Hoy

img
Haciéndonos los noruegos, cómo conducir por carreteras heladas
img
JoseTrejo | 17-02-2017 | 07:59| 0

Naturalidad ante todo ¡pues a tomar nota!

Al salir del avión, debemos hacer cola en la misma pista helada y resbaladiza para presentar los pasaportes. Un termómetro en la pared del exterior nos da la bienvenida a -3º centígrados, el viento barre la nieve de los alrededores, además de la que está cayendo sobre nosotros, la sensación térmica es bastante baja.

Esta circunstancia define la normalidad de los noruegos ante el clima ártico. He de decir que esperábamos una temperatura de recibimiento más gélida.

Antes de seguir una observación, cuando nieva normalmente los grados del termómetro no son tan bajos como pudiéramos pensar,  e incluso es posible ver alguno que otro grado por encima del cero y nevando copiosamente como así nos sucedió casi todos los días. Por lo general, en invierno cuando hay anticiclón y está despejado las temperaturas caen en picado y no al contrario, el calor de la Tierra se escapa al espacio y hace más frío.

Observación, experimentación y comparación ¡Comienza el aprendizaje!

Al viajar se agudizan nuestras capacidades de observación, nos adaptamos al medio volviéndonos más receptivos y curiosos,  tratando de aprender rápido en el mundo nuevo que nos rodea, como niños en el primer día de colegio.

Acabamos de aterrizar, son las 18:00 horas de la tarde y la oscuridad lo rodea todo. A la salida del avión, Rafa espera en la cola para presentar el pasaporte, intenta calentarse las manos en medio de nuestra primera ventisca ártica.

Entre la isla de Tromsøya y los alrededores es fácil situarse en esta pequeña y preciosa ciudad Ártica. Así que después de recoger nuestro coche de alquiler nos fuimos al camping donde nos hospedaríamos.

Recomendaciones para circular por el Norte de Noruega en invierno.

Sognefjellet pass (ruta 55) https://en.wikivoyage.org/wiki/Driving_in_Norway

 Foto de wikivoyage https://en.wikivoyage.org/wiki/Driving_in_Norway

Antes de salir ¡Mirar el parte meteorológico y el estado de las carreteras!

El norte de Noruega, es un lugar apartado y montañoso con carreteras estrechas de muchas curvas y pasos de montaña, en invierno en cuestión de pocas horas se bloquean temporalmente por grandes nevadas, pudiendo alcanzar espesores de un metro en un solo día, en otros casos, debido a las duras condiciones climatológicas se suelen registrar temperaturas  de entre -20º y -30º que lo hielan todo.

Cerca del mar, las carreteras discurren principalmente por el perfil de las líneas costeras de los fiordos, haciéndose lentas aunque sea en recorridos cortos. Tienen una buena red de vehículos quitanieves, y las infraestructuras están preparadas para tantos meses de inclemencias meteorológicas. Las autoridades suelen inspeccionar los vehículos para el tránsito en determinadas zonas y a veces a los visitantes que no están preparados se les deniega el acceso.

Las carreteras suelen ser de un carril para cada sentido de circulación. Durante las copiosas nevadas la nieve es apartada por las quitanieves constantemente, acumulándose  en los laterales y haciendo la calzada más estrecha, creándose un talud cada vez más alto en el borde.  Aún así todas ellas están marcadas con barras verticales de color rojo para tener delimitada la anchura del  pavimento rodado. En estas fechas, tienen una capa de hielo y nieve comprimida de unos centímetros que al paso de las máquinas la hacen más compacta y pulida, haciéndola muy resbaladiza y peligrosa.

Generalmente los conductores son disciplinados y el tráfico es tranquilo, en algunos lugares las gasolineras pueden estar apartadas más de 100 kilómetros, detalle que siempre hay que tener presente.

-El límite de velocidad es de 80 km/h, en algunos lugares es de 60 km/h y rebasarlo suele estar muy penalizado.

-El límite de alcoholemia es inferior al de España, dando positivo con una simple cerveza y teniendo una sanción económica muy abultada.

Elección a la hora de alquilar un coche, mejor que sea un modelo “SUV” con tracción a las cuatro ruedas o en su defecto un turismo con el mismo tipo de tracción integral. También es muy habitual que los vehículos vengan equipados con asientos y volante calefactados.

(Sport Utility Vehicle, abreviado SUV), automóvil todo camino.

Durante los meses de invierno es obligatorio usar neumáticos de invierno en todos los vehículos, estos son de goma más dura y el dibujo más marcado, parecido a los que se suelen utilizar para transitar por pistas de tierra pero con toda la superficie llena de laminillas para mejor agarre o con la combinación de tachuelas de acero en los tacos.

 

Máquina quitanieves trabajando. https://en.wikivoyage.org/wiki/Driving_in_Norway

Foto de wikivoyage https://en.wikivoyage.org/wiki/Driving_in_Norway

Son las 11:00 de la mañana, el termómetro marca -5ºC cerca del fiordo, de repente al salir de este, nos adentramos en un valle umbrío y vemos que la temperatura ha caído hasta -15ºC, es debido a bolsas de aire gélido del interior de las montañas. Mientras vamos en convoy no está permitido adelantar a la máquina quitanieves.

Dejar el coche estacionado mucho tiempo puede dar algún que otro problemilla...

En ocasiones y debido a las condiciones climatologías la policía hace retenciones de espera, hasta que la máquina quitanieves no llegue todos los conductores deben esperar. Así se crea un convoy que irá siempre detrás de la máquina.

La Logística lógica

Buscamos información sobre las necesidades que tendríamos a la hora de circular por este país helado, y era fundamental tratar de ser lo más independientes posible, ya que en caso de avería o accidente la posible ayuda seguramente tardaría aunque siempre tuviéramos cobertura telefónica. Lo más importante sería el sentido común, ser conservadores en este medio nuevo y hostil, y por propia experiencia tener margen de maniobra, ósea, siempre un plan “B”.

Durante el viaje en coche llevábamos

-Siempre el depósito de combustible lleno, y jamás ir justos de él.

-cuerda y linterna frontal con luz intermitente (nos faltó una pala…)

-ropa de abrigo extra, añadimos nuestros sacos de dormir

-comida y bebida caliente

-teléfono móvil cargado, después de rastrear la zona siempre tuvo cobertura

 

Recomendaciones de las autoridades de tráfico

-luces de emergencia encendidas mientras circulásemos en convoy

-luces de corta y antiniebla siempre encendidas

-mantenernos cerca del vehículo de cabeza

-seguir en convoy a una velocidad constante

-no darse la vuelta mientras estamos en el convoy

- si se parase el convoy, permanecer dentro del coche

- si se parase el tráfico mantenernos iluminados, nunca alejarse del coche

 

Es mediodía y en la foto se ve los pocos rayos de luz que veremos en todo el día, el calendario dice que mañana día 15 de enero acaba el periodo de la noche polar, poco a poco el Sol se dejará ver ya en el horizonte. Debemos extremar la precaución a la hora de bajarnos del coche, se puede apreciar la superficie helada.

Foto de Juampe https://www.facebook.com/Picado-Phototravel-689640344510246/?fref=ts

Selfie de los cuatro elementos. Son las 16:20 horas de la tarde, estamos a -3ºC en un área de descanso en el pueblo de Skibotn, a nuestra espalda se puede observar el panorama que tendremos en las más de tres horas de camino hasta Tromsø.

Son las 17:00 y ya hay acumulados más de 10 centímetros de nieve en la carretera, menos mal que acaba de pasar la quitanieves para abrirnos paso, la visibilidad es muy baja acrecentándose cuando vienen vehículos de frente, aunque llevamos a un buen conductor al volante y a pesar de tener tracción integral el coche, este se mueve constantemente dando bandazos en todas las curvas. Nos quedan hasta nuestro destino 130 kilómetros.

 

 

Ver Post >
Llegamos al invierno Noruego
img
JoseTrejo | 27-01-2017 | 23:27| 0

 

<<Un viajero sin capacidad de observación es como un pájaro sin alas>>

Moslih Eddin Saadi

 

Debo hacer una crítica en el primer párrafo para esta nueva entrada del blog, ¡las conexiones de transporte desde Badajoz a Madrid no son nada buenas!, sobre todo a la hora de tomar un avión en el aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suarez.

Llevo un tiempo viajando y la inmensa mayoría de las veces tenemos que coger el vehículo propio o en su defecto hacer una noche en la capital para poder viajar en transporte colectivo, ya que los horarios de autobuses no suelen cuadrar, o no tienen suficiente margen para la necesaria facturación de equipajes y espera de más de dos horas en los vuelos internacionales, eso sin contar que el viaje en tren es de más de 5 horas con peores combinaciones y menos trenes.

