Hoy

img
Etiqueta: personas
Excursión a Tobati
img
Marta Villasán | 17-08-2015 | 15:38 |0

En noviembre de 2013 venía mi director de tesina a dar un curso de anillamiento a la FaCEN, y yo fui a Asunción a ayudarle. Cuando libré el fin de semana, mi amigo José me llevó de excursión a lo que llamaban montañas, que era la región de los cerros de Tobati, donde descubrí un paisaje diferente y muy bello.

Ayudando en el curso de anillamiento

El día había sido largo, habíamos estado anillando hasta las tres del mediodía (bueno, en Paraguay es ya la tarde), luego tuve una reunión para editar un libro de árboles de San Rafael y otra para ver cómo íbamos a tratar el tema de malófagos de aves en mi estudio, y después, por fin, nos pusimos en marcha. Fuimos andando hasta el super de San Lorenzo por la ruta (la carretera) y allí nos abastecimos para la cena. Preparamos bien las mochilas y nos sentamos a esperar el colectivo que nos llevaría a Tobati. Para entonces eran las ocho y había anochecido.

Llegamos a Tobati dos horas después. En la estación de servicio donde nos bajamos rellenamos las cantimploras, lavamos el termo y nos embadurnamos de repelente. Y por fin, con

Ver Post
¡Los yacarés de FaCEN se multiplican!
img
Marta Villasán | 07-04-2014 | 17:58 |0

Cuando alguien le comenta a la que fue mi jefa “¡Que hay un yacaretito en el estanque!” y se descubre que han criado y realmente hay 29 yacaretitos más …

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/suplementos/abc-revista/alumnos-de-piel-dura-1231351.html

Ver Post
Empezando la tesina: anillamiento de aves en la Reserva San Rafael
img
Marta Villasán | 08-10-2013 | 00:53 |0

Amanecer en San Rafael

Me levanto cuando aún está oscuro. Afuera se oyen los cantos desacompasados de los atajacaminos y las lechuzas en la selva. El frío me muerde sin compasión: estamos a unos 7 grados. Frío algo de mandioca para tener algo que llevarme a la boca durante la mañana, me hago un bocadillo de jamón para desayunar y relleno el termo de agua caliente para el té.

Cuando José y yo salimos, empieza a clarear por detrás de los árboles, y para cuando llegamos a la laguna, el vapor de agua se levanta en remolinos sobre el agua, haciéndome pensar en otro planeta. El aliento se nos convierte en vaho mientras atravesamos el talud que contiene el agua; la humedad se nos pega  a las pestañas. La quietud del momento, sólo rota por el ulular de una lechuza, me da la sensación de que el tiempo se ha detenido.

Abrimos las redes en la penumbra del alba y nos volvemos al punto donde tenemos montada la mini tienda de campaña. Esperamos amodorrados hasta que pasa la primera hora y nos acercamos a revisar las redes. Encontramos un pequeño arañero silbón (Basileuterus

Ver Post
Educación ambiental en la escuela rural de Perlita
img
Marta Villasán | 13-09-2013 | 23:07 |0

Llegamos temprano a la escuela de Perlita (en Alto Verá, Itapúa), un pequeño barracón azul con dos pequeñas aulas. El patio era un pequeño prado en el que crecía el pasto libremente, y por el que correteaban algunas gallinas y un perro famélico. Al fondo se levantan dos pequeñas letrinas. El sol picaba un poco, pero corría una leve brisa que refrescaba el ambiente.

Lo primero que me llama la atención al asomarme a la clase, es que, junto a la pizarra con la lección del día, hay un portátil abierto. Lo segundo, las miradas de los niños. Curiosas. Abiertas. Y en muchos casos, inescrutables. Daban la sensación de haber visto muchas cosas, de tener una gran experiencia a sus espaldas, a pesar de que todos eran bastante pequeños. Algunos iban descalzos, y otros en chanclas. Y todos me miraban con esa mezcla de interés y recelo con que se mira lo nuevo y desconocido.

Avanzo junto con Claudio y Celia al interior del aulita mientras la profe terminaba de explicar la lección de castellano en guaraní. Me explicaron que en aquel entorno ese era el principal idioma, y que en general, aunque es una asignatura obligatoria, los niños sólo entieneden guaraní, o

Ver Post
Mis primeros pinitos como actriz. Grabación de un documental en el Sendero Chachí, el de los helechos arborescentes.
img
Marta Villasán | 12-09-2013 | 21:05 |0

Hoy ha sido un día agotador. He trabajado casi once horas seguidas, pero ha sido muy gratificante.

Me levanté a las cuatro y media de la madrugada. Alberto quería que nos amaneciera en el bosque, y había media hora de camino hasta la entrada del sendero Chachí (que es como se llaman los helechos arborescentes en guaraní, pronunciado /shashí/, no /chachi/). Hacía un frío asesino; la humedad se metía en el cuerpo y no había otra forma de espantarla que con un té muy caliente al lado del fuego de la cocina. Al final, entre unas cosas y otras, el amanecer nos pilló en el camino, pero aun así sirvió para aprovechar bien el día.

