la SENC-2016
Francisco Carramiñana 13-04-2017 | 9:05 | 0

Recientemente se ha actualizado la Guía alimentaria para la población española  de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), publicada por primera vez en 1994 , renovada en 2001 y que ahora se renueva (diciembre, 2016)  basada en la mejor evidencia científica disponible, aportando una nueva pirámide de alimentación saludable.

 

Fundamentalmente nos sirve para recordar y recalcar la necesidad de una alimentación saludable en la que no puede faltar (base de la pirámide) realizar “actividad física de intensidad moderada“, equilibrio emocional, un balance adecuado entre los alimentos ingeridos y la energía gastada, utilizando formas de cocinar saludables ajustadas a las costumbres familiares y locales, e hidratarse adecuadamente a lo largo de todo el día (+ de 2,5 litros al día).

De la actividad física recomiendan realizar al menos 60 minutos al día, o su equivalente de 10.000 pasos diarios (como mínimo), en ejercicios como salir a pasear, montar en bicicleta, nadar,… durante al menos 20 minutos seguidos. Hoy día es fácil medir los pasos dados en el día con un sencillo podómetro, un reloj inteligente (Apple watch o Smart watch) o deportivo (Polard, Garmin, )  o con alguna aplicación del móvil (Esporti Masters, RuntasticRunKeeper,… que podéis consultar en el blog “Correr para vivir” y en este blog SpT: aplicaciones móviles). Hoy día lo habitual es hacer ejercicios y utilizar alguno de estos dispositivos para registrar, analizar los datos o compartir con otros deportistas, amigos, en pruebas deprotivas, ….

Destaca la introducción en la base de la pirámide de los aspectos emocionales, que pueden influir en la forma de alimentarse, desde el momento de realizar la compra hasta el momento de comer, en que sentimientos negativos (enfado, estrés,..) nos pueden inclinar a elegir alimentos “menos saludables” o tomar más cantidad de una forma inconsciente. En la guía nos hablan de la llamada “Alimentación consciente” como una forma de tratar los problemas alimentarios y promover una relación más saludable con la comida. También dan importancia al entorno familiar, donde se inicia el aprendizaje emocional en el proceso de la alimentación. En el equilibrio emocional una parte importante es como cuidamos nuestro sueño, existen muchos estudios que han valorado como la duración y la calidad del sueño se relaciona con mayor riesgo de obesidad, aumento del porcentaje de grasa corporal y de peso a lo largo de los años) (ver en este blog SpT: Cuida tu sueño y prevenir la obesidad y la diabetes ).

Los siguientes niveles de la nueva pirámide recogen las recomendaciones sobre una alimentación equilibrada, similar a la dieta mediterránea, en que la parte de hidratos de carbonos se debe basar en alimentos integrales variados y en cantidades moderadas ajustadas a la actividad física. Recalca la importancia de estos dos aspectos: “integral” (cereales de grano entero o de arroz, pasta, pan integral,…) y “moderado”; sin duda el abuso de productos con azucares refinados (pan blanco, bollería industrial,…) es responsable en gran parte de la epidemia de diabetes y obesidad en el mundo occidental y los países en vías de desarrollo. Sobre las frutas, recomiendan tres piezas al día que para mejorar su aceptación y consumo, cuando hay problemas, se pueden ofrecer de forma sugerente y atractiva, variadas, peladas y troceadas. Dos raciones de verduras y hortalizas, una de ellas en crudo, nos ayudaran a cumplir el eslogan de “5 al día”.

Dos consejos respecto al consumo de nuestro “Aceite Oliva”, que sea “virgen extra” y “de extracción en frio”, sin distinción de la variedad de aceituna y mejor si es del año siguiente al de la recolección de la aceituna. Para ello nos debemos acostumbrar a leer el etiquetado de los alimentos, como también recomiendan en la guía (y recientemente en la anterior entrada al blog SpT), en el que debe figurar que el procedimiento de extracción es sólo mecánico.

Etiqueta de Aceite de oliva virgen extra

Nuestra cultura y recetario de cocina tradicional nos ofrecen una gran variedad de formas de consumir proteínas procedentes de animales (carnes magras, aves, pescados, huevos) o de origen vegetal (principalmente legumbres y frutos secos). Como opción más saludable nos recomiendan las carnes blancas cocinadas con poca grasa y servidas con ensaladas  o verduras.

Los dos últimos niveles son para alimentos de consumo opcional y ocasional en los que entran: carnes rojas y procesadas (embutidos,…), grasas untables, el azúcar y productos azucarados, la sal y snack salados, el alcohol y en el vértice, en forma de banderín se hace una recomendación de tomar “polivitamínicos”.