 

El viaje a Tromsø (Noruega) suele tener como mínimo una escala para que salga económico. Esta vez el vuelo será Madrid- Londres (aeropuerto de Gatwick) y Londres- Tromsø, el viaje nos llevará entre vuelo y espera para llegar a nuestro destino de unas 10 horas.

Amanece en el aeropuerto de Madrid, la temperatura es buena, ronda los 12º centígrados. A través de las grandes ventanas de la zona de embarque ya se ven los primeros rayos de sol, estoy deseando presenciar ese fenómeno astronómico de la noche polar, será la primera vez que lo vivamos, además de ser el destino más alto de latitud  en el globo en el cual hallamos estado, para mi es la segunda vez que cruzo el Círculo Polar Ártico (Kangerlussuaq, Groenlandia 2013), me recorre por el cuerpo escalofríos !emocionante!

!Hacia el Norte! 70ºN

En vuelo, nos despedimos del templado Sol del invierno español ¿¡qué tal lo llevaremos sin verle una semana!?

Sobrevolamos las cercanías de Londres, el sol quedó atrás, la cosa ha cambiado drásticamente en apenas tres horas. Ha debido ser una noche gélida, vemos los campos cubiertos de nieve. Se cumple la predicción meteorológica, está avanzando un potente frente polar desde Noruega hacia el Sur, hacia la península ibérica.

Cómodamente, bajamos del avión en el segundo aeropuerto más grande de Londres y del Reino Unido y nos dirigimos a la zona de “en tránsito”, ¡sorpresa! debemos volver a pasar de nuevo por un arco de seguridad, con la correspondiente identificación del ticket de vuelo y pasaporte, legado del 11S seguramente.

Londres tiene fama de comida cara y no muy buena. La regla se cumple y más en el aeropuerto, me acaban de soplar por un mal café y un simple croissant sin relleno ¡6 euros!

¡Qué recuerdos! Hace algún tiempo, visité  durante cuatro días esta preciosa ciudad, pero entre comidas “económicas” y  algún que otro transporte nos habíamos gastado un “pastizal”. Hay cosas que no cambian…

Bebe o/y pírate

Después de pasar hasta tres veces el camarero a nuestro lado echándonos una “extraña” mirada, decidimos cambiar de “percha”, y esperar de pie a nuestro siguiente vuelo. Los españoles tenemos fama de acaparar las mesas de un velador durante horas sin pedir una consumición, pero en este caso después del costoso café y el insípido croissant, resistimos tres miradas inquisitivas del ávido camarero.

Conforme vamos viajando rumbo Norte, la luz solar cada vez va desapareciendo más rápidamente. En el invierno boreal, el eje de la Tierra se ha desplazado al máximo de su inclinación con respecto al Sol y la oscuridad se ha apoderado del paisaje que hay a vista desde el avión. Volamos por encima de un mar de nubles, por la ventana se ve  la curvatura de la tierra con un horizonte rosado, tenues rayos de luz del atardecer iluminan los minúsculos cristales de hielo que flotan en el aire, son los llamados cirros o nubes de gran altura sobre el límite de lo respirable por los seres vivos.

Noruega se extiende sobre una gran franja del extremo Noroeste de Europa, y gran parte está situada como ya sabemos en la franja fría del hemisferio Norte, pero tiene una particularidad, los inviernos son relativamente suaves a pesar de estar bañada por las aguas gélidas del océano glaciar ártico. El motivo es la famosa corriente del Golfo, incluso más al norte se sitúan las islas más septentrionales llamadas Lofoten, el clima sigue siendo benigno con grandes masas de vegetación arbórea igual como sucede en la región de Troms a la cual vamos, bosques de abedules boreales y abetos que le da ese encanto tan especial como típico de postal navideña.

 

Aterrizaje, ¡agárrate!

¡Cómo avanza la técnica! Podemos disfrutar de wifi gratis en el avión, incluso podemos acceder a los datos de vuelo desde el teléfono durante el viaje, ¡impresionante!

El sobrecargo avisa por megafonía de la aproximación al aeropuerto de Tromsø, el avión comienza a descender en la profunda oscuridad atravesando el mar de nubes que iluminaba la luna. Por la ventanilla puedo ver la luz verde de estribor y las luces estroboscópicas de aproximación reflejando el fuselaje, nos estamos introduciendo en una espesa nubosidad, y que poco a poco se van apreciando capas densas  de partículas que son cortadas por el borde del ala, no es agua sino nieve, mucha nieve, que a gran velocidad pasa por el vibrante plano, el avión se mueve dando bandazos como si estuviera flotando en una masa agitada cada vez más densa y blanca, imagino que el comandante no tendrá ninguna referencia visual de la pista de aterrizaje ¡ufff! escalofríos y excitación.

De repente el aparato deja de moverse en su descenso, vuelve a planear suavemente, acabamos de atravesar la capa de ventisca. Se aprecia un gran macizo montañoso de fiordo al lado, lo recuerdo en los muchos mapas que estudié de la zona, nos desplazamos paralelamente a él. La claridad de la cuidad refleja la luz en el techo de las tupidas nubes iluminando de tonos cálidos la blanca superficie nevada.

Oímos el sonido de los servos de los flaps de las alas extendiéndose al máximo vamos a tomar tierra, el primer toque con la pista de las ruedas de la aeronave no hace presagiar el bandazo que acto seguido hace hacia la derecha. El Boeing 737-800 acaba de derrapar desplazándose sobre una gran pista blanca totalmente helada, seguido de un frenazo brusco debido al flujo invertido de sus motores a tope junto con los aerofrenos, los cinturones seguridad de los asientos nos sujetan de la enérgica inercia. El comandante acaba de quedar el avión prácticamente parado en medio de la pista en pocos metros, ¡APLAUSOS!  

 

Aquí os dejo algo de esta joven compañía aérea, una de las flotas más nuevas y respetuosas con el medio ambiente del mundo. http://www.norwegian.com/es/acerca-de-nosotros/nuestra-historia/nuestros-aviones/

¿Qué son flaps? https://es.wikipedia.org/wiki/Dispositivo_hipersustentador

Avión aterrizando en la pista helada de Tromsø, ¡pero con luz SOLAR! https://www.youtube.com/watch?v=1uSY_xP4fbw

Hay que tener precaución de no resbalar, el suelo del estacionamiento del avión está totalmente helado.

Lo habituales y los viajeros reincidentes saben qué hacer cuando estaciona el aparato, Rafa y yo vemos con cara de asombro  lo que sucede, la gente se está enfundando capa sobre capa para salir del avión. ¡Bien! pues como dice el refrán, adonde fueres haz lo que vieres.

Continuará…

Ver Post >
Preparandonos para la noche polar
img
JoseTrejo | 25-01-2017 | 22:31| 0

Hay un dicho ártico que dice; “No hay mal tiempo, sino ropa inadecuada” o de otra manera, cada cual siente el frío como anda vestido.

Aunque… puedo añadir algo más, actitud positiva y las ganas de vivir lo que vaya sucediendo por encima de la meta. El resultado puede ser extraordinario y quizás, la mejor defensa contra la meteorología extrema.

Cuando pensamos en unas palabras o imágenes como por ejemplo; nieve, ola de frío, hielo, glaciar, lago helado, ventisca ¿qué se nos viene a la cabeza? Y si le sumamos estas otras, como; invierno, círculo polar Ártico, Noruega. ¿Cuál es la reacción para muchos que les dices esta mezcla de palabras?

El objetivo de nuestro viaje en este imponente lugar, será el de experimentar y vivir con las condiciones meteorológicas de clima gélido, y astronómicas de la noche polar o noche eterna, durante una semana de turismo fotográfico y actividades de montaña.

Deberemos aprender desde a vestirnos, como a soportar la constante y baja temperatura o conducir sobre estrechas carreteras cubiertas de nieve helada en medio de las ventiscas y poca visibilidad.

 

El sitio elegido.

Nuestra pequeña gran aventura comenzará en la isla llamada Tromsøya, entre el impresionante fiordo de Tromsøysundet  y la isla de Kvaløya en la Laponia Noruega, municipio de Tromsø, más allá del Círculo Polar Ártico, lugar donde va estar nuestra base y zona de descanso.  Durante el viaje iremos al Este a Lyngen, los Alpes del Norte de Noruega, para visitar y escalar en hielo cascadas que allí se forman durante el invierno.

-Tromsø  https://www.google.es/maps/place/Troms

Ruta en coche propuesta Tromsø-Koppangen-Skibotn

El viaje lo haremos cuatro pacenses.  

