Hoy

img
Etiquetas de los Posts ‘

internet

TWITTER
Enrique Falcó 11-08-2011 | 12:28 | 1

 

Hoy hace un año que mi cuñado Jesús, al que cariñosamente llamo “pruden” para diferenciarlo del “cuñapa” me insistió para que abriera una cuenta en TWITTER. Y es que el bueno de “pruden” que tiene una empresa en Sevilla, Fabulario, que se dedica al diseño gráfico, siempre está a la última en cuanto a tendencias en Internet. Yo me hallaba encantado con mi recién abierta cuenta de Facebook pero él insistía en que TWITTER era mucho más apropiado para lo que yo pretendía, que no era otra cosa que promocionar mi blog y mis artículos.

“Esto es un rollo” le inquiría mi menda a “Pruden” (que por cierto me ha regalado nada menos que “Las aventuras del buen soldado Svejk” de Jaroslav Hasek) “no me sigue nadie y no me entero muy bien de qué va la cosa”. “Paciencia” me decía “tienes que empezar a seguir gente y en breve tendrás tus seguidores y la cosas se pondrá más interesante”.

Así ha sido, hasta el punto que considero a TWITTER como una herramienta más apropiada para periodistas, blogueros, políticos o cantantes por ejemplo que el propio Facebook. Ayer mismo convencí a mi amigo “el poeta” para que se abriera una cuenta, y a pesar de sus reticencias seguro que me da la razón en unos días como yo hice con “pruden”.

Les animo a todos ustedes a apuntarse a la experiencia de TWITTER, y a que sean pacientes, y no hagan como un número muy alto de usuarios que abren una cuenta y la abandonan a los pocos días. Para empezar pueden hacerse seguidor de mi menda, cuyo nombre de usuario en TWITTER  es @FalcoLochLomond y les aseguro que si me dicen que se han abierto una cuenta a raíz de este post, con toda la paciencia del mundo les guiaré por tan fascinante Universo, y les recomendaré algunas cuentas interesantes, así como recomendarles a mis amigos. TWITTER está adquiriendo una relevancia en nuestros días que ustedes no deben perderse, anímense y mañana viernes ya les estaré enviando sus primeros #FF. ¿Que qué es eso? Lo sabrán cuando se abran su cuenta TWITTER.

 

Ver Post >
La Red Social
Enrique Falcó 31-07-2011 | 7:27 | 2

 

Enrique Falcó; “Adicto a la comunicación”

YA les comenté la semana pasada que desde que me emancipé trato de sobreponerme a un síndrome de Diógenes, en lo que al papel se refiere, que arrastro desde mi más tierna infancia. Aquello de encontrar las viejas cartas de amigos y ‘novietas’ de mi época de adolescente me hizo reflexionar y pensar cuándo fue la última vez que escribí una carta de mi puño y letra, y lo que es más importante: ¿A quién iba dirigida? Si les confieso la verdad, tengo que reconocer que a pesar de mi prodigiosa memoria no lo recuerdo. Desde la aparición del bendito correo electrónico (vaya invento) se acabaron por fin las pesadas cartas redactadas a mano (con mi pésima caligrafía) y todo lo que conllevaba enviar una de ellas: los malditos sellos, la posterior visita a correos o a un buzón, desear que la carta llegara, y llegara bien, que esa era otra, esperar la respuesta durante días…

Hoy en día toda la parafernalia de las relaciones entre las personas ha mejorado notablemente con las redes sociales, hace años con el Messenger, y principalmente ahora con Facebook y Twitter, pues la comunicación de sus usuarios es fluida y casi instantánea. Hace aproximadamente un año que mi menda dispone de cuentas en dichas redes y mentiría si no les confieso que mi vida ha cambiado y para mejor. Yo, que antaño las aborrecía, no tuve más remedio que admitir mi error y rendirme ante ellas cuando comencé y aprendí a utilizarlas. Nadie puede poner en duda que si estas se utilizan correctamente, las redes sociales son tremendamente útiles y prácticas. Además de recuperar el contacto con viejos amigos y facilitar nuevas relaciones, con ellas puedes promocionar cualquier arte u oficio que cultives, ya sea dando cobertura a tu blog o artículos en prensa, o a tus cómics, a tu grupo de música, a tu equipo de fútbol o a tus fotografías. Te permiten entablar contactos con personas con quienes de ninguna otra forma hubieras podido intercambiar jamás palabra alguna, contactos a la postre que pueden venirte muy bien para tu vida y profesión, y con los que además puedes llegar a consumar una amistad sincera y real. Y todo ello sin necesidad de mencionar que, nos guste o no, las redes sociales entretienen que es una barbaridad. Otros afirmarían por el contrario que lo que consiguen es hacernos perder el tiempo, y ahí entra de nuevo mi amigo Javi.