La recomendación para el consumo de repostería es que sea elaborada con recetas e ingredientes tradicionales elaborados en casa evitando los productos industriales. El consumo de alcohol especifica que debe ser “moderado o evitarse”, siempre en adultos, de forma responsable, preferible de baja graduación y de calidad, no sobrepasar dos unidades/copa de vino al día para el hombre y una para la mujer.

Es polémica la recomendación sobre el alcohol por los graves problemas de salud, de dependencia, violencia y accidentes relacionados con un “consumo excesivo”, sin embargo hay estudios que demuestran efectos positivos sobre la mortalidad por enfermedad cardiovascular asociado a un consumo moderado o prudente de alcohol en las cantidades recomendadas, describiéndose una curva de mortalidad en forma de “J”, que nos indica que tienen un mayor riesgo cardiovascular las personas abstemias y todas las que consumen más de las cantidades recomendadas.  Te recomiendo la lectura de la página 43 de esta guía y el artículo del Dr. R. Struch y  E. Sacanella sobre Alcohol: ¿tónico o tóxico cardiovascular?

Curva en J de mortalidad CV. Tomado de Estruch R y Sacanella E., 2005

Está de moda consumir complementos dietéticos y polivitamínicos, lejos de lo que pueda parecer la guía recoge esta recomendción únicamente para “ocasiones en las que existan necesidades especiales” y siempre de forma individualizada bajo el consejo o prescripción de un medico, farmaceutico, dietista-nutricionista, personal de enfermeria, matrona o fisioterapeuta”.

Como parte complementaria nos dejan unos consejos respecto a  la compra y forma de cocina para conseguir una alimentación sostenible, cercana, familiar, colaborativa que os dejo con las tablas de recomendaciones de esta nueva guía.

 

 

Tabla de recomendaciones de la Guía alimentaria de SENC-2016. (I)

Tabla de recomendaciones de la Guía alimentaria de SENC-2016. (II)

Lo cierto es que el grado de sobrepeso y obesidad en nuestra sociedad es muy alto, por lo que me gusta insistir en las recomendaciones de este tipo de guía de alimentación para que  comamos más saludablemente.

Bibliografia:

Guías alimentarias para la población española (SENC, diciembre 2016); la nueva pirámide de la alimentación saludable. Nutr Hosp 2016;33(Supl. 8):1-48

R. Estrucha, E. Sacanella. Alcohol: ¿tónico o tóxico cardiovascular?. Clin Invest Arterioscl 2005;17:183-95.

 

 

 

 

 

Ver Post >
Alcohol y mujer
Francisco Carramiñana 07-12-2015 | 11:37 | 0

Tomado de pubs.niaaa.nih.gov

“3-5% de las mujeres sufren alcoholismo”

 Si importante es el alcoholismo de los jóvenes (ver aquí), el “alcoholismo de la mujer” es especialmente difícil, tanto por sus características como por la repercusión familiar que conlleva. La probabilidad de que una mujer, de cualquier edad, se convierta en “bebedora problemática” es de 2 a 5 veces inferior que en un varón, sin embargo  la repercusión es más importante.

¿Cuánto y cómo bebo?

Para conocer cuánto y cómo consumo alcohol es necesario conocer que es:

a) un unidad de bebida estándar (UBE)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

b) la graduación del alcohol que es la cantidad de gramos de alcohol por 100 ml  de bebida (así un vino de 12,5 grados, contiene 12,5 gramos de alcohol por cada 100 ml de vino)

 c) Y cuáles son los niveles de consumo de riesgo y los  tipos de consumidores de alcohol en función de la cantidad consumida  según sea hombre o mujer.

 

Tomado de Socidrogalcohol 2007.

 

Para calcular tú consumo de alcohol, pincha aquí

¿Cuáles son los efectos del alcohol en la mujer?

El alcohol en la mujer se absorbe y metaboliza más rápidamente, alcanzando una mayor concentración de alcohol en sangre, por dos razones fundamentales:

1.- tienen menos agua corporal.

2.- la actividad de la enzima alcohol-deshidrogenasa es menor en la mujer. Esta enzima presente en el estómago e hígado se encarga de metabolizar el alcohol.

Estas diferencias hacen a la mujer presentar signos de intoxicación con mayor facilidad con un consumo mínimo de alcohol, además que sea más susceptible a la dependencia y a los daños del alcohol sobre los diferentes órganos, especialmente el hígado, el corazón  y el cerebro.  Y si la mujer consume alcohol durante el embarazo, las repercusiones sobre el feto puede comenzar ya desde la fecundación (“Síndrome Alcohólico Fetal” con importante afectación del cerebro y de la formación del feto).

