Hoy
img
Autor: pilopavila_6246
RECUERDOS DEL VERANO
img
Pilar López Ávila | 23-09-2018 | 1:35| 0

No lo parece, pero estamos otra vez en otoño. Las estaciones se suceden sin solución de continuidad aunque nos hayamos empeñado en acotarlas y marcar sus inicios y finales.

El equinoccio de otoño tuvo lugar aproximadamente a las cuatro de la madrugada de este domingo, 23 de septiembre.

Curiosamente, me he despertado esta noche en torno a esa hora, pero no he pensado en el otoño sino en la ausencia de brisa fresca entrando por la ventana y en el calor que hacía en la habitación.

Se resiste el verano a abandonar la estación y puede que todavía aguante un poco más.

Echando la vista atrás y rebuscando entre las fotos de cuando todavía estaba de vacaciones, han aparecido los caballitos del diablo.

 

20180728_180249 20180728_181259

 

A mediados de agosto hicimos un viaje muy breve a la sierra de Francia, al sur de la provincia de Salamanca, frontera natural con Las Hurdes extremeñas.

Las piscinas naturales que se forman con los numerosos arroyos que nutren a los ríos Alagón, Francia y Cuerpo de Hombre, son abundantes en esta sierra. Bañarse en las aguas heladas de alguna de ellas y disfrutar de su entorno en plena naturaleza es uno de los mayores placeres del verano.

Lo sigue siendo para mí, sus aguas frías y cristalinas ofrecen un baño reparador, relajante y beneficioso para la salud. Aunque es cierto que en los últimos tiempos las piscinas naturales están saturadas de personas que huyen del calor o que buscan ese reducto de paz que ofrece siempre la naturaleza.

 

20180728_175653

 

En la piscina de Villanueva del Conde, huyendo del gentío, quisimos buscar aguas arriba algún remanso del arroyo en el que poder sentarnos a remojar los pies.

Encontramos una poza no muy profunda en la que no había nadie.

Sobre el agua y brillando con el sol, multitud de ditiscos se movían incesantemente. Cerca de ellos los zapateros, patinando en la superficie gracias al reparto de peso entre sus patas para no romper la fina película de agua.

La sorpresa llegó volando.

En forma de caballito del diablo, de iridiscentes colores verde oscuro y azul cobalto.

El caballito del diablo es un insecto del Orden Odonatos que pertenece al Suborden Zygoptera. Parecido a las libélulas, se diferencia de ellas, entre otras características, por la posición vertical de las alas.

Las hembras son de color verde con alas marrones y los machos son azules con alas del mismo color que al plegarse parecen negruzcas.

La especie Calopteryx virgo vive cerca de pequeños arroyos de aguas frías y limpias.

Tienen costumbre los caballitos del diablo de posarse al sol en alguna rama cerca del agua, al acecho de pequeñas moscas que cazan al vuelo, para regresar de nuevo al mismo lugar.

Sentadas en la poza con los pies en remojo, los caballitos comenzaron posándose en nuestras rodillas.

Un rato después, los teníamos sobre los dedos extendidos de nuestras manos, utilizándolos de posaderos desde los que se lanzaban a por las presas y regresaban para dar buena cuenta de ellas.

 

img-20180728-wa0009 img-20180728-wa0010 img-20180728-wa0011 img-20180728-wa0015  img-20180728-wa0017 img-20180728-wa0018 img-20180728-wa0019 img-20180728-wa0023

 

Pasamos así un buen rato, maravilladas con este suceso extraordinario, los caballitos del diablo posándose sobre nuestros dedos como si nada, muy cerca de nuestros ojos abiertos y sorprendidos, bajo el aire de nuestras exclamaciones.

¡Qué felicidad!

No todos los días se le posa a una un caballito del diablo, azul cobalto, en los dedos de las manos.