Inicio del sendero Chachí

Un productor de documentales de un canal de Paraguay, el 13, estaba haciendo un reportaje sobre la zona y quería, además de grabar imágenes del Bosque Atlántico, contribuir a su conservación grabando algunos spots de promoción. Y había decidido que yo fuera su actriz.

Alberto y Juan Carlos, el productor y cámara del documental

Lejos de

Ver Post
Por el Sendero Urutaú. Reserva de San Rafael.
img
Marta Villasán | 04-09-2013 | 15:24 |0

El martes temprano por la mañana salgo con Alberto para ver aves y comprobar su fenología, es decir, la fase en la que están. Aún es final de invierno y todavía no se han activado; la actividad era muy baja, y la temperatura también. Doy todos los días las gracias a mamá por comprarme este pantalón tan bueno y tan calentito; por mucho que pensáramos que quedaba poco de invierno, Parguay se está empeñando en que no me lo pierda.

En el recorrido hemos visto bastantes aves, y he podido ver brevemente lo que es el Bosque Atlántico. Es increíble estar en la selva… me sentía un poco como si estuviera en Pandora.

El sendero discurría primero junto a la pequeña laguna artificial que alimenta el generador eléctrico. Aquí se pueden ver varias especies de cormoranes, pollas de agua y gallinetas, aunque a esa hora tan temprana aún no había muchas. Una neblina suave se levantaba sobre la superficie del agua dispersando el sol dorado, dando un aspecto mágico al amanecer.

Una polla de agua en el lago artificial.

Recorrimos el sendero Urutaú, que discurre en buena parte por el Bosque

Ver Post
Entrevista con el Comandante Amandio Pires
img
Marta Villasán | 26-08-2013 | 22:00 |0

El comandante Amandio Pires, que pilota el Boeing 737 de la compañía GOL que me lleva de Sao Paulo a Asunción, me estrecha la mano con una amplia sonrisa y nos sentamos en una fila de las muchas que hay libres. El sol entra por la ventanilla, por la que se ve una espesa alfombra de nubes blancas que de vez en cuando se apartan para dejarnos ver parte del paisaje que sobrevolamos.

Nos reímos y bromeamos en portuñol; el comandante es un hombre joven y simpático, con una sonrisa sincera e interés por mis preguntas. Le explico que a mí siembre me han producido mucha curiosidad los aviones, ya que mi padre ha sido piloto de ultraligeros y me he criado entre hangares, y mis primeros juegos de ordenador, allá por los años noventa, han sido simuladores de vuelo, aunque tengo la espinita clavada de que nunca conseguí aterrizar ningún avión sin estrellarme.

Una eXtremeña en ParaguaY (XPY): ¿Cuánto tiempo lleva volando?

Comandante Amandio Pires: Llevo dos años como comandante, y seis años más como copiloto.

XPY: ¿Y qué es lo que más le gusta de su trabajo, con lo que más disfruta?

Comandante Amandio Pires: Pues el hecho de pilotar. Es una sensación muy

Ver Post
Escribiendo desde Asunción
img
Marta Villasán | 26-08-2013 | 16:10 |0

¡Hola a todos! Escribo ya desde el Hotel Ykua Satí, en Asunción. He tardado 30h de viaje hasta llegar aquí, pero parece que ha merecido la pena…

El viaje ha salido genial, yo esperaba que fuera más aburrido, o encontrarme problemas con los billetes, o tener que luchar por mi vida y mis lonchas de jamón serrano ibérico… pero nada de nada. Llegué cuatro horas antes del vuelo a Barajas, y me encontré con las sorpresa de que ya podía facturar, así que envolví mis maletas en plástico verde con una bonita cinta española y me las quité de en medio. En total entre las dos 43kg (el límite era 46…), y si sumamos el ordenador, la mochila con la cámara y la comida… llevaba más peso de equipaje que lo que peso yo. La única mala noticia fue que tenía que recoger mi equipaje y volver a facturarlo en Brasil, porque la compañía del segundo tramo (GOL) no tenía tratos con la primera (TAM).

A las diez menos diez de la noche me despedí de mis padres y me acerqué al control de la policía. Me hicieron sacar el bolso, porque las monedas al estar aplastadas parecían algo largo y metálico. Luego me dirigí hacia la puerta U. Me dijeron que bajara el ascensor, y

Ver Post
Sobre el autor Marta Villasán
Extremeña de nacimiento y de corazón, recién acabado el Máster en Conservación de la Biodiversidad, vuelo hacia mi próximo destino, Paraguay, gracias a una beca de la Oficina de Cooperación al Desarrollo de la Usal, donde cumpliré mi sueño: trabajar en la conservación de uno de los hábitats más amenazados del mundo, el Bosque Atlántico del Alto Paraná (BAAPA). Bióloga, blogger, educadora ambiental, fotógrafa, escritora y soñadora a tiempo parcial, tiendo a ver siempre el vaso medio lleno y a escarbar para ver qué hay más allá de la corteza, y disfruto contándole al mundo lo que encuentro allí. Lo que cambia nuestro planeta es la conciencia, y lo que crea conciencia es la educación.

Otros Blogs de Autor