“Si la mujer está embarazada o quiere quedar embarazada, no debería beber alcohol.”

¿Cómo es  el consumo de alcohol en la mujer?

La edad de inicio en el consumo de alcohol en la mujer es algo más tardía que en el varón, que está entre los 13 y 14 años. La cantidad media de alcohol consumido siempre es mayor en varones que en mujeres.

Tomado de Monografía Alcoholismo

Es interesante diferenciar el consumo de alcohol en función de la edad. Así, en las chicas jóvenes con edad inferior a los 35 años, el patrón de consumo es similar a los varones.  La incorporación de la mujer al mercado laboral ha incrementado el consumo de alcohol en ellas.

En la mujer madura lo habitual es que se trate de un consumo en “solitario“, no de bares o en fiestas, “no social”, en muchas ocasiones revestido de problemas psicológicos, como la depresión, ansiedad, alteraciones de la conducta alimentaria,… y por ello habitualmente unido al consumo de diversos fármacos. En definitiva, la mujer con alcoholismo termina bebiendo sola, escondiendo su consumo, avergonzada de su actitud, abandonada a sí misma y a su entorno sociofamiliar.

¿Cómo afecta el consumo de alcohol a la mujer?

Este tipo de consumo solitario y oculto ocasiona un desajuste familiar y social muy importante, a la vez que dificulta la identificación del alcoholismo en la mujer, por lo que cuando se detecta lleva una larga evolución encontrando a la mujer afectada en fases avanzadas del alcoholismo. En ocasiones se encuentra la paradoja de no repercutir en el ámbito laboral, donde el nivel de tolerancia hacia el consumo de alcohol puede ser mayor, más difícil de enfrentar y afrontar.

Los síntomas de deterioro y pérdida de control frente al alcohol suelen aparecer antes en la mujer que en el varón. Los principales efectos del abuso del alcohol y el alcoholismo en la salud de la mujer,  entre otros, son:

–          Hepatitis alcohólica y muerte por cirrosis, siendo más propensas que el varón.

–          El daño cerebral causado por el alcohol en la mujer es mayor y más precoz que en el varón.

–          Algunos estudios sugieren que el riesgo de desarrollar cáncer de mama está aumentado en la mujer con consumo excesivo de alcohol. Mayor aún si se asocia al consumo de tabaco.

–          El riesgo de enfermedad cardiovascular (infarto agudo de miocardio, accidente cerebrovascular,…) es mayor en las personas que tienen un consumo excesivo de alcohol.

Todo ello es la causa por la que la mortalidad en la mujer con alcoholismo es  entre el 50 y el 100 por ciento más alta que en los varones con alcoholismo.

Es conocido el importante papel del alcohol en la violencia de género, la violencia familiar, tanto en el maltrato a la mujer como a los hijos o hacia los ancianos. No menos importante lo es en los abusos sexuales, la violación, el incesto, el abuso a menores,… Pero además el consumo de alcohol repercute en el sistema hormonal femenino causando alteraciones hormonales, disfunción sexual, falta de deseo y dificultad para llegar al orgasmo. En ocasiones el alcoholismo en la mujer lleva al desarrollo de celos patológicos que puede terminar en la violencia de la mujer hacia su pareja.

 Otra importante repercusión son los accidentes de tráficos relacionados con el consumo excesivo de alcohol en el que la mujer adquiere mayor protagonismo cada día como conductora.

¿Cómo podemos detectar el consumo de exceso de alcohol en la mujer?

Hay algunas situaciones que nos pueden indicar que ya existe un alcoholismo, especialmente si se prolongan durante 12 meses,  como son:

–          Ausencias al trabajo, especialmente los lunes o tras alguna fiesta oficial

–          Dejación en la responsabilidad del cuidado de la familia, especialmente los niños o los ancianos a su cuidado.

–          Consumo de alcohol antes o durante la conducción.

–          Problemas legales bajo el efecto del alcohol, como pueden ser agresiones o arrestos por conducir en estado de embriaguez.

–          Consumo de alcohol a pesar de tener conflictos o tensiones con familiares y amigos, o en el ámbito laboral.

Para detectar si usted o alguien de su entorno tiene un problema con el alcohol trate de responder a estas cuatro preguntas:

1.- ¿Alguna vez ha sentido que debería reducir el consumo de alcohol?

2.- ¿Le ha molestado ser criticado por la manera en la que consume alcohol?