Antonio, uno de mis hermanos pequeños, Es un entusiasta ciclista, que no perdona un fin de semana dándole a los pedales en alguna de sus bicis. Le gusta viajar por toda la geografía peninsular con una vieja volkswagen llamada “Antoñoneta”. Con muy poca experiencia en viajes al extranjero y menos a las regiones Árticas, se ha atrevido a acompañarnos.

Juanpe, otro de mis hermanos, amante de la fotografía paisajista y de la fauna, con más de 50 países visitados en los cinco continentes, entre ellos Islandia, Groenlandia y Canadá. También corredor de largas distancias en montaña.

Rafa, amigo y compañero de cordada en escalada, también  montañero, navegante, aventurero y viajero del mundo durante largas estancias. Con muchos kilómetros recorridos de cualquier manera, alcanzando a pié y en solitario muchos de los rincones más exóticos del planeta.

Reunido el grupo ultimando cosas… ¡¿entrarán tantos bultos en el coche?!

 

Cómo preparar una maleta para ir más allá del Círculo Polar Ártico en invierno.

Los extremeños estamos acostumbrados a las extremas altas temperaturas, y sabemos cómo defendernos del calor y del Sol abrasador, pero muy poco de las temperaturas gélidas árticas, tormentas de nieve y helada oscuridad. Entonces ¿habrá diferencias a la hora de hacer nuestro equipaje?

Para ello, lo primero que vamos a meter en la maleta será actitud positiva, ya que nada nos obliga a ello…, además de fuertes dosis de curiosidad para adaptarse al medio, y capacidad para la aventura. Vamos a derribar los muros de nuestro confort, o como me gusta denominarlo experimentación.

Si la mezcla está bien hecha desde “casa”, el resultado será el disfrute de una experiencia, aunque dura, muy pocos estarán dispuestos a vivir, y debido principalmente a limitaciones mentales más que físicas y económicas. ¡Qué frío!, “me muero”,  ¿ventiscas de nieve? ¡Qué miedo!, ¡y sin luz solar, que triste! etc. entre otras.

Me asaltan dudas acerca de qué ropa recomendar a mis compañeros de viaje, a la hora de no pasar frío en un lugar desconocido y tan extremo como es el norte de Noruega en invierno.

Investigo en algunas paginas wed de meteorología, leo las condiciones de vida de la zona, encuentro también negocios de actividades al aire libre, en el que alquilan entre otros, raquetas para andar en la nieve, equipos de esquí, bicis adaptadas con ruedas de clavos para el hielo, material para acampar y ¡eureka! ropa de abrigo especializada. ¡Bien! este será el plan B, en caso de que las temperaturas sean muy bajas, podremos alquilar algo, ya que no tenemos espacio en la maleta para esta ropa “gruesa”.

Sigo igualmente un grupo de facebook de fotografía de la región de Tromsø y Finnmark,  en los que muchos comentan lo gélido de las condiciones mientras salen a hacer fotografías, algunos incluso anotan las temperaturas, un ejemplo; el 4 de enero de este año, en el municipio de Bardu -33,5º centígrados!!

Los partes meteorológicos anuncian temporal por fuertes ventiscas de nieve y bajada de temperaturas para mediados de enero. Mínimas en Tromsø de -12º centígrados. Jejeje, la fecha coincide con nuestra llegada.

Bueno, con todos estos datos, creo que tengo una idea de qué vestuario recomendar ¡pues a ponerlo en práctica! ¡A ver qué tal sale!

-Página noruega de meteorología ¡muy fiable! http://www.yr.no/sted/Norge/Troms/Troms%C3%B8/Troms%C3%B8/

-Alquiler de material y excursiones en Tromsø.  http://www.tromsooutdoor.no/

-Para disfrutar de las imágenes del ártico noruego. https://www.facebook.com/groups/349495561863890/

https://www.facebook.com/groups/finnmarkibilder/

 

La logística

Deberemos ir muy abrigados, incluso por una leve brisa la sensación térmica bajará mucho, así que todas las partes del cuerpo tienen que ir protegidas del aire, sino se enfriarían muy rápido y nos podría provocar quemaduras en la piel en casos extremos.

Empezamos por la ropa, ¡vestirse bien es la diferencia! Y lo haremos combinando varias capas de ropa en vez de una sola capa “gruesa”, desde la cabeza a los pies. Siempre empezando por las capas interiores ajustadas y con relleno térmico fino, por encima otra capa hasta la última que deberá ser capaz de cortar el viento y ser transpirable, ¡pero ojo! Nada de ponerse más de dos capas cortavientos ya que esa capa extra anularía la transpiración y nos podría incluso congelar el sudor en el interior.

El calzado, botas para montaña, a ser posible de un número y medio más de lo que solemos usar, ya que si llevamos los pies demasiado ajustados, no tendríamos buena circulación y rápidamente se enfriarían.

La estrategia es ir probando las sensaciones que vamos notando, en vez de salir a la calle forrados de ropa innecesaria. Por esto, es bueno llevar otra capa extra completa en la bolsa a mano, en caso de seguir con frío.

Por último, una aclaración y un consejo !la ropa no calienta el cuerpo! sino al revés ¡El cuerpo calienta la ropa! Y esta ropa nos mantendrá calientes y secos según la calidad de esta.

Si estamos parados, el organismo no produce energía calorífica y se enfría, consejo, adelantarse al frío, hacer ejercicios y moverse para que este produzca calor. Apartarse del viento será fundamental.

Para defenderse a los rigores gélidos, viene fantástico llevar un termo en el interior de la mochila, alguna bebida caliente y azucarada nos reconfortará, así como comer cosas muy calóricas (alimentos grasos, mantequilla, chocolate), y cada vez que salgamos al exterior tendremos una fuente potente de energía, y por supuesto, una linterna con recambio de pilas en el bolsillo, ya que no tendremos mucha luz solar…

-Para consejos acerca del equipaje, en Badajoz. http://www.zonaexplorer.com/index.php/es/

Antonio comprobando la ropa de esquí que ha adquirido,ya está preparado para la aventura!

 

Como siempre, aconsejo, llevar una bolsa de viaje ligera y flexible de 90 litros y una mochila, ya que por la compra del billete de avión te da derecho a llevar  una maleta de 20 kilos máximo en bodega, y una bolsa de mano de 10 kilos en cabina por persona.

-Los vuelos los cogimos en una compañía ”low cost” noruega. Nos iban mandando toda la información de la reserva y horarios por sms.

http://www.norwegian.com/es/

-El coche de alquiler, con tracción 4×4, asientos y volante calefactables con neumáticos de invierno.

https://www.sixt.es/alquiler-coches/noruega/tromsoe/tromsoe

Equipo preparado, ahora viene lo más difícil, colocarlo en la maleta y que no pase de 20 kilos! Jejeje se me olvidaba la ropa…mmmm

 

!Tiene que caber todo! así que, hay que hacer un “Tetris”.

 

Noruega famosa de tener el nivel de vida caro, por ello decidimos llevar también comida desde casa, seguramente nos ahorraremos un “pico”. Comparando precios de algunos supermercados de allí, ejemplo: un pimiento 5 euros, barra de pan 3 euros, lata de cerveza 3,20 euros !cada una!

Revisamos por último la lista de cosas de nuevo, por si faltara algo.

 

Ale ¡A dormir! En pocas horas nos encontraremos en el extremo de todo, en otro planeta.

Nos hospedaremos en el Camping de Tromsø

https://tromsocamping.no/overnatting/tommerhytte/

 

 

 

Ver Post >
Viaje a la Fría Oscuridad, la noche Polar
img
JoseTrejo | 23-01-2017 | 21:58| 0

No importa lo rápido que viaje la luz, siempre se encuentra con que la oscuridad ha llegado antes y la está esperando.

Terry Pratchett

Sentado en un confortable sofá, con una taza de chocolate, arropado con una calentita manta de franela y en una casa de paredes sólidas. Donde con el simple gesto de girar una ruedecita,  se calefactará la estancia y si además, se está cerca de una ventana observando el exterior y percibiendo la luz que atraviesa el cristal acariciándote, sentirás incluso más confort. Creando en tu cuerpo y mente un estado de seguridad y bienestar. ¿Entonces?, ¿Por qué los que tenemos todo esto, anhelamos a veces lo contrario?, ¿será por masoquismo?, ¿por ganas de complicarnos la vida? o simplemente: ¡Experimentación!

4 de Enero 2017, mirando en varias páginas del Tiempo y  viendo las temperaturas de ciudades de Noruega como; Bardu -33,5º, Tromsø -12º, decido ya a dar al click para comprar los billetes.

Llevaba tiempo queriendo vivirlo, no es otro destino más, sino el hecho de experimentar un estado diferente: el frío glacial y la noche polar o  ’pich black’. Con solamente 5 horas de tenue luz del astro Rey, rozando el perfil sinuoso del horizonte de las montañas nevadas de nuestro alrededor, y en este tiempo nunca veremos su disco solar.