Facebook y Twitter consiguen que, por muy vulgares o cotidianas que sean las acciones que realices, sientas la inmediata necesidad de compartirlas con tus amigos

 

 

 

Mi amigo Javi, ya lo conocen, íntimo mío y de la gula, como quien suscribe, siempre se cachondea del personal cuando observa que algún tema en un muro cualquiera de Facebook acapara docenas de comentarios «¡Cuánta gente ociosa! ¿No?» – pregunta travieso y con bastante mala idea–. Desde hace un año he intentado convencerle de lo útil de las redes y siempre le insisto en que Facebook y Twitter han otorgado voz a mucha gente que tiene que decir cosas importantes e interesantes. Mi amigo Javi me contraataca con la inteligencia que le caracteriza y apuntilla «¿y los que no tienen nada importante ni interesante que ofrecer, qué es lo que aportan?» Ante tan profunda apreciación no me queda más que cerrar el pico rindiéndome ante la evidencia. Como en todos lados existen quienes no encuentran más utilidades a las redes que colgar sus fotos de marcha o en pelotas para que las disfruten sus parejas y de paso toda la Red, o para poner canciones o mensajes vacíos y sin contenidos. No pretendo engañarles. Yo mismo siempre presumo de que empleo las redes sociales para promocionar mis tribunas de opinión y mi blog, pero mentiría si no les confieso que también de vez en cuando las utilizo para «chorraditas» varias como cualquier hijo de vecino. Anunciar que estás medio dormido y te vas a tomar un café, lo que se dice aportar no aporta mucho, lo mismo que subir una foto de la tostada tan deliciosa que te estás metiendo para el cuerpo en un descanso del tajo, pero Facebook y Twitter consiguen que por muy vulgares o cotidianas que sean las acciones que realices, sientas la inmediata necesidad de compartirlas con tus amigos. No pretendamos engañarnos. A la mayoría nos encanta que los demás estén pendientes de nosotros, muy especialmente de que sean conocedores de las cosas buenas que nos ocurren. Todo este tinglado de las redes no ha hecho sino potenciar ese aspecto tan nuestro de compartir con nuestros amigos y conocidos todo lo que nos acontece. Si el hombre por lo general es proclive a vivir en sociedad, las redes sociales han conseguido que también anhele serlo en Internet, donde se dan paradojas bastante curiosas, interesantes, e incluso absurdas, como aquello de twittear con cierta persona mientras jamás has cruzado una palabra con ella en la calle. O más curioso aún, mantener una buena relación por Facebook con alguien mientras que en la vida real lo detestas. Lo peligroso de estas redes es su poder adictivo, pues enganchan, ya lo creo, y más con la ayuda de las aplicaciones de las redes en los teléfonos móviles de última generación. Yo no sé ustedes, pero si un solo día, por las circunstancias que sean, no consigo asomarme por Facebook o Twitter… a mí me falta algo la verdad.

Algunos dicen que esto de las redes es una moda pasajera que se la llevará el viento. Es posible, pero yo espero que no, pues ellas me ayudan a llegar a más lectores cada día. Me permiten conversar y escribirme con personas que aún tienen mucho que enseñarme e incluso con algunas con las que estoy retomando mi relación personal de amistad, amén de procurarme amigos nuevos, y ya saben ustedes que quien suscribe opina que los mejores amigos, son los que todavía están por conocer. Las redes sociales son una indudable herramienta de una practicidad a toda prueba. Anímense a utilizarlas en su provecho y no me permitan que los demás les hablen de sus maravillas. Sea usted mismo quien lo haga, desde el perfil de su propia red social.

 

Publicado en Diario HOY el 31/07/2011 

 

Ver Post >
PaperBoy
Enrique Falcó 24-07-2011 | 7:51 | 0

Enrique Falcó. Adicto al papel.