3.- ¿Se ha sentido alguna vez culpable por consumir alcohol?

4.- ¿Ha tomado alguna vez alcohol a primera hora de la mañana para calmar los nervios o para deshacerse del malestar de haberse emborrachado?

Una respuesta positiva sugiere un posible problema con el alcohol. Si respondió “” a más de una pregunta, es muy posible que tenga un problema con el alcohol. Debería consultar con su médico de familia o llamar al teléfono de ayuda

 

El tratamiento se inicia con la voluntad de la persona afectada que desee curarse,  a la que hay que sumar una red de apoyo familiar, social y profesional imprescindibles para salir del alcoholismo.

“Alcohol cuanto menos mejor” (OMS, 1995)

INFORMACIÓN DE UTILIDAD:

APP móvil Plan Nacional sobre Drogas

Plan Nacional sobre Drogadicción

Otras entradas en el blog sobre el alcohol:

Alcohol y tú

“21 dias con Raquel: calorías en las bebidas alcohólicas.

Consejos en estas Navidades.

 

Ver Post >
Ictus, no conocemos bien los signos de alarma y cómo actuar.
Francisco Carramiñana 06-05-2015 | 3:58 | 0

Recientemente se han comunicado los resultados de un “estudio sobre el grado de conocimiento acerca del Ictus que  tiene la población general de Extremadura”, realizado por un grupo de investigadores que han sido liderados por el neurólogo del Hospital Infanta Cristina de Badajoz, Dr. José María Ramírez Moreno, quien nos explica las principales características y conclusiones del estudio.

Como neurólogo responsable del Área de Ictus del Hospital Infanta Cristina ¿qué le ha llevado a realizar este estudio?

José María Ramírez Moreno.- Evitar retrasos de la llegada de los pacientes con un ictus es el objetivo principal de la fase prehospitalaria de la atención a esta enfermedad en la fase aguda. De ello depende que podamos proporcionar las mejores opciones de tratamiento. Aunque los datos epidemiológicos demuestran que los tiempos de llegada a los hospitales han ido mejorando, estudios recientes han proporcionado pruebas de que el retraso en la llegada continua afectando a los pacientes con ictus, y muchos de ellos pierden la oportunidad de recibir un tratamiento eficaz y así sobrevivir con menos secuelas.

Los retrasos en la atención al ictus agudo se han identificado a diferentes niveles, pero una de la razones principales son la falta de conocimiento de los síntomas, la negativa a reconocer la enfermedad, y la esperanza de que los síntomas puedan resolverse espontáneamente.  No disponemos en nuestra comunidad autónoma de ningún estudio que informe del grado de conocimiento que los ciudadanos tienen sobre una patología grave y con altas tasas de mortalidad como es la patología cerebrovascular. Esta información es necesaria para el diseño de planes de salud específicos, y guiar las necesidades de educación sanitaria en esta materia. Esta ha sido la principal motivación para dirigir este estudio.

¿Cuál es la importancia del ictus en Extremadura?¿ Cómo nos encontramos respecto al resto de España?

JMRM.- El ictus es una de las principales causas de mortalidad junto a la cardiopatía isquémica y el cáncer. Es la primera causa de hospitalización neurológica y una de las que más gasto sanitario consume, tanto en fase aguda como en la fase crónica, fruto de su prevalencia, de la discapacidad, trastornos cognitivos, conductuales y neuropsicológicos que produce en el adulto. A esto debe añadirse el coste indirecto de la enfermedad en cuanto a pérdida de capacidad laboral del paciente o de sus cuidadores, adecuación domiciliaria, gastos de farmacia, etc.

Según datos oficiales la tasa de altas de hospitalización por ictus por 1.000 habitantes en Extremadura en los últimos años ha estado en torno a los 2.30 casos, por encima de la media nacional situada en 1.8. Y la tasa estandarizada de mortalidad general por ictus también está seis puntos por encima de la media nacional, unos 45 casos por 100000 habitantes y año.

¿Cuál es el grado de conocimiento del  ictus  en la población extremeña?

JMRM.- Para responder a esta pregunta hicimos un estudio transversal, realizando entrevistas a una muestra representativa de nuestra sociedad. Los sujetos fueron seleccionados por un sistema de asignación al azar doble y se administró un cuestionario estructurado con preguntas abiertas y cerradas mediante entrevistas cara a cara. Se invitó a participar a 3342 sujetos, de 42 municipios de Extremadura. Finalmente se consideraron válidas las encuestas de  2411 sujetos. El 99,5% de los encuestados eran de nacionalidad española y  el resto de diferentes nacionalidades, pero todos residentes en Extremadura. La mujeres encuestadas supusieron el 59,8% . La edad media de los participantes fue de 49 años .  El 26%  de los entrevistados vivían en el medio rural.