Desde el 21 de Diciembre que empezó solsticio de invierno, las temperaturas llevan negativas meses, y en estas fechas, bajarán aún más, hasta llegar a  límites mínimos aproximados de -40º Centígrados ¡incluso menos!. Cada año en esta fecha, los habitantes de las tierras más septentrionales del Hemisferio Norte o Boreal, celebrarán con entusiasmo el regreso del Sol, que poco a poco les volverá a iluminar con su calor e irá despertando la vida del gran letargo anual sacándolos de la fría oscuridad.

La nueva y pequeña gran aventura

El grupo consta de  cuatro elementos con ganas de aventura, que volaremos a Noruega  para experimentar la noche polar y las primeras tormentas gélidas del invierno más allá del Circulo Polar ártico. Allí viviremos durante unos días, en una pequeña cabaña en el mejor de los casos, de apenas 8 metros cuadrados con lo básico, es decir, dos literas, una mesa y 4 sillas. Una vez instalados hemos planteado hacer dos grupos, unos quieren visitar la zona y hacer turismo fotográfico y otros actividades deportivas, montaña y escalada en hielo, todo dependerá de las condiciones meteorológicas y del estado de las carreteras por acumulación de nieve.

Os iré contando nuestras, sensaciones y peripecias…

Resultado de imagen de circulo polar artico

Tromsø la capital del Norte Noruego, en invierno

¿Qué es la noche polar?

Es la noche eterna, en la que los días pasan sin luz del Sol. Este efecto es debido a la inclinación del eje de la Tierra, por ello, en el Polo Norte Geográfico (por donde atraviesa el eje terrestre), los rayos solares no alcanzarán este punto durante tres meses al año, no habrá ni amanecer (orto) ni puesta de Sol (ocaso). Conforme vayamos bajando de latitud,’viajando hacia al Sur’ ese tiempo de oscuridad será menor, llegando a casi un mes en el Circulo Polar Ártico. En la zona que vamos a visitar de Noruega ocurre este hecho astronómico, nos encontraremos entre el límite de la oscuridad casi total y muy poca luz de día. En verano, la circunstancia será al revés, los días son perpetuos sin puesta de Sol (ocaso).

El dato curioso, es que en invierno la Tierra se encuentra más cerca del Sol, aunque las distancias entre el Sol y la Tierra son irrelevantes, es decir, las estaciones más frías o cálidas no las define esta distancia, si no el ángulo de incidencia de los rayos solares sobre el planeta azul.

http://www.lainformacion.com/ciencia-y-tecnologia/por-que-hace-mas-calor-en-verano-si-el-sol-esta-mas-lejos-de-la-tierra_FvA5Ygz3SzkgslOJkDYEY4/

Imagen relacionada
El 21 de diciembre el Sol alcanzó su mínima declinación o declinación negativa, encontrándose la Tierra más cerca de Él (perihelio). Su posición con respecto al Ecuador Celeste es de -23º 27′, este dato es importante, ya que define una ‘línea circular’ o uno de los paralelos importantes de la Tierra, el Circulo Polar Ártico, y si lo restamos a la latitud máxima, es decir, +90º nos dará  su latitud 60º 33′  Norte. Nuestra posición estará en el paralelo 69ºNorte, si lo comparamos con la latitud que tenemos en Badajoz unos 38º Norte ‘zona templada’, querrá decir que nos encontraremos en la llamada zona fría del Planeta.
Resultado de imagen de circulo polar artico

 

Ver Post >
Explorando Tumbas Esquimales
img
JoseTrejo | 10-01-2017 | 16:53| 0

<<Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte>>

Leonardo Da Vinci

¡Por qué tener miedo, sabiendo que forma parte de la vida!

En ciertas sociedades el asunto funerario es considerado todavía como tabú, o se le procesa un miedo atroz, y se le aparta poniéndole tapias y lejanía de la vida.

Cementerio actual con bonitas vistas. Isla de Saarloq

En cambio, en otros lugares lo entienden de otro modo. Se comparte el lugar donde se hace la vida, incluso en el centro de los poblados se pueden ver tumbas, cruces de difuntos y demás ornamentos funerarios, dándole más normalidad al tema de la muerte.

Montaña Illerfisalik 1752 metros de altura

Cumbres recién nevadas de la imponente montaña que se yergue sobre el fiordo de Tunulliarfik y el fiordo de Qoo llamada Illerfisalik. Quizás es uno de los fiordos más altos del planeta.

Illerfisalik significa en groenlandés ‘lugar donde hay tumbas’. En el siglo XII d.c. ya llevaban asentados los vikingos en el sur algo más de 200 años, y bajo las laderas de esta montaña, con el apoyo de un importante granjero procedente del actual Qassiarsuk (Brattahlið), se erigiría la capital religiosa  vikinga llamada (Garðar) Igaliku actualmente, unos de los significados es ‘lugar donde se cocina’. Con su obispo incluido, procedente de Noruega, era el señor más importante de aquellas tierras.

(Garðar) Igaliku actualmente. Pintoresca población a las faldas del Illerfisalik, bañada por las aguas del fiordo del mismo nombre Igalikup Kangerlua. Foto hecha en el collado del ‘Camino del Rey’, desde cual podemos ver los dos fiordos que se adentran en esta localidad.

Excavaciones arqueológicas recientes  hallaron los restos de uno de los nueve obispos que albergaron los muros de la catedral de Igaliku, construida con la característica roca arenisca, que solo se encuentra en los alrededores, de color rojo con pigmentos blancos, muy apreciada por los más acaudalados para construir y decorar sus casas en el pasado.

Restos de la catedral de Igaliku, se puede observar el dintel, del antiguo establo y único que albergó ganado vacuno en Groenlandia en aquella época.

Cuando fallecían los grandes dirigentes vikingos, eran enterrados en lugares de muy difícil acceso, particularmente  en la cumbre de Illerfisalik. Un gran séquito transportaba el féretro dificultosamente ladera arriba para rendirle el último adiós a su señor.

En cambio, la sociedad esquimal lo llevaban a cabo de forma  más sencilla y natural, pero rindiendo el mismo respeto a sus seres queridos, sobre todo, a los grandes cazadores y costureras, aquellos que habían mantenido la supervivencia del clan.

Es fácil toparse tanto con antiguos asentamientos como enterramientos esquimales, diseminados por toda la geografía groenlandesa, y más fácil aún ahora , ya que los lugares están marcados en muchos mapas de excursionismo.

Como siempre, me mueve la misma curiosidad, y en los ratos que podemos, hacemos alguna investigación de ‘campo’ o exploración, para conocer más esta tierra. Al vivir tan aislados incluso en la actualidad, se suelen elegir lugares ‘especiales’ para enterrar a los seres queridos, no siendo necesariamente cementerios ya establecidos por la comunidad, si no lugares escogidos por la familia, fuera de esos cementerios.

En el mapa, se pueden ver unas cruces de color negro, son enterramientos esquimales, si son de color rojo, son ruinas vikingas.

Una de las tumbas que se encuentran en la antigua ciudad llamada Nennortalik, cerca de una gran cruz, es lo único que queda de ese antiguo gran asentamiento del 1720, que fue desplazado en 1830, hasta el lugar donde se encuentra ahora la cuidad de Nanortalik.

Se suelen encontrar dos tipos de enterramientos: Los de ‘verano’ y los de ‘invierno’.

Según las condiciones climatológicas del momento, se puede averiguar en qué época del año fue enterrado el difunto, debido a una cosa sencilla, si el suelo estaba helado o no. Pues era difícil poder cavar por la dureza del suelo en la época fría, de modo, que se rodeaba al fallecido con pequeñas rocas, cuidadosamente dispuestas, creando una cavidad con forma de domo, encima de la nieve helada. Con el paso de la estación fría, este montón de piedras se iría deformando, hasta a veces colapsar, debido a la falta de consistencia, cuando se derrite la nieve y el terreno que normalmente es blando por la capa vegetal de turba.

En cambio en verano, se cavaba un foso en la turba, para luego rodearla de rocas de forma de pentágono alargado, haciendo un techo del mismo material.

Enterramiento de ‘verano’, en la isla de Nanortalik

Tumba de ‘invierno’ en un islote, muy cerca de Narsarmijit, cabo de Farewell.

Pero lo más importante era su emplazamiento. Siempre debía ser un lugar con un encanto especial, por ejemplo, un promontorio donde hubiera una bonita vista, cerca de arroyos donde se respira energía… a las faldas de las montañas, o donde se abren los grandes valles, o en las praderas de alguna isla.