Ver Post >
REDESCUBRIENDO LUGARES MÁGICOS
img
Pilar López Ávila | 02-08-2018 | 6:04| 0

Redescubrir lugares que conocí antaño y no había vuelto a pisar, visitarlos de nuevo y sorprenderme por todo aquello que no vi en su momento, es una de las cosas que más me gusta hacer en verano cuando tengo más tiempo libre. Y más aún si se trata de un lugar mágico relacionado con la naturaleza.

Así me pasó hace unos días cuando volví al Jardín Botánico de Coria. Lo descubrí durante los años que trabajé en el IES “Jálama” de Moraleja y lo visité en varias ocasiones, casi siempre con prisas.

 

encinar limpieza

 

Hace unos días convencí a mis hijos y sobrinas para que me acompañaran. Me costó un poco, pues a menudo los adolescentes son perezosos, indolentes, resistentes a salir de su zona de confort… pero no hay nada mejor que despertar su curiosidad y su ilusión, ya que entonces se convierten en los mejores acompañantes para pasar un rato genial.

La mañana era propicia: limpia, poco calurosa y muy luminosa.

El Jardín Botánico de Coria tiene poco más de una hectárea de superficie. Se sitúa a la entrada de Coria, al pie de la carretera de Cáceres. Construido sobre un antiguo vivero de árboles que se plantaban en los márgenes de las carreteras, fue reconvertido en el año 1991 en jardín botánico por el taller de Jardinería Medioambiental de la Escuela Taller II del Ayuntamiento de Coria.

 

adelfas

 

cartel

 

claroscuro

 

En este espacio, perfectamente mantenido, organizado y cuidado, se concentran varias asociaciones vegetales características del bosque mediterráneo: robledal, encinar, alcornocal y bosque de ribera.

 

claroscuro-2 estanque

 

grandes-arboles

 

Un invernadero en el que se cultivan especies que luego se plantarán en el jardín y otras especies ornamentales para los jardines de la ciudad, da la bienvenida al visitante. Posteriormente se accede a la zona de vegetación en la que se suceden de manera ordenada las asociaciones antes mencionadas.

 

avellano carteles

 

lentisco

 

En el centro del jardín, una casa de aperos que hace las funciones de oficina y el gran Plátano del Vivero o Plátano de sombra (Platanus hispanica) de 25 metros de altura y 125 años de antigüedad.

 

casa-de-aperos limpieza

 

platano-de-sombra platano-del-vivero

 

En el recorrido se suceden las sensaciones gratas: un estanque alfombrado por las lentejas de agua, claroscuros entre los árboles, pasadizos cubiertos de vegetación, un puente de madera sobre el riachuelo, el huerto, un merendero, el sonido del viento en los álamos blancos…

 

puente-de-madera riachuelo

 

huerto sombras-en-el-estanque

 

Las mariposas saltacercas (Lasiommata megera), blanquitas de la col (Pieris brassicae) y vanesas numeradas (Vanessa atalanta) se dejan ver, apenas posadas unos instantes para la foto antes de seguir su vuelo errante.

 

saltacercas

 

Una Curruca Capirotada (Sylvia atricapilla) se empeña en amenizarnos el paseo, conseguimos verla mucho rato después de estar grabando su canto.

https://www.youtube.com/watch?v=Rt9ynwUyTGY

 

Algunas sorpresas antes de irnos: un nido de Chochín (Troglodytes troglodytes) construido la pasada primavera, tan bien hecho que permanece aún intacto.

 

nido-de-chochin

 

Feliz reencuentro con el Jardín Botánico de Coria.

Ideal para pasar una mañana de verano al frescor del agua, los cantos de los pájaros, el vuelo de las mariposas y las sombras de los árboles.

 

helechos noria

 

tejo

Ver Post >
INSECTOS DE TEMPORADA I
img
Pilar López Ávila | 06-07-2018 | 2:20| 0

He descubierto el fascinante mundo de los escarabajos.

Reconozco que hasta hace poco no les hacía mucho caso, es más, no me gustaban y me parecían todos iguales.

Pero he comenzado a fijarme en ellos. Son tan sorprendentes y variados que se podría decir que no hay dos escarabajos iguales. Con razón son el orden de insectos más numeroso.