Definimos el “conocimiento adecuado” del ictus como aquel que afirmaba que sabía que era un ictus, mencionara correctamente al menos un síntoma de la enfermedad, mencionara al menos un factor de riesgo vascular, hábito o estilo de vida de riesgo y su reacción potencial ante la enfermedad fuera correcta. En base a esta definición solo un 39.7% de los encuestados tendría un conocimiento básico del ictus idóneo.

En la población general ¿cómo podemos calificar el nivel de conocimientos sobre el ictus y  los signos de alarma?

JMRM.- Hay cinco o seis síntomas de alarma que la población debería reconocer con facilidad, como indicativos de poder estar sufriendo un ictus, estos serían: cambio repentino en el lenguaje, pérdida visual, parálisis o debilidad en una parte del cuerpo, mareo intenso, pérdida de sensibilidad u entumecimiento en una parte del cuerpo y cefalea muy intensa.

El 26.5% de los encuestados no tenía conocimiento de ningún signo o síntoma de alarma de ictus. Y el 73.5%  nombró al menos uno correctamente. La media de signos o síntomas de alarma correctos mencionados por los encuestados fue inferior a dos.

De los síntomas de alerta del ictus, ¿cuál es el más identificado por los extremeños y si se corresponde con el más adecuado?

JMRM.- Si, el síntoma mencionado con mas frecuencia fue la pérdida de fuerza (31,0%), seguido de mareo y trastornos del equilibrio (30,7%) y la cefalea (30,4%). Pero hay síntomas muy importantes como la alteración del habla o del lenguaje o la pérdida de visión brusca que fueron enumerados por pocos sujetos (en torno al 10% de los entrevistados).

Existe una conocida relación entre la enfermedad vascular y los distintos factores de riesgo clásicos (hipertensión, diabetes, colesterol elevado, edad, tabaco, alcohol,…) y socioeconómicos (nivel de estudios, nivel de renta, situación laboral,…) , ¿cómo contribuye cada uno  sobre el conocimiento del ictus, y si en su estudio se ha encontrado alguna relación de interés?

Es una pregunta complicada y difícil de explicar con pocas palabras, pero en general nuestros resultados demuestran que la población de Extremadura con alto riesgo de sufrir un evento cerebrovascular (es decir, aquellos con factores de riesgo, mayor edad o haber presentado la enfermedad)  no tiene un mejor conocimiento del ictus ni una mejor respuesta ante los síntomas de la enfermedad. Y si nos centramos en la repercusión que los factores socio-demográficos tienen en el conocimiento de la enfermedad cerebrovascular, demostramos que el nivel de conocimiento es mayor según aumenta el nivel de educación, ingresos autodeclarados y nivel de salud, incluso tras ajustar por factores como la edad, el sexo o el área de residencia. También encontramos un mejor nivel de conocimiento según la zona de residencia y en los sujetos menores de 65 años. Nuestro trabajo demuestra con claridad que el conocimiento general del ictus es peor entre las clases más desfavorecidas socialmente, donde el ictus suele incidir con mayor crudeza. Está demostrado que las personas con más formación y mayor nivel de ingresos tienden a buscar atención médica más rápido cuando se enfrentan a los síntomas de un ictus. También hay estudios que sostienen que la desigualdad social, fundamentalmente en términos económicos y educativos, conlleva asociados unos factores psicosociales que potencian o exacerban los factores de riesgo vascular y , por tanto, el riesgo de eventos vasculares. Por ello, podemos considerar al nivel socioeconómico como  un factor que condiciona tanto el comportamiento individual ante la salud como las condiciones de salud de la población.

¿Cómo considera que el comportamiento de los extremeños ante un Ictus?

JMRM.- Preguntamos en nuestro cuestionario de forma abierta por la actitud hipotética tomada, ante la posibilidad de presentar un ictus (¿qué haría usted ante esos síntomas compatibles con un ictus o infarto cerebral?). El 20.0% de los encuestados no tendría una actitud idónea ante la sospecha de presentar un ictus o presenciarlo en un familiar. La actitud hipotética que se tendría ante un accidente isquémico transitorio, es sustancialmente peor, ya que el 58.6% de los encuestados no lo consideraría de la suficiente gravedad para acudir inmediatamente a un hospital o avisar al 112. Estos datos son preocupantes, y tal y como defienden otros autores la razón más común del retraso en la atención al ictus de la fase prehospitalaria es que no se reconozcan los síntomas como propios del ictus, y los ciudadanos no sepan darse cuenta de la urgencia, esperando en muchos casos a que se resuelvan espontáneamente; limitando la solicitud de ayuda o que cuando llegue sea tarde.