Una de las tumbas que hay diseminadas en el fiordo de Tasermiut. Al fondo la montaña de Napasorsuaq o ‘la catedral’, en la esquina inferior izquierda, montón de piedras con musgo, si apartamos alguna de sus rocas con cuidado, podemos ver osamentas de al menos cien años de antigüedad.

Tumba de ‘invierno’. A veces por falta de experiencia…algunos se suelen encaramar encima de un enterramiento esquimal, creyendo que es solamente un montón de piedras, en este caso, esta tumba se encuentra cerca de nuestro campamento base del Suikkassuaq. ¡Chema!!! ¡Bájate de ahí!!!

Cruz sobre el promontorio de un antiguo poblado de finales del siglo XIX. Fiordo de SØndre Sermilik.

Donde indico con el dedo, hay tres tumbas más. Península de Nuugaarsuq. Siempre en terreno elevado y con espectaculares vistas.

A veces también, se suelen marcar con placas de piedra o monolitos, lugares de importancia, por sucesos acaecidos en el pasado.

Explorando en kayak el lago más grande del extremo Sur Groenlandés, nos topamos con un pequeño monumento a lo lejos, en medio de una de las únicas masas forestales que se encuentra en Groenlandia,  llamada Qinnguadalen. Al principio, nos parecía un indicativo de este famoso y único bosque milenario de abedul enano, llegando algunos ejemplares a alcanzar la altura de 5 metros.

Al  llegar a él, vimos una cruz y un pequeño monolito de piedra de ‘Igaliku’, piedra muy apreciada por los lugareños, que fue puesta recientemente. Al regresar de nuestra pequeña exploración llevamos la foto para saber algo más del asunto, ya que había grabada una inscripción en ella en lengua groenlandesa o kalaallisut.. Se trataba de un pequeño homenaje, de un accidente que ocurrió en verano del 2006, un grupo de escolares mientras hacían un recorrido a pie,  al tratar de cruzar uno de los numerosos ríos de montaña, dos niños fueron arrastrados por la corriente del agua, hasta quedar atrapados por la ramas de árboles sumergidos hasta ahogarse.

¿Y cómo llegaron hasta este paraje tan alejado de las rutas normales? donde el acceso es incluso difícil para los más aguerridos excursionistas que han sufrido para llegar  o simplemente se dieron la vuelta, debido al espeso matorral casi impenetrable de abedules enanos y de sauce, que está tapizado todo el paisaje, además del incesante bombardeo de las grandes nubes de mosquitos que hay en las turberas. Fue debido a que quisieron salir cuanto antes de la zona, y trataron de coger un atajo, metiéndose en la boca del lobo.

Pequeño monumento en la orilla del lago Tasersuaq, bosque de Qinnguadalen.

Otras veces, los hechos fueron tristemente históricos, como sucedió en la población de Tasiusaq del Sur. Fue en 1865. Según los datos meteorológicos, aquel año tuvo un crudo invierno, tanto que los barcos de suministros llegaban con mucha dificultad por la banquisa de hielo, a la isla más importante para después, desde allí,  traspasar las provisiones y combustible para las calderas de las casas a barcos más pequeños, y adentrarse en el fiordo para aprovisionar esta pequeña localidad. Pero aquel año no pudieron llegar a tiempo, y todos sus habitantes perecieron de frío y hambre.

David frente al pequeño monolito que hay encima de uno de los antiguos Igloos, recuerda la trágica historia de Tasiusaq, homenaje de aquellos fallecidos del 1865.

Ver Post >
LOS ENEMIGOS Y EL PODER DE LOS TEMIBLES TUPILAK
img
JoseTrejo | 21-12-2016 | 23:38| 0

Muelle al fondo, lado izquierdo lonja de pescado y de caza de la ciudad de Nanortalik. Sur de Groenlandia, foto enviada por Jens Jacob ‘JJ’

Mediados de noviembre de 2016, lleva nevando desde hace unas semanas y lo termómetros  ya acostumbran a estar bajo cero, a pesar de la cercanía con la costa. Se nota que la oscuridad ha ganado al Sol, solo hay  8 horas de luz al día.

La foto está hecha desde el antiguo hotel de los años 70’ llamado TUPILAK, ahora en decadencia y rebajado a un albergue.

Fue adquirido por nuestra empresa, Tasermiut  South Greenland  Expeditions, el año pasado y estará listo en la próxima primavera, para hospedar a nuevos viajeros.

Frente del ahora albergue

Ningún groenlandés que sepa su historia pasada, le pondría ese nombre a nada, pero a efectos turísticos se puede conceder esta licencia… TUPILAK!

Talla en esteatita de un tupilak, Museo Nacional de Dinamarca departamento etnográfico año 1931-2

 

Los temidos vengadores.

Procedentes de la chamanteria o brujería esquimal más arraigada del pasado. Fueron monstruos o tótem con formas grotescas. Hechos con partes de hueso, tendones, pelo e incluso con restos de niños fallecidos.

Encargado a un chaman en secreto, luego este, en un lugar apartado lo creaba.

Comenzando en las horas nocturnas, el brujo hacia cánticos con el rostro tapado por la capucha de su anorak, mientras le daba forma a la bestia.

Su finalidad, combatir o vengarse de un adversario.

Una vez terminado el engendro,  le daba vida, utilizando los efluvios sexuales de aquel que lo encargaba. Y era lanzado en busca del enemigo, a través de los arroyos, hasta desembocar en el mar. Sus efectos eran diversos, desde grandes ventiscas de nieve, vientos, grandes olas, oscuridad,  cualquier cosa para matar o neutralizar al  contendiente.

Pero había un gran peligro para el que lo encomendaba, si su enemigo era más poderoso él, este volvería en su contra y lo mataría.

La única manera de salvarse del ataque de tu propio tupilak, era confesarlo en público o romperlo antes de que este adquiriera más poder pasando los días.

En la actualidad es unos de los más conocidos suvenirs de Groenlandia. Fabricados por artesanos locales, utilizando diversos materiales como; madera, piedra de esteatita que es muy maleable, dientes de ballena, colmillos de morsa o oso polar, hueso y asta de caribú.

Las autoridades solo permiten la venta turística de tupilaks hechos con asta de caribú, quedando prohibida la venta de cualquier objeto de marfil de colmillos de morsa o dientes de ballena.

Tupilak hecho de asta de caribú

Aquí algunos ejemplos de artesanía groenlandesa http://www.tribalcrafts.com/tuppg7a.htm

 

 

Ver Post >
Aprendiendo en medio del hielo del Ártico (Parte 2)
img
JoseTrejo | 01-02-2017 | 09:30| 0

<<Todo hombre que conozco es superior a mí en algún sentido. En ese sentido aprendo de él>>

Ralph Waldo Emerson

<<Empieza haciendo lo necesario, después lo posible, y de repente te encontraras haciendo lo imposible>>

San Francisco de Asís

Así es…

REGRESO DE MI PEQUEÑO VIAJE A LO DESCONOCIDO

Una vez guiado el trekking en el hielo del glaciar con el grupo, tocaba pensar en mi regreso.

Probando la escalada en hielo por una intrépida viajera, glaciar Qalerallit 2011.

Saqué otro depósito extra de gasolina, y empecé a tener una gran excitación, pensando en la vuelta. Mientras se iba repostando la embarcación, giré el mapa, para ver el rumbo de regreso, de repente me vi haciendo cosas que hace años me hubieran parecido imposibles de hacer.

En medio de aquel sitio y sin apoyo alguno, fue como si me hubiera conectado a la seria realidad de la situación que me iba a enfrentar de nuevo, pero esta vez, ya conocía el riesgo que había asumido esa mañana. De repente, supe como de forma automática controlar aquella emoción, que me estaba haciendo estragos en la mente.

Me vino a la memoria de porque estaba allí, se estaba cerrando un círculo de búsqueda de más de 20 años, era lo que quería y soñé siempre, navegar y explorar en lugares remotos, ¡se había hecho realidad al fin!, nudo en la garganta de nuevo… Conscientemente, me observé un momento, y no era irreal.

A lo lejos, ví una línea blanca, que venía de la izquierda del fiordo, era una corriente de cascotes de hielo procedentes del primer glaciar, que cerraba el ancho y yermo espacio, el único glaciar activo, que llevaba algunos días arrojando grandes cantidades de icebergs y hielo fragmentado, creando una capa casi compacta en la superficie, a la que le llamados “sopa de hielo”, y que debido a las corrientes y los frecuentes aludes del frente glaciar, que se podían escuchar sus estruendos desde los 7 kilómetros que nos separaba de nuestro campamento, y que provocaba olas u ondas de tsunamis, cubriendo una ancha franja.

