Blogs

Manuel Pecellín

Libre con Libros

GARCÍA LORCA

Natural de Montánchez (1974), licenciado en  Filología Hispánica, Hilario Jiménez es profesor de Lengua y  literatura españolas. Cronista de su pueblo, ha publicado los libros Historia de Montánchez. Desde sus orígenes hasta el siglo XXI (2008), Montánchez: otro tiempo, otras gentes (2009) y la biografía del montanchego Ángel Pérez Murillo (2014).

Especialista en los autores del 27, la literatura de vanguardia y la poesía española contemporánea, es autor de numerosos artículos, ensayos y ediciones críticas sobre Antonio Machado, Federico García Lorca, Rafael Alberti, María Teresa León, Pablo Neruda, Miguel Hernández, Juan Antonio Gaya Nuño y Félix Grande.

Suyos son los poemarios En un triángulo de ausencias (2003), Versos color naranja (2003), Delirio in extremis de un aguador con sed(2004), Diario de un abrazo (2008), Hoy es siempre todavía (2012), De la noche a los espejos (2015), El coleccionista de inviernos (2016), AQVA (2017) y Para que la vida ocurra(2018).  En Antología (im)personal(2015), se ha recogido una amplia selección.
Con Exprimiendo limones de madrugada (2013) ofrecía una selección de las entradas más personales de su blog.

Como ensayista, le pertenecen las obras Lorca y Alberti, dos poetas en un espejo(2001), Alberti y García Lorca, la difícil compañía(2009) y Juan Antonio Gaya Nuño y Rafael Alberti, entre la firmeza y el vuelo(2016).

Otro aspecto de su infatigable actividad creadora es la de editor, con publicaciones como Pablo Neruda, un corazón que se desató en el viento(2005); Félix Grande: Una grieta por donde entra la nieve(2006); Concha de Marco: Celda de castigo(2016); Medio pan y un libro. Breve antología poética de autores cacereños(2016) y Concha de Marco: Y es noche siempre(2017).

Esta última faceta es la que le ha permitido reeditar dos de los últimos trabajos poéticos de su adorado García Lorca, Diván del Tamarit y Sonetos del amor oscuro, ambas publicaciones póstumas, a las que Hilario adjunta un iluminador estudio preliminar, anexos, apéndices e ilustraciones enriquecedoras. Sin haber pretendido una edición crítica, sí se ha esforzado por “ofrecer unos textos lo más fieles posible al deseo de su autor” (pág. 14), sirviéndose para los mismos del manejo de los manuscritos originales y de las herramientas bibliográficas oportunas e introduciendo algunas leves variantes respecto a las ediciones más conocidas. (La singular ortografía de Lorca, una leve dislexia y farragosa ortografía pueden inducir a equívocos).

Dedica el trabajo a su maestro Gregorio Torres Nebrera, catedrático de la UEX ya fallecido y agradece al también extremeño Basilio Rodríguez Cañada, en nombre de Sial-Pigmalión que el libro vea la luz.

Diván del Tamarit, aunque los textos se fechen entre 1931-1935, no se publicaría hasta 1940 (Nueva York, Revista Hispánica Moderna). Lorca  le quiso dar un trasfondo árabe (“Diván” significa en persa “colección”) en homenaje a su Granada (“Tamarit” es el nombre de una huerta de su tío). Lo compuso en estrofas de tradición arábigoandaluza: once “gacelas”  y nueve “casidas”, si bien, según explicaba Emilio García Gómez en un proyectado prólogo (1935), que Hilario Jiménez anexa, la métrica lorquiana no  se atuvo estrictamente a la norma tradicional. El amor y la muerte volvían a ser los grandes temas del granadino.

En cuanto a los Sonetos del amor oscuro, no aparecerían hasta de manera conjunta hasta 1983 y han sido ocasión de numerosos estudios. Se sabe que el término “oscuro” venía connotando para el poeta, desde la estancia en Nueva York, referencias a la homosexualidad. “Epéntico” convicto, enamorado de tantos (tal vez de Rafael Rodríguez Rapún como de ninguno), Lorca se mostrará como se sentía en estos magníficos sonetos.

 

Federico García Lorca, Diván del Tamarit /Sonetos del amor oscuro. Edición de Hilario Jiménz Gómez. Madrid, Sial, 2018

 

Temas

Blog dedicado a la literatura de Manuel Pecellín

Sobre el autor


Contenido Patrocinado