Qué mensajes podemos dar a la población  de cara a la prevención del ictus y de cómo actuar  rápidamente cuando se presenta?

JMRM.- La disponibilidad de terapias específicas altamente eficaces para el tratamiento del ictus, pero con un margen riesgo/beneficio estrecho, hace necesario desarrollar  un sistema de organización asistencial y dotación de los centros hospitalarios capacitados para atender pacientes con ictus. Pero es preciso que el paciente llegue lo antes posible y sin demora al centro hospitalario.

El conocimiento básico del ictus es insuficiente en la población general de Extremadura, existiendo una discrepancia entre el conocimiento teórico y la percepción de gravedad de la enfermedad. Según mi criterio, serían los profesionales sanitarios los que deberíamos implementar acciones educativas dirigidas a las personas con mayor riesgo vascular, bien en nuestras consultas o con actividades formativas al margen. En ellas es preciso insistir no solo en la importancia del reconocimiento de los síntomas y de la acción a tomar en caso de presentarlos o presenciarlos en una persona cercana; si no también en la importancia de adoptar medidas de prevención primaria y secundaria adecuadas.

El conocimiento del ictus y la acción a tomar frente a la enfermedad pueden ser mejorados con campañas de sensibilización. La eficacia de estas campañas, se podrían potenciar utilizando los medios de comunicación adecuados, dando mensajes sencillos y adaptados a la realidad social de la población. Es de suma importancia asegurar que las campañas incluyan que una respuesta rápida ante los síntomas de alarma es esencial para reducir la muerte y discapacidad del ictus. Esta tarea es responsabilidad de la Administración sanitaria y del Gobierno de nuestra Comunidad.

El conocimiento básico del ictus es insuficiente en la población general de Extremadura, existiendo una discrepancia entre el conocimiento teórico y la percepción de gravedad de la enfermedad. Según mi criterio, serían los profesionales sanitarios los que deberíamos implementar acciones educativas dirigidas a las personas con mayor riesgo vascular, bien en nuestras consultas o con actividades formativas al margen. En ellas es preciso insistir no solo en la importancia del reconocimiento de los síntomas y de la acción a tomar en caso de presentarlos o presenciarlos en una persona cercana; si no también en la importancia de adoptar medidas de prevención primaria y secundaria adecuadas.

El conocimiento del ictus y la acción a tomar frente a la enfermedad pueden ser mejorados con campañas de sensibilización. La eficacia de estas campañas, se podrían potenciar utilizando los medios de comunicación adecuados, dando mensajes sencillos y adaptados a la realidad social de la población. Es de suma importancia asegurar que las campañas incluyan que una respuesta rápida ante los síntomas de alarma es esencial para reducir la muerte y discapacidad del ictus. Esta tarea es responsabilidad de la Administración sanitaria y del Gobierno de nuestra Comunidad.

Puedes encontrar más información en:

Video de la Sociedad Española de Neurologia.

Guía de información al paciente con ICTUS de la Agencia Valenciana de Salud. Y Guía 10

Guía de cuidados para pacientes con ICTUS del Hospital Virgen de la Arrixaca. Murcia

Guía Clínica  de Prevención Primaria y Secundaria del Ictus del Sistema Nacional de Salud

El cuidado y la promoción de la autonomía personal tras un ICTUS  de Hospital de Aragón.

Dossier Ictus 2015, por el Dr. Jaime Gállego* en @strokestrike. 

Ictus, im MÉDICO, “Prevención y atención inmediata, claves para combatir el ictus”

Ver Post >
El Alcohol y tú
Francisco Carramiñana 08-01-2015 | 6:56 | 0

La asociación entre celebraciones y alcohol está fuertemente arraigada en nuestra sociedad, ¡por desgracia!. El consumo excesivo de  alcohol a diario o intensamente  durante los fines de semanas puede conducir al “ALCOHOLISMO”, una dependencia terrible con graves consecuencias para la persona afectada, la familia y su entorno más inmediato, también  para terceras personas como cuando  se produce un accidente doméstico, laboral o de tráfico consecuencias del exceso de alcohol.