 

 

 

Lo que son las cosas. Hace unos días, aprovechando las vacaciones, me entretuve revisando viejos papeles de entre polvorientas cajas de la mudanza, que, aunque gracias a Dios ya va quedando atrás, sus vestigios no dejan de aparecer constantemente por uno y otro lado de la casa. Me llamó la atención el hecho de no ser consciente hasta hace bien poco de mi síndrome de Diógenes en lo que a la cédula se refiere. De pequeño no tiraba nada. Conservaba siempre todo tipo de apuntes, recortes de prensa, posters de grupos musicales y deportistas, entradas de conciertos y sobre todo viejas cartas de amigos. Como si ya desde mi más temprana edad le hubiera otorgado al folio o la hoja una importancia real y un valor más allá de lo plenamente intrínseco. Desde que me emancipé he tirado a la basura docenas de bolsas en las que deposité previamente los recuerdos de toda mi vida. Hace ya muchos años que el papel se creó grandes enemigos que pronostican una inminente desaparición de todos sus soportes, incluido como no la prensa escrita. Mi menda, que va superando poco a poco y en la medida de lo posible su particular adicción, siempre ha mirado con buenos ojos la aparición de los ordenadores, y ni que decir tiene Internet o la digitalización de los documentos que mejoran y hacen nuestra vida más fácil. Y por supuesto siempre he sido consciente de mal uso que hacemos del papel y la poca sensibilidad hacia el medio ambiente que supone su uso desmedido e innecesario.

 

 

 

Internet es una de las maravillas del mundo, ya les he hablado en otras ocasiones de esta magnífica herramienta que proporciona servicios, cultura y ocio a partes iguales. Como era de esperar su irrupción en los medios de comunicación ha supuesto una total revolución, amén de una más completa y rica oferta informativa hacia los usuarios de dichos medios. La prensa escrita no puede rivalizar con la digital en cuanto a actualidad informativa se refiere, eso es evidente. Pero existen quienes no dejan de considerar la edición impresa como exquisitamente cómoda y práctica. Así mismo un periódico no se nutre solo de actualidad, pues no olvidemos que también ha de tener una función lúdica, y además de informar ha de procurar entretenimiento a sus lectores. Algo parecido ocurre con los libros y archivos. Para su búsqueda y consulta, y sobre todo por problemas de espacio, es tremendamente más práctico que se hallen en soportes digitales, ahora bien, para disfrutar de la lectura de una buena novela o un cómic de Tintín ningún soporte digital puede competir con el de toda la vida.

 

 

Nuestro periódico, el Diario HOY, se sumó desde hace pocos días a la oferta de la Plataforma Kiosco y Más, gracias a la que cualquier extremeño podrá leer el HOY desde cualquier parte del mundo disponiendo de un soporte digital con conexión a Internet. Efectivamente es un gran paso, y muchos hablan de él como el futuro de la prensa tal y como se entiende hoy en día. Pero yo sigo sosteniendo que la mejor forma de disfrutar del periódico será siempre la tradicional. Con el papel entre las manos, y esa deliciosa mezcla del olor de la primera taza de café con la tinta fresca del diario.

 

 

No quiero parecer un cenizo y ni mucho menos ir en contra del progreso, pero me da mucha pena ver como se ningunea cada vez más a los viejos periódicos de toda la vida. Cada vez se venden menos periódicos en los quioscos, pero también es cierto que a muchos lectores que no compran ya la edición impresa no les mueve ese afán de la actualidad inmediata que posee la edición digital, sino el ahorrarse el uno o los dos euros del precio del diario. El problema puede estar en la racanería del lector, la falta de recursos económicos de éste o bien en la poca atractiva oferta que ofrezca dicho diario, que esto sería un asunto para estudiar y analizar. 

Afloran a mi cabeza los recuerdos de un viejo video juego de los 80 que particularmente me encantaba: el “PaperBoy”. Aquel en el que el típico chico joven va en su bicicleta tratando de repartir los periódicos a los suscriptores sorteando para ello las más diversas dificultades. Les confieso que cada vez que veía una de esas películas americanas donde salía uno de esos jóvenes repartidores en bici anhelaba ser uno de ellos. Y qué decir de aquellas del viejo Oeste o de La Ley Seca donde siempre aparece un niño con un puñado de periódicos en la mano gritando aquello de “¡Extra, Extra!”. Quiero confesarles algo, mis queridos y desocupados lectores. Ya saben que me encanta escribir para ustedes cada domingo, y que la edición digital me procura muchos lectores de fuera de Extremadura a los que no podría llegar sólo con la edición impresa. Pero lo que realmente produce en mí una sensación plena de felicidad es ver mi nombre impreso en el papel del periódico HOY. Si algún día eso deja de suceder, aunque a cambio me leyeran millones de personas más, les aseguro que ya no sería lo mismo. Que le vamos a hacer, será que en el fondo soy un sentimental.