Sus hábitos alimenticios son muy amplios, y los que se alimentan sobre las flores son quizás los más fáciles de descubrir y fotografiar.

Es curioso como cada flor tiene su escarabajo. Sobre todo las compuestas, como las margaritas o los crisantemos, ya que al ser inflorescencias formadas por muchas flores, los escarabajos pueden permanecer mucho tiempo en ellas alimentándose de su néctar.

 

escarabajo escarabajo-negro escarabajo-sobre-cardo

 

escarabajo-sobre-crisantemo

 

Las abundantes lluvias de los últimos meses han sido muy favorables para los insectos, ya que para que los huevos eclosionen necesitan que el suelo tenga suficiente humedad. Por eso esta primavera y comienzo de verano los insectos están siendo tan abundantes, así como lo han sido las flores que han salido de forma extraordinaria esta primavera, que ha sido especial, para recordar.

Además de los escarabajos, otros insectos son frecuentes en esta época.

Como las molestas y omnipresentes moscas, que se cuelan en las casas y nos fastidian la hora de la siesta. Están por todas partes, y hay también muchas especies diferentes, incluso algunas que se hacen pasar por abejas… pero eso es otra historia de la que hablaré en otra ocasión…

 

especie-de-mosca mosca-verde

 

La abeja cortadora de hojas (género Megachile) hace de las suyas en las hojas del lilo, del frambueso y de las glicinias de mi terraza. Incansable durante todo el día, corta las hojas en forma de media luna, luego lleva el trocito que ha cortado hasta un agujero que ha practicado en alguna maceta y allí lo introduce. Con los trozos de hojas fabrica una estructura cilíndrica para envolver el huevo del que eclosionará la larva.

 

cortahojas-2 abeja-cortahojas

 

Aunque el destrozo estético de las plantas es considerable, la abeja es inofensiva, además contribuye a la polinización y por eso la dejo hacer lo que quiera, no me importa que decore las hojas de la glicinia a su antojo.

 

hojas-cortadas-3

 

En este enlace se ve cómo corta las hojas:

 

Y en este otro cómo hace un agujero en la jardinera:

https://youtu.be/SZJY7_0OTJg

 

Se habla también mucho durante estos días de un viejo conocido que se ha convertido casi en una plaga. Se trata del minúsculo insecto llamado vulgarmente jején y que pertenece al género Culicoides, integrado por pequeños mosquitos cuya hembra se alimenta de sangre para luego poner los huevos. Se posan sobre prendas de ropa claras, y se nota su presencia por la mordedura que, no siendo dolorosa ni grave, es molesta.

 

culicoides

 

dos-culicoides

 

Mariposas diurnas y polillas, abejorros, hormigas laboriosas, libélulas, avispas comunes y alfareras, el cura curato… son tantos los insectos que se ven durante la temporada de estío que habrá que hablar de ellos en otras entradas…

 

 

Ver Post >
NATURALEZA URBANA I
img
Pilar López Ávila | 02-06-2018 | 8:33| 0

No hay más que fijarse, levantar la mirada o bajar la vista, caminar más despacio y prestar atención a lo que suena, se mueve o pasa desapercibido.

La naturaleza nos sorprende en la ciudad en todo momento si sabemos mirar.

A pesar del ruido y las prisas, de los malos humos y de la suciedad, la vida se abre paso en cualquier resquicio.

Los helechos rupícolas del género Cheilantes crecen entre los baldosines si hay humedad, quizás gracias al agua de lluvia que escurre por las paredes y se filtra entre los huecos.

 

helecho

 

Es curioso cómo nacen también las higueras en las grietas de las paredes de piedra, invadiendo las aceras. Poco futuro les espera a algunas, pues el trasiego de los viandantes no les permitirá crecer demasiado. ¿Cómo llegaron las semillas hasta estos lugares? ¿Quizás los gorriones, que andan siempre de acá para allá, las transportaron en su molleja y luego cayeron con los excrementos sobre una rendija? No es exigente la higuera con el espacio, tan solo necesita un hueco para germinar y ya se encargarán luego las hojas de buscar la luz del sol.