El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad (MSSSI) ha publicado recientemente que la edad de inicio en el consumo de alcohol es cada vez más precoz, sobre los 13 años y en mayor proporción por chicas, por  lo que ha puesto en marcha una campaña para el abordaje integral de este consumo en menores,  “CONSUMO  Oº”  cuyo vídeo promocional puedes ver a pie de estas lineas.

Video de la campaña “Consumo Oº”

 

El origen de las borracheras es ancestral, se sabe que en las cuevas ya había celebraciones con alcohol,  siendo la tendencia actual al consumo en forma de “atracón” o “binge drinking”,  la principal forma de consumo entre los jóvenes que se inician y una costumbre social muy  extendida en España.

No me gusta dar cifras, cuando son impresionantes sí que hay que remarcar, según lo publicado por el MSSSI el 99,8% de los jóvenes estudiantes que habían consumido alcohol en los últimos 30 días lo habían hecho en fin de semana, y el 23% había bebido todos los fines de semanas. Las principales motivaciones  que argumentan para  consumir son:

Causas de consumo de alcohol en jóvenes

Te recomiendo que aproveches la lectura de esta entrada en el blog para dar una vuelta por la www.elalcoholytu.org y conocer tu relación o la de tus hijos, de algún amigo/conocido con el alcohol, saber más, recibir consejos, conocer recursos disponibles,  hacer alguna consulta  e incluso expresar tu opinión. Los daños del alcohol en los adolescentes son importantes e incrementa el riesgo de sufrir dependencia en la edad adulta. (ver El País, Salud: alcohol y adolescente)

Es importante recordar que las recomendaciones sobre el consumo de alcohol, ya sea vino, cerveza o bebidas de alta graduación siempre debe ser moderada con un máximo de una consumición  o unidad diaria, si eres mujer, o dos si eres varón,  como se propone para la Dieta Mediterránea  y en las medidas de prevención del Cáncer.

Si quieres comprobar que la conducción y el alcohol son incompatibles, te dejo un video de la DGT (Dirección General de Tráfico)  con un experimento en este sentido. Pertenece a una campaña centrada en

” Si vas a conducir, cero copas al volante.”

El objetivo de este blogs es proporcionar una guía general sobre Salud y no pretende ser un sustituto de la consulta con su Médico de Familia”.

Ver Post >
Fármacos y conducción
Francisco Carramiñana 25-08-2014 | 11:37 | 0

Pictograma de conducción

 A Diego Y.

Recientemente se ha iniciado una campaña sobre “Fármacos y conducción” que tal vez le haya pasado desapercibida y que quiere resaltar la importancia que los medicamentos pueden tener en los accidentes de carretera, estimado en un 10% de los mismos.

Y es que en nuestra sociedad hay características propias que elevan la importancia de este asunto, como son el alto consumo de medicamentos, la frecuente  toma de medicamentos sin prescripción médica,  la cronicidad de muchas enfermedades y situaciones clínicas que conllevan el uso de medicamentos que pueden alterar la capacidad de conducir con seguridad.

Se estima que cerca del 30% de los conductores está en tratamiento y de éstos, más del 64% toma dos o más fármacos simultáneamente.

Los principales efectos de los medicamentos sobre la conducción son:

  • Alteraciones en las capacidad motora: afectación de músculos (calambres, espasmos, incoordinación motora,…), reducción de los reflejos con aumento del tiempo de reacción.
  • Alteraciones oculares: falta de adaptación a la visión nocturna o el deslumbramiento, visión borrosa, miopía transitoria.
  • Alteraciones de la audición:  disminución de la audición, vértigo o zumbidos
  • Alteraciones neurológicas: convulsiones, desorientación, mareo, cefalea, depresión, alucinaciones, agitación, somnolencia…
  • Alteraciones cardiocirculatorias: arritmias, taquicardia, hipotensión, parada cardíaca…
  • Otros efectos: hipoglucemia.

Los medicamentos con más efectos sobre la conducción son los fármacos empleados en las enfermedades mentales como tranquilizantes, ansiolíticos, inductores del sueño, antidepresivos, antiepilepticos, antiparkinsonianos, antipsicóticos, etc…

Otros fármacos potencialmente peligrosos son los antihistamínicos, hipotensores, antitusígenos,  cardiotónicos, hipoglucemiantes, la mayoría de los anorexígenos, antiespasmódicos,…

En caso de tener que tomar algunos de estos fármacos su médico le puede ofrecer alternativas que tiene menos repercusión sobre las capacidades de conducción.

¿Cómo saber si estoy tomando algún medicamento  que pueda tener estos efectos?

