Hoy

img
Etiquetas de los Posts ‘

agua jabonosa

Elimina las manchas de mostaza de la ropa
14-02-2006 | 12:54 | 0

Si te cae un poco de mostaza sobre la ropa, recurre a una esponja o un paño humedecido en agua jabonosa antes de pasar otro paño mojado en agua con amoniaco. Aclara mojando de nuevo el paño en agua y seca la superficie con una toalla. Para tejidos más ‘sufridos’ y resistentes, lava la prenda con agua caliente como lo hagas normalmente. Si después quedara algún rastro, frota los restos de la mancha con una esponja humedecida en agua y amoniaco. Si la mostaza te cae en alguna prenda muy delicada, llévala directamente a la tintorería antes de que sea demasiado tarde para acabar con ella y no te arriesgues a meterla en agua si la etiqueta lo desaconseja. También hay quien recomienda enjuagar la prenda en agua fría antes de dejarla en remojo en detergente líquido.

Ver Post >
Elimina las manchas de miel en los tejidos
13-02-2006 | 5:12 | 0

Las propiedades de la miel la convierten en uno de los alimentos naturales con más éxito en invierno. Si te cae sobre la ropa y no consigues eliminar la mancha, lava la prenda de nuevo en agua templada usando lejía de colores si fuera necesaria. Retira los residuos en los tejidos no lavables y frota con un paño humedecido en agua jabonosa. Si la mancha no desapareciera, aplica bórax y aclara la superficie con un paño humedecido. Para eliminar las manchas de miel de las alfombras, retira los restos de la superficie, pasa un paño con agua caliente, aplica un limpiador de alfombras y termina la limpieza con un quitamanchas. Utiliza también la miel como abono para distintas plantas, como el ficus. Una vez al mes, añade una taza de leche fría con una cucharada de miel disuelta al ficus para que luzca mejor que nunca.

Ver Post >
Quita las manchas de té
07-02-2006 | 6:46 | 0

Se conocen las propiedades del té para teñir la ropa, pero ¿qué hacer si te cae esta infusión en la ropa? Si se trata de tejidos lavables, lava normalmente con agua caliente. Aunque puedes aplicarle un poco de lejía de color si no ha desaparecido con el lavado y estás segura de que el producto no dañará la prenda. Otra manera más segura consiste en frotar la mancha con zumo de limón. Si todavía quedara algún rastro, pon la prenda al sol humedecida en agua jabonosa. Recurre directamente al zumo de limón si el tejido es no lavable. Frota con él la mancha. Puedes también pasar un paño impregnado de una solución de bórax o un quitamanchas. Para las alfombras, absorbe el líquido del té con un papel secante, pásale una esponja caliente y aplica un quitamanchas. Recuerda que puedes teñir cualquier prenda blanca sumergiéndola en té.

Ver Post >
Quítale el polvo de las persianas
06-02-2006 | 1:43 | 3

Limpiar las persianas es un auténtico tostón. Y, además, muchas veces no se sabe por dónde empezar. Para conservar las persianas interiores de láminas siempre limpias, lava cada lámina por ambas caras con una esponja humedecida en agua y un detergente con amoniaco. Aclara la esponja humedecida en agua fría y seca con mucho cuidado cada lámina. Después, tendrás que limpiar los cristales, prueba a utilizar como aljofifa o balleta papel de periódico. Para limpiar las persianas exteriores, utiliza de nuevo la esponja humedecida en agua con un detergente amoniacado. Tendrás que desmontar los toldos de ventanas y terrazas para dejarlos impecables. Pásale la aspiradora para desempolvarlos y utiliza un cepillo para fregarlos con agua jabonosa. Acláralos y vuelve a montarlos. Y listo.

Ver Post >
Haz que tus joyas reluzcan
06-02-2006 | 1:41 | 0

Si eres de las que no se quita los anillos nunca, puede que tus joyas pierdan luminosidad. Para dejarlos como nuevo sigue una serie de pasos bastante fáciles en función del metal en que estén realizados. Sumérgelo en agua tibia jabonosa, cepilla con suavidad y aclara si se trata de piezas realizadas exclusivamente en oro. Mete las piezas de plata en un baño con alcohol de quemar o utiliza una mezcla de bicarbonato y agua para dejarlas como nuevas. Ni se te ocurra mojar las perlas, mejor frótalas ligeramente con una gamuza. Si el anillo o los pendientes llevan piedras preciosas, sumérgelas en alcohol de 90 grados y sécalas muy bien cuando las saques. Pon sal al agua fría para recuperar el brillo en los corales. Acláralos y pásales un paño con delicadeza para coger brillo. Si se trata de un collar, no lo mojes, simplemente pásale una gamuza.

Ver Post >
Sobre el autor Marta Pérez Guillén
Periodista por vocación. Pasota ilustrada de libre convicción, que escribiré en este blog de lo último de lo último, que mañana se convierte en lo necesario, y pasado ya está de moda. Sobre los trucos infalibles de la abuela, de la vecina. De todo lo que nos resulte útil para facilitar nuestra vida y que resulte divertida. Sobre cómo sobrevivir a las excentricidades y cómo convivir con las costumbres. Sobre todo esto, y más sorpresas girará este blog.

Otros Blogs de Autor