Había que estar siempre alerta, si estábamos cerca de la costa, ya que primero oiríamos el estrepitoso ruido de la caída de cientos de toneladas de hielo, y minutos después, se aproximaría a la costa contraria, allí donde nos encontrábamos, una sigilosa y traicionera ola tsunami, con un gran poder para complicarnos seriamente.

Años atrás, una de estas olas de tsunami, procedente de este activo glaciar, provocada destrozos a una de nuestras lanchas, reventando parte de los flotadores de proa y dañando el casco de la embarcación de 1500 kilogramos de peso, por la caída de un enorme iceberg, lanzándola contra la rocosa costa y sacándola fuera del agua, como si fuera de papel!. También por la falta de experiencia de los primeros años, en una de las expediciones de kayak, de madrugada mientras todos dormían, arrasó el campamento, ubicado en una bonita playa de arena gris, provocando solo daños materiales y sin heridos.

Las caídas de enormes moles de hielo desde grandes alturas, provocan peligrosas olas que chocaran contra la costa contraria a 7 kilómetros de distancia!

Puse en marcha el motor,  y soltaron el cabo de mi embarcación desde tierra. Al no haber embarcadero, salí muy despacio del lugar, para no golpear la hélice con las rocas ocultas ni el hielo, ya que no se podía ver el fondo, debido al agua turbia por la “harina de roca”, o sedimentos de finísimo polvo arrastrado de la superficie rocosa, que fue erosionado como si fuera una gigantesca lijadora por el hielo de los glaciares colindantes. Debido a esta circunstancia, el agua de cerca de los frentes, está teñida de colores por esos sedimentos como si fuera pintura.

Línea blanca formada por “sopa de hielo”, que cubría todo lo ancho del fiordo.

 

Ya saliendo del fiordo, y entrando de nuevo en el Ikersuak Sermilik, pude comprobar cómo de brutal era este entorno natural, al fondo grandes montañas con neveros perpetuos y el color verde por los arboles de abedul enano y la turba que tapizaban las laderas, así le llamó Tierra Verde a esta gran isla,  el famoso vikingo Erik el Rojo, allá por el año 892 a.c.

Ya torciendo el cabo, a lo lejos, casas de colores, de nuevo en la “civilización”, era la ciudad de Narsaq, donde paré para repostar y poder comunicarme por teléfono de nuevo, ya que hasta que no llegara a esa única población, no tendría  señal de cobertura de teléfono.

Mandé un sms a Silke, la coordinadora, de que todo había salido bien, e hice una llamada a Ramón, como habíamos acordado la noche antes.

Mis palabras entrecortadas por la emoción, con el nudo en la garganta que tenia y lágrimas en los ojos, fueron…, gracias por esta oportunidad Ramón, todo fue bien!

Ya estas de vuelta!? Me preguntó, respondiendo con un ¡Fenómeno!, te esperamos para cenar, ¡felicidades Jose!. Había navegado algo más de 100 millas por aquellos fiordos (185 kilómetros).

“Y me acababan de armar caballero”

Y así fue, en ese instante, como se cerró el circulo, que llevaba buscando desde hace muchos años, y era mi camino, que desde entonces sigo.

A partir de ese momento supe lo que tenía que hacer, y era aprender de todo aquel,en este nuevo mundo para mí.

Navegación de regreso a casa, Qassiarsuk o QAS.

Simbólico SMS por móvil desde NSQ (código en clave de la ciudad de Narsaq)

Estoy  en NSQ, Misión cumplida!

regreso a QAS todo ok! :) (código en clave del pueblo de Qassiarsuk)

 

ALGUNOS DE MIS MAESTROS

Con JØrgen Christensen amigo y compañero, cazador, pescador de altura y antiguo trabajador en una mina de oro, un virtuoso a los mandos de cualquier barco en medio de los temporales. Enseñándome a navegar mis primeras millas entre icebergs con la potente Avannaq.

Mi gran amigo, Josvasen Aggu, de gran corazón, antiguo ballenero y reconocido gran cazador por su comunidad , ávido navegante y nuestro mejor bastión de todo el extremo Sur.

Con Javier Norr mi querido Maestro mostrando juegos esquimales de invierno, en un igloo de turba. Reconocido experto y escritor de manuales de kayak con muchas expediciones a sus espaldas, maestro de la cultura y lenguaje inuit y el culpable de mi pasión por todo lo esquimal y lo vikingo.

Con mi amigo y compañero el Capitan Niels Sttender, en la zodiac Leif Erikson. Saber que está a unas cuantas millas cerca es una garantía si estas en apuros. Con dos vueltas al mundo en velero en solitario y miles de millas hechas en los mares árticos. Compartir una taza de café con él, es revivir su vida llena de aventuras y experiencias en los cinco continentes.

Con Alfonso, Capitán de navío, haciendo mis primeras maniobras en el velero Hesperides. Expiloto de avión caza Harrier y famoso regatista del equipo español e instructor de la escuela de navegación Taboga.

http://www.escuelataboga.com/

Con Elena y el Capitán y oficial de la marina mercante Manu García y ahora gran amigo, trazando nuestro rumbo para cruzar el Océano Atlántico, abril 2016. Con más de 140.000 millas náuticas de experiencia y 14 cruces del océano Atlántico en velero, dos de ellos en solitario, científico marino, instructor de la escuela de navegación Taboga y propietario del velero Argos seis.

http://argosailing.es/el-velero/

Con Ramón Larramendi “the Boss”, el lider y creador de TIERRAS POLARES, explorador polar con ambos polos conquistados, experto conocedor de la cultura y lengua groenlandesa. Con innumerables expediciones en las zonas más frías del planeta y records del mundo de distancia y velocidad en un vehículo de cero emisiones, en los casquetes polares ártico y antártico. Gran navegante del hielo, gracias a su catamarán de viento inventado y desarrollado por él.

http://www.tierraspolares.es/

En la foto, nos encontrabamos haciendo mediciones sobre la carta náutica del cabo de Farewell (el cabo del Adiós), año 2012. Se da la curiosidad, de que el 1 de septiembre de este año 2016, pudimos llegar hasta este famoso y peligroso cabo, circunnavegando la isla más meridional de Groenlandia, completadas 13 horas de navegación por mar abierto, hasta regresar a nuestra base del Sur en Nanortalik.

Amanece en el campamento a primeros de septiembre, se ven capas de hielo en la superficie del agua. Marca el preludio de que la estación fría se está acercando inexorablemente.

 

Ver Post >
Aprendiendo en medio del hielo del Ártico (Parte 1)
img
JoseTrejo | 28-09-2016 | 16:01| 0

<<Empieza haciendo lo necesario, después lo posible y de repente, te encontrarás haciendo lo imposible>>

San Francisco de Asís

En efecto…

PRUEBA DE FUEGO

… Ahh no me olvidé contar el final de una de mis primeras aventuras, recogida en la entrada de este blog llamada “De vuelta otra vez…”.  Aquí sigue…

 

He de reconocer que fui algo kamikaze aceptando el reto,pero es lo que sucede en estos casos: actúas desde un punto inconsciente sin conocer el riesgo, que asumí.

La noche antes no pude dormir, por la excitación de esta aventura, estaba dispuesto a todo, absorber, aprender, hacer lo posible para terminar lo mejor posible mi misión. Se me estaba ofreciendo en bandeja una oportunidad y no la iba a malgastar de ningún modo.

Empujé la palanca del acelerador hacia delante de la lancha, de repente sentí escalofríos, me alejaba de tierra firme, estaba entrando en el mundo marino de aguas frías con témpanos de hielo, que apenas conocía, ya que era totalmente de “secano”, me estaba introduciendo en un mundo nuevo. Paso a paso y después de varios minutos, miré por última vez al muelle que se iba perdiendo poco a poco, dí un suspiro, y me introduje en lo desconocido.

Fijé la vista hacia delante, en el primer cabo de la abrupta y montañosa costa,  iba a ser mi primer objetivo, ya no sería el mismo si regresara sano y salvo de esta prueba.

La tarde antes, después de terminar mis pruebas náuticas consiguiendo un “aprobado” necesario,  escuché a Ramón con un tono de aceptación, era suficiente para mí, para dejarme llevar. Vamos al Land Rover! dijo, cogiendo de su mochila un walkie talkie VHF con canales náuticos, y una pequeña pistola de señales. Toma Jose, esto es lo que uso cuando salgo a navegar, si estás en apuros sabes cómo usarla? Ahh, no dispares cerca de los depósitos de combustible en caso de pedir ayuda ehh!! O te verán, pero saltando por los aires. Yo, con toda la cara de novato, afirmé haciendo una pregunta que yo mismo respondí ¿ah sí?…Mirada mitad preocupación y de advertencia por parte de mi maestro de maniobras náuticas…

Esa noche, terminando de echar una mano y cenar algo, seguía mi cabeza con el run-run de la tarde, y pensé: “que demonios…!, no sé utilizar estos trastos (walky y pistola de señales), mejor dejárselos de nuevo en su mochila, le dará mejor uso que yo si llegara el caso”.  Además, para mí era todo un honor de quién venían. Yo era un autentico novato y me los tendría que merecer sentencié, por ello busqué el coche, y allí estaba su mochila, y como con una reverencia, se los dejé en el mismo sitio de donde salieron. A esto le pueden llamar inconsciente… o como yo digo…listo para saltar al tren sin casco ni rodilleras.