En primer lugar, debería ser informado de los posibles efectos adversos y si pueden afectar a la conducción por el médico que se lo receta. Esto nunca será posible si se toma un medicamento por su cuenta o por consejo del vecino o familiar, por ejemplo.

Además, los medicamentos deberían llevar el pictograma de conducción en el etiquetado de la caja, indicando cuál es la precaución que se debe adoptar para conducir cuando se toma. Se considera que un 25% de los principios activos que integran los diferentes medicamentos autorizados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) pueden alterar la capacidad de conducir con seguridad y deberían llevar este pictograma. Puede consultar el listado de éstos  aquí. Con respecto a los medicamentos usados en la diabetes mellitus puedes encontrar el listado visitando la página de la RedGDPS (aquí)

Los efectos de los diferentes fármacos sobre la capacidad de conducir normalmente vienen reflejados en el prospecto de todos los medicamentos que tienen alguna repercusión, toca pues leer el prospecto cuando nos disponemos a seguir todo tratamiento y especialmente con las connotaciones que tratamos en este blog.

Puede recibir información en el  servicio de “atención farmacéutica” de las farmacias.

Puede recurrir al “Dr. Google”, es decir, buscar la información en internet en la seguridad que encontrará muchísima pero que debe saber seleccionar como ya indicamos en un blog previo, la salud en el móvil...

Puede consultar la clasificación de los medicamentos del proyecto europeo DRUID que establece tres categorías según la repercusión en la aptitud para conducir:

  • Categoría I: medicamentos susceptibles de producir efectos moderados sobre la capacidad de conducir.
  • Categoría II: medicamentos susceptibles de producir efectos intensos sobre la capacidad de conducir.
  • Categoría III: medicamentos susceptibles de producir efectos muy severos sobre la capacidad para conducir.

 Pictograma según las categorías. Modificado de proyecto europeo DRUID

 

Qué otras precauciones hay que tomar para reducir al mínimo los efectos de los fármacos a la hora de conducir?

Es aconsejable conocer los efectos de los fármacos sobre el propio organismo y ser más prudente en los primeros días de tratamiento, utilizar la menor dosis efectiva, o dentro de un grupo de medicamentos aquellos que tiene menos efectos secundarios , si es posible tomarlos en la noche.

Especial precaución deben tomar los conductores encuadrados en los grupos de mayor riesgo vial como son los profesionales del volante (camioneros, taxistas, etc…), los conductores que realizan habitualmente trayectos de más de 40 minutos/día y los conductores de edad avanzada o con limitaciones.

En el caso de los conductores profesionales  se debe sopesar la necesidad de la baja laboral en caso de que sea totalmente preciso el tratamiento. En estos y en los conductores habituales diarios de más de 40 minutos/día plantear la alternativa de utilizar los transportes públicos o compartir con otros compañeros, etc…

En los conductores mayores o que por las condiciones físicas, presencia de enfermedades crónicas u otras razones pueden tener disminuidas las habilidades de conducción también se deben extremar las precauciones , limitar los viajes a lugares conocidos, más cercanos o de fácil acceso, así como evitar la conducción nocturna, con climatología adversa o en horas extremas del día, al amanecer y en la caída del sol.

Si no es recomendable conducir bajo los efectos del alcohol o drogas, mucho menos es asociarlos con algún medicamento que ya puede afectar a la conducción, tenga en cuenta que muchos medicamentos pueden interaccionar y presentar unos efectos indeseables que afecten a su capacidad de conducción.

Buen viaje y feliz regreso de vacaciones.

Recuerde que lo importante es llegar al destino.

Ver también:

Fundación MAPFRE: Efectos de los medicamentos en la conducción

Medicamentos y conducción: Consejos para diferentes tipos de medicamentos

Blog de la Guía Terapéutica de SEMFYC: cambios en la categorización de fármacos que afectan a la conducción.

 

Ver Post >
Sobre el autor Francisco Carramiñana
Francisco Carlos Carramiñana Barrera,nacido en Zafra, desarrolla su trabajo como Médico de Familia en el Centro de Salud de San Roque de Badajoz, colabora con Colegio Oficial de Médicos de Badajoz, SEDI y en publicaciones de la Redgdps, Grupo de Trabajo de Diabetes de Semergen y la revista Salud Plus Diabetes. En el blog trata de cómo podemos mejorar nuestra salud y calidad de vida adquiriendo buenos hábitos de vida, siendo positivos, y de otros temas que forman parte del día a día de la Salud y de Atención Primaria. Encontraras más temas y actualidad si me sigues en Twitter: @fcbzafra, @redGDPS, Facebook: Saludparatodos.Fcbzafra,