 

Publicado en Diario HOY el 24/07/2011

Ver Post >
Enganchados a Internet
Enrique Falcó 19-07-2011 | 1:32 | 0

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

No deja de sorprenderme el poco partido que los jóvenes y no tan jóvenes le sacan a esta maravilla llamada Internet. Según una reciente encuesta de hábitos, los menores de 25 años no pueden vivir sin Internet, y a pesar de pasar una media de 6 horas delante del ordenador son las redes sociales y las descargas lo que ocupa un 95% del tiempo que emplean en la Red. Que quieren que les diga, limitarse a descargar canciones y a subir al Tuenti las fotos del fin de semana me parece un balance bastante pobre para la cantidad de servicios que ofrece Internet.

Sorprende el elevado número de persona, y en dicho saco no incluyo sólo a jóvenes, que no saben lo que es una barra de dirección. Ahora todo el mundo tiene Google como página de inicio y se limita a poner el nombre de lo que busca. A muchos jóvenes que no paran de descargarse canciones ni de subir fotos nunca se les ha ocurrido utilizar los estupendos y prácticos portales de empleo, donde entre otras cosas, te enseñan a redactar un currículum y una carta de presentación, que a la postre pueden llegar a procurarte un empleo.

Muchos saben colocar e instalar por ejemplo correctamente una Webcam para que su pareja y a la postre toda la red los pueda ver en pelotas y sin embargo siguen perdiendo el tiempo acudiendo a su banco para efectuar operaciones que se pueden realizar cómodamente desde sus casas.

El Correo Electrónico, otra importantísima y práctica herramienta que tampoco saben utilizar. Todos conocen como chatear en un chat o red social, pero casi ninguno sabe adjuntar un archivo o foto, y cuanto menos realizar tareas algo más complicada como respuestas automáticas u organizar correctamente las carpetas de contactos.

Quien no sabe utilizar correctamente Internet corre el riesgo de perderse un montón de maneras que pueden hacernos la vida más fácil. No se conformen con lo más básico y anímense, aunque piensen que es complicado o que no van a poder. Un poco de paciencia y quizás un chispazo de LOCH LOMOND para entonarse y ya verán como lo ven todo un poco más facil. Quien se cierra al progreso se niega a vivir un poco mejor cada día, pues éste, el progreso, al igual que la Justicia, siempre llega tarde…pero llega.

Ver Post >
Los Misterios de Laura
Enrique Falcó 28-06-2011 | 1:27 | 0

Ayer por la noche viendo “Los misterios de Laura” en < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Primera Cadena de TVE caí en la cuenta de lo poco que les hablo de tele en mi blog. Será por aquello de que apenas la veo, pero no piensen mal, no soy el típico pedante que presume de no ver nada de tele excepto el Telediario, los Documentales de la 2 y La Noche Temática. Hay quienes incluso se lo creen cuando afirman tal petulancia, pero ya les digo que no es mi caso. A mí la tele me gusta como el que más, lo que ocurre es que desde hace ya bastantes años, y causa de mi horario, no me es posible ver las series y programas de Prime-Time, así como la mayoría de partidos de fútbol, o buenas películas. Por lo tanto me acostumbré hace mucho tiempo a bajármelo todo por Internet para verlo a la hora que me diera la gana. Es mucho mejor que lo que hacíamos de pequeño de grabarlo en vídeo. No hay que comprar cintas vírgenes ni programar el maldito cacharro. Además, les voy a ser sinceros. Ver una serie o película en la tele me fastidia y mucho, por la maldita publicidad. En Internet, mis capítulos de series favoritas me los bajo perfectamente editados, sin anuncios ni nada, e incluso muchas veces con añadidos de subtítulos. Evidentemente no soy la única persona que obra así y estoy convencido de que de forma muy parecida será la televisión del futuro más próximo. Una especia de tele a la carta, donde uno elige qué y a que hora quiere ver lo que sea.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Lo de ver “Los Misterios de Laura” además de por la ausencia de publicidad en la 1, es porque siempre ponen dos episodios, y cuando llego a casa está terminando el primero. El segundo, que es el que yo veo, se supone que es repetido, pero como me enganché a la serie hace poco aún disfruto visionando capítulos inéditos para mi y no siento la necesidad de descargármela por Internet. Está bien la serie, María Pujalte me hace mucha gracia. Es una especie de Jessica Fletcher (la entrañable detective de “Se ha escrito un crimen” que tanto me gustaba cuando era pequeño) algo más joven, y más “marujilla” y llana, como a mí me gusta. Es un poco torpe y bocazas, pero con una desmedida atención al detalle que le hace solucionar los interesantes asesinatos que se le presentan. Cada episodio además puede verse independientemente, pues la trama principal siempre es el asesinato en sí, las otras tramas, las de amoríos y tal, quedan para un segundísimo plano, algo que también es de agradecer.

