Los propósitos fundamentales para educar

Blogs

Carlos Pajuelo

Escuela de Padres

3 Propósitos que empiezan con E de educar.

¿Sabías que nunca es tarde para ponerse a educar?  Lo bueno que tiene esta tarea de educar es que no tiene “edades críticas” ni momentos únicos en los que, como no hayas educado, tus criaturas se vuelven maleducados o maleducadas para toda su vida. Es verdad que cuanto antes comiences antes estás ejerciendo tú la tarea de ser padre o madre. Pero insisto, esto de educar no es la “purga de Benito” requiere paciencia, sistematicidad y convicción.

Los buenos propósitos comienzan con E de educación.

Los buenos propósitos comienzan con E de educación.

Este año, hoy mismo, recuerda que lo importante a la hora de educar es tanto el qué educamos como el cómo educamos.

Primer propósito: Hablar bien de los que educan. Los que educan a veces se llaman profesores, maestras, maestros, señoritas, don mengano, tienen muchos nombres, pero de todos hablemos bien. Los que educan también se llaman papá, mamá, abuelos, hablemos también de ellos.

¿Y si intentamos también hablar bien de los que educamos? Os recuerdo que los niños no están terminados y hablar bien de ellos nos pone en posición más optimista para continuar con nuestra difícil tarea de educar.

No se trata de hablar por hablar, se trata de hablar bien con la convicción que surge del respeto mutuo y del valor que tiene reforzar de manera positiva a los que educan.

Segundo propósito: Pongamos un poco de límite al tiempo de uso de los móviles, videojuegos, en nuestras casas. Hay un juego muy entretenido que se llama “vamos a hablar”, sin televisión, sin teléfonos, un rato en el que se habla, se escucha, se pide más información, se da información, se escuchan opiniones, damos opiniones.  Vamos a intentar desconectar un poco de móviles y pantallas con la finalidad de enganchar con  la familia, con los amigos. Y esto lo tenemos que enseñar padres y madres porque lo que los niños ven, los niños hacen.

Tercer propósito: Si la casa es de todos los que habitan en la casa, las tareas de la casa nos competen a todos por igual. Eduquemos responsabilizando a nuestros hijos, progresivamente, de las tareas domésticas. No es una ayuda, es una responsabilidad. Y lo bueno de enseñar a responsabilizarse es que se aprenden inmediatamente las consecuencias de no asumir las propias responsabilidades. La vida misma.

Si encima pierdes algún kilo, mejoras tu inglés, te organizas para tener tiempo para hacer yoga, mindfulness o sencillamente para tomarte un café con esos amigos y amigas que te saben sacar una sonrisa, entonces esto significa que los buenos propósitos para este año comienzan por P de posible.

#hablabiendelosqueeducan

#hablabiendelosqueeducas

#enganchadosalafamilia

 

La tarea de ejercer de padres

Sobre el autor

Carlos Pajuelo Morán, psicólogo y padre de dos hijos, ejerce su tarea de Orientador en el Equipo Psicopedagógico de Atención Temprana de la Consejería de Educación y Empleo. Durante 21 años ha sido profesor asociado en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura. En este blog los padres y madres interesados por los temas de la educación encontrarán información fácil y accesible, basada en aportaciones de la psicología y la psicopedagogía, que les ayude a identificar las competencias y habilidades que como padres poseen y a utilizarlas de la manera más eficaz para poder seguir ejerciendo esta apasionante, aunque a veces ingrata, tarea de ser padres.


enero 2019
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031