Hoy

img
Barcelona.
img
Gonzalo Pérez | 13-04-2017 | 07:25

Salimos de Zaragoza en bus y a lo lejos de carambola vimos una gasolinera cerca de la autopista. Volvimos a preguntar quien nos llevaba a Barcelona y tuvimos la potra de encontrar a una amigable pareja que sin dudarlo nos montó en el coche.

En la gran ciudad nos esperaba un colega con el que contacté unos días antes para dormir en su casa. El gustosamente accedió a hospedarnos y también a hacernos de guía.

Barcelona es una ciudad de la que siempre había oído hablar cosas fantásticas. No solo de la cantidad de artistas internacionales que la alaban en sus creaciones, si no por la gran simpatía que despierta sus indudables encantos a las personas que la visitan. Yo estaba inquieto por descubrir algunos de sus tesoros y sabía que con mi anfitrión podría encontrarlos.

Nada mas llegar nos invitó a unas actuaciones con las que quedé totalmente sorprendido. Después disfrutamos de una deliciosa pero simple cena en su casa. Para mi lo mejor era estar con una persona tan interesante.

Al día siguiente nos levantamos tranquilamente para dar una vuelta y en la tarde me invitó a un recital poético que jamás olvidaré. Por la originalidad en su forma y por la autenticidad de la gente que participó. En ellos había mucha pasión, uno lo hacía en una lengua que ni entendía, pero su gesto lo decía todo.

El último día me invitó a una clase abierta en una escuela con la que creo entender porque Barcelona es una ciudad tan querida por tantos internacionales. Tal vez fuese por el ámbito artístico que trataban, pero aquella forma de plantear el arte me enamoró, me sentí arropado.

En poco días disfruté de su apertura y me hizo sentir su carácter. Quiero volver allí.

La chica que me acompañaba se fue el primer día, decía que no hacíamos buena pareja… la abrace y… ¡ au! La verdad que era una persona que no paraba de hacer comentarios que yo que sé. Creo que volveremos a encontrarnos en algún punto del trayecto.

Sobre el autor Gonzalo Pérez
Gonzalo Pérez Chávez es un joven que nació en Badajoz. Es optimista, aventurero, deportista y curioso. Siente la necesidad de conectar con las diversas realidades que existen en el mundo tras algunos proyectos por Europa.