Y así fue, plegué mi mapa, lo entallé cuidadosamente para que no se volara, entre el compás náutico (brújula) y el parabrisas del barco, dejando la zona visible de mi ruta.

Al poco doblé el primer cabo, famoso por su peligroso escollo cerca de él, observé que apenas se veía, pero al menos no estaba en mi camino. Lo festejé en voz alta con un ¡bien!

A lo lejos, mi siguiente objetivo…el cinturón del Qooqqut,  zona frecuente de gigantes icebergs y donde se suele encañonar el viento, haciendo imposible su navegación a veces.

Siguiente paso…

Ahora tocaba pasar por los islotes de la granja de Ipiutaq, donde en los años cincuenta hubo un famoso hundimiento de un carguero militar americano, “S.S. Montrose”, que cargado con criolita (mineral de aluminio), chocó contra un escollo rocoso hundiéndose, debido a la falta de visibilidad por las persistentes nieblas que había en la zona.

Ante la duda sobre si tenía suficiente combustible, retrasé la palanca del acelerador,y paré la embarcación.

En medio de este inmenso fiordo de una profundidad media de 400 metros, y de oscuras aguas, debido a la mezcla de agua dulce con diferente densidad, procedente del espectacular fiordo de Qoopput, y su activo glaciar del mismo nombre, saqué el primer depósito extra de combustible, y allí estaba yo, flotando a la deriva solo. Uff… qué sensación.

La corriente me acercaba sutilmente desde la distancia, a algo que de lejos me era familiar, y que sobresalía de la superficie, era el mástil del castillo de popa (parte trasera de los barcos) de aquel pecio (barco hundido) ¡estremecedor!

Habitual estado del canal Narsaq Saava, a veces para poder avanzar, hay que empujar el hielo con el barco, debido a la gran cantidad que suele tener

 

Último rumbo de 330º, en el fiordo Qalerallit, lo conseguí!!! Mi Meta, al fondo, en el casquete polar!

 

Mi mapa con los rumbos trazados

 

Pasando con mi pequeña embarcación, por el espectacular frente glaciar de 70 metros de altura, uno de los tres frentes y el único activo del fiordo Qalerallit

 

Jesús saluda a los asistentes, después de haber escalado la rampa de hielo

 

Una vez atravesada la zona de congestión por hielo, seguí rumbo entrando en el gigante Ikersuaq Sermilik, y las entradas a sus laberínticos fiordos e islas con niebla baja que tenia aquel día… Mi tesón no desistía, aunque me asaltaron dudas de cuál era al que me tenía que dirigir por la poca visibilidad, ya que no llevaba GPS para orientarme de forma más segura y tranquilizadora.

Confié en mí, pensando “total, tengo un montón de gasolina y comida, para estar dando vueltas por aquí durante horas”.

Después de un rato observando la orografía y comparándola con el mapa, tomé la determinación de apuntar la proa del barco (parte delantera de las embarcaciones) virando al rumbo 330º  convencido de ello ¡¡¡¡y allí estaba el fiordo de Qalerallit!!!

Me embargó un enorme llanto de emoción y felicidad: había conseguido llegar solo en mitad de esa niebla, y estos grandes espacios abiertos, con aquella pequeña embarcación.

Con un nudo en la garganta y lágrimas en la cara, continué siempre hacia delante, saboreando el gran momento que estaba viviendo. Bandadas de gaviotas me saludaban al paso, incluso una foca emergió asomándose a la superficie para observarme, sentía más frío en la cara, por estar cada vez más cerca del campo de hielo. Mi sonrisa se hizo mayúscula.

Necesité algún minuto para bajar de la nube en la que me había montado… Cuando arribé a nuestro campamento cerca del hielo, llamado Fletanes, ya estaba el grupo listo para ir a la ruta en el glaciar, y yo era su guía.

De repente me acordé de algo:  era mi pequeña libreta, en la que muchos años atrás había ido anotando tantas notas como sueños. Algo estaba haciéndose realidad y cambiando en mi interior…

Continuará…

Ruta en el campo de hielo de Qalerallit, con una actividad sorpresa, para algunos que quisieran probar la escalada en hielo. Jesús María experimentando, agosto 2011

Ver Post >
Explorando un pequeño glaciar sin nombre PARTE 2
img
JoseTrejo | 19-10-2016 | 07:17| 0
<<Observar el gran abismo sentados en el borde, nos hace valorar más la vida, percibiendo y disfrutando de los pequeños detalles que esta nos va regalando>>
Jose Trejo
El Padre enseña al Hijo, años 50.

El Padre enseña al Hijo, años 50.

Desde muy pequeños, incluso cuando comenzaban andar, los niños eran instruidos en el uso del kayak, para desenvolverse en las gélidas aguas, los introducían desnudos desde la cintura para abajo para no mojar las pieles que vestían y aprender el equilibrio. (Foto del museo de Nanortalik).

Esta foto se la dedico cariñosamente a aquellos padres temerosos y demasiados protectores o, aquellos que acostumbran a dar escusas como: “…es que no salgo o no hago porque el niño…”

 

<<Ignoramos nuestra propia estatura hasta que nos ponemos en pié>>

Emily Dickinson

<<¿Qué nos impulsa a embarcarnos en situaciones difíciles o incomodas o a veces peligrosas? La clave está, en que todo lo que nos hace felices, se encuentra fuera de nuestra zona de confort>>

Entonces… ¿porque algunos eligen el peligro o el extremo como forma de vida? no va a ser una respuesta retórica clásica, de una justificación para llamar la atención o algo por el estilo…, este caso es una reafirmación del encuentro de un camino largamente buscado en callejones sin salida muchas veces, otras en cambio, golpes infructuosos a puertas equivocadas que nunca se abrieron o incluso por último saltos al vacio esperando a trenes que no acababan de pasar…

Esa reafirmación llegó acompañada del premio del compromiso y la felicidad deseada. He de decir que no es un camino de rosas y más bien tortuoso pero, es el que nos hace felices y plenos.

Aquí tenéis la respuesta en el texto de este libro,

Para la gran mayoría de nosotros, cuando llega el momento de afrontar un reto, el principal enemigo somos nosotros mismos. Nuestra autoestima y la imagen que tenemos de nosotros están demasiado vinculadas a los logros. El ego controla gran parte de nuestro comportamiento. A menudo basándonos en el miedo y la evasión, más que en el amor por el reto.

Hay dos tipos de miedos: el de sobrevivir y el imaginario. El primero es saludable y ayuda, mientras que el último no. Es importante ser capaces de distinguir entre los dos.

La muerte es nuestra <<consejera>>. En otras palabras, ser conscientes de nuestra mortalidad es una visión de la realidad ÚTIL. Nos recuerda que todas las acciones cuentan y, por tanto, dirige nuestros actos hacia lo que es realmente importante, valioso y determinante en nuestras vidas. La muerte nos recuerda que no tenemos tiempo que perder.

APRENDER y CRECER, por definición, nos saca de lo familiar y nos lleva a lo desconocido. Por tanto, tenemos que dejar nuestra zona de confort

<<Guerreros de la roca>> Arno Ilgner

Explorando el glaciar como todos los inicios de temporada. Preparando y buscado una ruta segura y a la vez “intensa” para nuestros viajeros que vendrán a visitar el campo de hielo, (foto de Miriam Walter 2012)

Cerca de los SERACS del frente glaciar, es donde se pueden ver las grietas de hasta 50 metros de profundidad y sus preciosas tonalidades azul cobalto.

SERAC: Es la llamada zona de bloques fragmentados por grandes y profundas grietas, cuya rotura se debe al movimiento del hielo por las zonas donde la pendiente es más acusada, quebrándose como si de un abanico abriéndose se tratara, hasta quedar apoyados en equilibrio como piezas de dominó en su fase final en el frente, que caerán por simpatía en cualquier momento.

Uno de los viajes más populares y accesibles http://www.tierraspolares.es/viaje-10_maravillas-de-groenlandia-8-das/

 

!!Explorar por el simple placer o necesidad de satisfacer nuestra curiosidad!!