 

higueras

 

El Ombligo de Venus –Umbilicus rupestris- crece bien sobre muros de piedra, pero si hay suficiente humedad puede hacerlo sobre cualquier otra superficie. Como este invierno ha sido muy húmedo, ha medrado sobre las vigas de las pasarelas.

 

umbilicus-rupestris

 

Los hormigueros de los alcorques parecen pequeños volcanes a punto de ponerse en erupción, con su cráter perfecto vomitando hormigas.

 

hormiguero-1 hormiguero-2

 

Una araña verde me distrae mientras conduzco. Se ha pegado a la ventanilla del conductor, afortunadamente en el exterior. No es agradable llevar una araña dentro del coche, y menos conduciendo.

 

aran%cc%83a-verde

 

Como ha llovido tanto, esta primavera han nacido muchas flores. Algunas más comunes, como las malvas. Otras hacía tiempo que no se veían, como las anémonas.

 

malva

 

anemona-1 anemona-2

 

Los vilanos de las flores compuestas esperan pacientes al viento para echar a volar.

Semillas urbanas, que recorrerán la ciudad en busca de otros lugares en los que germinar.

 

vilano-de-flor-compueta

Ver Post >
FASCINANTES ORQUÍDEAS
img
Pilar López Ávila | 01-05-2018 | 8:27| 0

No hace falta irse muy lejos para ver orquídeas.

Las orquídeas de nuestros campos extremeños son de pequeño tamaño.

Crecen ocultas entre la hierba, a la sombra de una escoba o cerca de una encina.

Sus flores son muy especiales, con formas y colores diseñados para atraer a los insectos -sus principales polinizadores-, a los que ofrecen el néctar. Los insectos se llevan el polen a otra orquídea y de esta manera tiene lugar la reproducción.

Gracias a sus raíces con bulbos, permanecen en el suelo durante el invierno para florecer cuando la luz y la temperatura van en aumento.

En la misma ciudad de Cáceres y en sus alrededores, se puede disfrutar de esta flor, fascinante y misteriosa, maravilla de la naturaleza.

orchis-champagneuxi

Orchis champagneuxii en un encinar cercano a Cáceres.

o-champagneuxii

Detalle de Orchis champagneuxii.

 

o-lactea

Orchis lactea.

o-lactea

Orchis lactea, detalle de sus flores.

 

ophrys-tenthredinifera-manuel-romero

Ophrys tenthredinifera (cortesía de Manuel Romero).

 

 

aljucen-1

Orchis papilionacea en un pastizal cercano al río Aljucén.

 

aljucen-2 aljucen-3

Las flores de O. papilionacea imitan las alas de una mariposa.

 

En el Parque del Príncipe de la ciudad de Cáceres, se sembraron hace unos años algunas especies de orquídeas, que se pueden contemplar en este momento en plena floración.

ophrys-speculum-o-espejo-de-venus

Ophrys vernixia o Espejo de Venus.

 

orchis-italica-o-flor-del-hombre-desnudo

Orchis italica o flor del hombre desnudo.

 

orchis-italica-1

Detalle de las flores de O. italica.

 

 

Disfrutar de las orquídeas es lo mejor que podemos hacer estos días si salimos al campo, siempre tomando precauciones para no destruirlas.

Es importante no recolectarlas, ya que muchas son especies amenazadas.

Vivir con la naturaleza y llenar nuestros sentidos de su belleza.

Ver Post >
Sobre el autor Pilar López Ávila
“Desde siempre me gustaron los pájaros, las mariposas y las flores. También escribir cuentos para niños. Hoy les hablo a mis alumnos de los misterios de la biología, paseo por el campo cuando puedo y escribo. Creo que es esencial vivir con la naturaleza, comprender sus ciclos y seguir su ritmo. Y compartir con otras personas lo vivido.”