Realmente el personaje que interpretaba Angela Lansbury no era una detective propiamente dicha, sino una escritora de novelas policíacas, mientras que Laura Lebrel sí que es una Inspectora en toda regla y muy rara vez se halla en el lugar del crimen. Otra de las notables diferencias es que la española no es tan ceniza ni gafe como su homóloga británica, ya que ésta parecía ser la causante misma de las muertes, porque sitio al que acudía, asesinato al canto. Cuando éramos chicos siempre bromeábamos con el tema. Nos imaginábamos que Jessica Fletcher existía de verdad y que cada vez que acudía a una cena o una recepción todos los invitados exclamaban al verla “¡Oh Dios mío, está aquí, alguien va a morir!”.

Otro día seguiremos hablando de tele amigos, y de programas que el menda considera entretenidos. De momento les recomiendo que sigan esta serie, o que se la bajen, pero no me vayan a hacer la gracia de verse todos los capítulos y reventarme el final, aunque me estaría bien empleado. Recuerdo que a los 16 años nos encontramos por la calle a unas amigas que se dirigían a los Multicines Avenida a ver “Cuatro Bodas y un Funeral”. Nosotros habíamos acudido a verla pocos días antes y nos rogaron que por favor no les contásemos el final. Yo por entonces, en plena edad del pavo, cuando ya se marchaban las llamé, y a una distancia prudencial, les grité “Al final ella se casa con él” mientras la concurrencia se partía el pecho yo tuve que poner los pies en polvorosa. Menos mal que por aquella época aún no bebía tanto LOCH LOMOND y estaba en plena forma que si no…

Ver Post >
Corazón. Diario de un niño
Enrique Falcó 23-05-2011 | 4:22 | 0

Por fin terminó < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Campaña Electoral, aunque algunos insisten en que aún no tocado a su fin, y que esto no ha hecho más que comenzar de nuevo. Aún así es el momento de desintoxicarse de tanta política y relajarse de vez en cuando con un entretenido libro o una buena película.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Ya les hablé en una de mis Tribunas en HOY de Franti y Garrone, personajes de “Corazón. Diario de un niño” de Edmundo de Amicis. Este libro es más que apropiado para animar a la lectura a los más jóvenes, y una delicia para cualquier lector acostumbrado a la exquisita literatura.

Si son del estilo de mi amigo Javi (ya saben, íntimo mío y de la gula, como quien suscribe) quien siempre se declina por el cine antes que por la literatura, les alegrará saber que gracias a Internet se puede disfrutar también de la maravillosa serie italiana, basada en la novela, que filmó Luigi Comencini en 1984. Llevaba años intentado recuperar esta serie, tan entrañable como maravillosa, y una vez más, Internet ha sido la herramienta que ha culminado mis deseos. Desde que apareció en mi vida, Internet me ha llevado continuamente de viaje al pasado de mis mejores recuerdos, y me ha hecho recuperar la música, series, dibujos, películas e imágenes de niñez y adolescencia (no tan lejana como algunos creen).

Internet funciona gracias a la solidaridad y el trabajo desinteresado de muchas personas que proporcionan gran felicidad y ocio a partes iguales. Sin esperar nada a cambio. Ojalá dicha armonía traspasara las barreras de la red y viniera a instalarse cual inquilino solvente y duradero en el fondo de nuestros corazones.

Espero que se animen a leer el libro, y después disfruten de la serie. Tanto la obra literaria como la audiovisual desprenden ternura, dulzura, nobleza, cordialidad y sensibilidad. Sea usted también generoso con los demás y recomiende la lectura de este fascinante clásico, y facilite en la medida de sus posibilidades la propagación de la serie. Corazón es un libro que despierta en uno mismo la necesidad de ser mejor persona. Por ello quiero compartir con ustedes, mis desocupados y queridos lectores, tan loables y bonitos sentimientos. Ya me contarán.