Rapel de bajada y escalada en hielo por primera vez en este profundo sifón del glaciar Qalerallit, con mi compañero Leonardo Proverbio o “Cuny”.

Abajo en lo más profundo solo oscuridad y ruido, se sentía el poder de un estrepitoso rio subglaciar, con sus aguas teñidas de til(sedimentos) o harina de roca, de color gris claro, Junio 2012.

Este sifón tardó en desaparecer dos años, desde que lo localizamos, tenía alrededor de 20 metros de profundidad.

Con Cuny, en el desmontaje del campo base de Tasermiut, mediados de septiembre 2012.

Aquí os dejo algunas de las mayores hazañas de este Titán argentino llamado Leonardo Proverbio:https://www.youtube.com/watch?v=Ujhj5HcF5pg

Con Sergio y Jeroni, escalando una grieta de 35 metros de profundidad. Se puede observar la densidad y dureza del hielo en la base, dependiendo de su color, en este caso azul cobalto intenso y de buenísima calidad… cuanto más fondo, más peso de nieve comprimida encima, debido a ello, a partir de unos 50 metros aproximadamente, el hielo se vuelve plástico o explicándolo de otro modo, se comporta mecánicamente elástico, debido a la escasez de oxigeno en su interior y extrema dureza, pudiendo desplazarse por la orografía rocosa sin roturas.

 

Nuestro proyecto, EL PEQUEÑO GLACIAR SIN NOMBRE

Ruta de acceso al campo de hielo para unir dos fiordos, uno del Oeste con otro del Este.

Itinerario más seguro de ascenso por la roca pulida, hasta la entrada para poder acceder al campo de hielo.

Itinerario más seguro de ascenso por la roca pulida, hasta la entrada para poder acceder al campo de hielo. Luego empieza la búsqueda de un paso hasta llegar al hielo franco, atravesando grietas, sifones y escombreras de roca inestable, mezclado con bloques de hielo enterrados en la morrena lateral. Total… una lujuria de elementos deseosos de complicarnos la vida a cada paso en todo momento…

Parecen pequeños pasos, pero crear una nueva ruta que sea segura, implica tiempo que no nos sobra y estudio del lugar tan cambiante como es un rio de hielo, además de aprender de la nueva zona, lo que hace que hagamos mas viajes en los alrededores.

La pequeña hazaña de este año fue, poder entrar con nuestro barco al lago glaciar de agua dulce desde el mar del fiordo, para poder acceder de forma más “segura” a través de este medio, al lugar de ascenso al frente de hielo, evitando así, ir durante hora y media por tierra, como el año anterior y cruzar otra vez la peligrosísima “BOLERA” de la morrena lateral, teniendo en cuenta que entrabamos por primera vez por un estrecho canal de agua inexplorado, con grandes rocas sumergidas amenazándonos y arriesgando bastante la integridad del casco y las hélices de nuestro barco como mínimo…

BOLERA; así le llamamos en montaña, a una zona inestable de rocas sueltas y sujetas por tierra, que se desprenden en cualquier momento, en este caso, desde alturas de 200 metros y gran inclinación, con el tamaño de un autobús de algunos de estos graciosos bloques de roca erráticos.

Bloque errático: se le llaman al conjunto de material rocoso que se deposita encima del hielo y “viaja” en el.

Comparando estas dos fotos, con un año de diferencia, se nota un preocupante retroceso en el hielo.

Para entender las magnitudes de los alrededores, solo hay que fijarse en el detalle, marcado con un círculo y compararla, con la fotografía de abajo donde aparecen Carlos y Eric marcados en circulo.

12 de Julio 2016. Llueve sobre TCP durante el montaje, siglas de nuestro campamento base, a las faldas del Suikkassuak. Arriba en las cumbres nieva, al alba unas misteriosas sombras bajarán a los valles, son los llamados “QIVITOQS”, podrán ser sentidos por los humanos.

Qivitoq, ser montaraz de leyenda, que genera miedos en los niños y escalofríos en los adultos. Antes fue humano, no queriendo pertenecer a la sociedad. Se adentran en lo más profundo e inhóspito de las montañas, glaciares o fiordos, huyendo de sí mismos, de su propia identidad. Entregándose al mundo natural, donde empieza la verdadera transformación de su espíritu, comenzando por oscurecerles las palmas de las manos, llegando a ser negras, posteriormente serán capaces de correr como un caribú o volar como un águila, para vivir en la naturaleza sintiéndola como tal, abandonando y odiando todo lo humano.

 

 

 

 

 

Ver Post >
Explorando un pequeño glaciar sin nombre PARTE 1
img
JoseTrejo | 23-09-2016 | 11:38| 0

¿Es solo una moda hablar de esto del cambio climático? … o mejor preguntarlo de otro modo. Si fuera así,  ¿a quién le beneficia? ¿Y cuáles son los intereses de esta propaganda?

Contrastes (foto de nuestro compañero Alex Eggermont 2016)

Una curiosidad… ¿Por qué el hielo es azul y no de otro color? ¿Realmente tiene ese intenso color? Pues no! Es transparente, pero entonces, ¿por qué lo vemos con tonos azules? Bueno, si miramos el cielo o el agua de un lago u océano, es azul.

En efecto, debido principalmente por dos causas, la densidad y la cantidad, esto quiere decir que si tomamos un vaso de agua del mar, esa agua no tiene color, por lo tanto es transparente ¿y que le ocurre al hielo? Pues lo mismo.

Si hablamos de la densidad, ocurre lo parecido, a mayor densidad más color.

El motivo, la longitud de onda de los colores. Me explico: cada color tiene una longitud de onda por  la luz que puede percibir el ojo humano, por ello cada color tiene diferente longitud de onda, siendo los tonos violeta y azul los de longitud corta de onda y mayor energía y los tonos amarillo naranja, amarillo y rojo, los de longitud larga de onda y menor energía.

Violeta 400-440 nm Amarillo 530-590 nm
Azul 440-480 nm Naranja 590-630 nm
Verde 480-530 nm Rojo 630-700 nm

Breve explicación  http://www.asifunciona.com/fisica/af_luz/af_luz_3.htm

El hielo se retira

El hielo de los glaciares se está perdiendo rápidamente, año tras año lo comprobamos, y el paisaje cambia inexorablemente, dejando un aspecto yermo gris lunar del lugar.

Es tan rápido su pérdida, que las fotos satélites o los mapas digitales de los plotters de los sistemas de navegación GPS son apenas ya fiables. En algunos lugares cercanos al hielo  ha de mirarse las fechas de las fotos satélites, y compararlas cada año para poder constatar la diferencia.

Mientras navegas usando el GPS (sistema de navegación electrónica por satélite) podemos ver que el símbolo de nuestro barco “navega” en una superficie de color amarillo en vez de una superficie de color azul, símbolo de agua. ¿Qué quiere decir esto? pues nada más que, recientemente era una superficie de hielo, y digo recientemente.

En la pantalla de nuestro plotter GPS, se observa la zona amarilla, en este caso representaba hielo, ahora es gran un lago de agua dulce…ni las cartas náuticas electrónicas son capaces de ser actualizadas tan rápidamente, como la pérdida del hielo de los glaciares…una pena!

Vista desde Google maps del glaciar, se observa las marcas de las morrenas laterales recientes de arena sin apenas nutrientes, donde tardará en crecer vida vegetal.

Mensajes por el DeLorme vía satélite, como si se tratara de un “gran hermano” siguen la progresión en el hielo de nuestra pequeña exploración del glaciar de entrada, pasamos a la sombra de un gran Nunatak o “montaña flotante”, pisando un terreno prácticamente inexplorado, entre grietas y profundos sifones en busca de un paso que nos lleve a lo alto del plató del casquete polar, para unir el Oeste del Este. Cada vez estamos más cerca, y volveremos el próximo año.

Foto tomada en el “Avannaq” nuestro barco, posiblemente la primera entrada de un barco desde el agua salada del fiordo a este lago de agua dulce, pasando por un pequeño canal con rocas amenazadoras.

Partes de un glaciar http://recursos.cnice.mec.es/biosfera/alumno/3ESO/agentes_2/contenidos3.htm

Ver Post >
Sobre el autor José Trejo
Autodidacta, soñador, entusiasta y aprendiz de Aventurero y navegante. Observador y sensibilizado por nuestro planeta y los habitantes de lugares inhóspitos, buscador de experiencias y maestros en otros mundos y culturas, que me ayuden a entender otras realidades. Con la necesidad de compartir con otros a través de mis ojos, las visiones, aprendizajes, aventuras y desventuras. Pretendido contribuir con mis vivencias una concienciación de lo efímera que es la belleza que nos rodea, en este maravilloso planeta y sus entornos naturales tan sensibles. Así nace un extremeño en el ártico.