Ver Post >
LOS ALEGRES TURLURONES
Enrique Falcó 22-02-2011 | 4:39 | 0

Gracias a Internet (y son ya demasiadas veces) ayer noche a altas horas de la madrugada pude pasar un buen rato echando unas risas con la primera de las preliminares del concurso de Murgas del Carnaval de Badajoz. Lo pasé especialmente bien con Water Closet, y Pixa a < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Fulaneska me sorprendió con su puesta en escena. Me reí una vez más con Los Chungos, que el año pasado me encantaron y en mi humilde opinión debieron pasar a la final, pero también me mosqueé con las mismas tonterías de siempre.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El público no sabe o más bien no quiere comportarse como es debido. No muestra el respeto que merece cualquier persona que se sube a un escenario. Todo lo que no sean risas y aplausos sobran. Un espectador del López de Ayala debería desde el primer momento en que comienza el espectáculo, dedicarse a disfrutar con todas y cada una de las murgas, y no a jalear continuamente a la murga de su novio, o su primo o su amigo o hermano. ¡Que si guapo, que si así se canta que si esto sí que es una murga! ¡Que para dar las puntuaciones ya está el jurado oiga! ¡Que no le van a dar más puntos porque usted le diga guapo!

Yo personalmente me reí y disfruté con todas, algunas más floja, otras más desenfadadas, otras más o menos preocupadas por la instrumentación o puesta en escena… pero en definitiva sano cachondeo y puro entretenimiento a fin de cuentas, que después de todo es de lo que se trata. El concurso acaba de empezar y lo seguiré en la medida de mis posibilidades. No me enfadaré si gana una u otra, y eso que tengo muchos amigos y compañeros repartidos entre varias murgas, sólo espero que los pacenses y a la postre todos los extremeños, disfrutemos de lo lindo, y deseo que nos olvidemos de rencillas entre murgas, pasemos de buscar los cansinos plagios y mostremos todo nuestro respeto al trabajo que desempeñan un número importante de conciudadanos en su empeño por hacernos pasar un buen rato. A todos los murgueros: ¡Gracias! ¡LOCH LOMOND para todos, que esta la invito yo

Ver Post >
¡VAYA SEMANITA!
Enrique Falcó 19-02-2011 | 5:00 | 0

No sé si os habrá pasado alguna vez amigos, espero que no, pero levantarse con un calambre es una tortura reservada a los perores castigos del infierno. Uno se encuentra tan relajado, en su camita soñando, y de repente nota como se le empieza a subir el gemelo a la pantorrilla y aquello parece como si a uno le estuvieran cortando la pierna a cuchilladas. ¡Que barbaridad! La de hoy ha sido insufrible amigos. Estoy convencido de que mis nuevos vecinos pensarán que estaba sacrificando un cochino en casa, o que se yo, practicando ritos Satánicos, o incluso por que no decirlo, más de uno habrá sonreído y le habrá comentado a la parienta que vaya potencia sexual tiene el gordo del segundo. Pues no, ¡Ojalá!

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Estas últimas semanas han tenido un símil parecido al calambre entre los correos recibidos de todos vosotros, quienes hacéis posible este blog. Ya sabéis que entre la mudanza y el fin de año, no estuve todo lo dedicado al Blog que debiera, y no por falta de ganas, sino de infraestructuras. De hecho lamentablemente según como esté la cobertura puedo o no dedicarme a mis viernes musicales (no me puedo arriesgar a poner enlaces que por el hecho de no cargar en mi lamentable conexión pueda significar que no podéis acceder vosotros, mis lectores amigos, para quienes escribo).

También debo señalar que he recibido numerosas críticas por aquello de atreverme a hablar de política en mi artículo “idiotés”:

http://www.hoy.es/v/20110206/opinion/idiotes-20110206.html

lo más gracioso es que me ocurre igual que al Diario HOY, unos dicen (los del PSOE) que se me ve el plumero (PP) y otros dicen (los del PP) que se me ve el plumero (PSOE) por lo tanto una vez más llego a la conclusión de que cada un ve lo que quiere ver.

También en los últimos días, el tema de mi participación en ECOS

http://tv.canalextremadura.es/tv-a-la-carta/videos/ecos-8-de-febrero

en Canal Extremadura ha derivado en debate. “que si estás de parte del gobierno” “que si estás contra < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la SGAE siendo socio y músico” etc. Sólo puedo reafirmarme una vez más en mi papel, que no es otro que sigan permitiendo el libre intercambio de archivos. Y ya traté de ello en mi artículo en HOY “Balada Triste Trompeta!

http://www.hoy.es/v/20110130/opinion/balada-triste-trompeta-20110130.html

Por último el post escrito tras la lamentable noticia del animal del torturador de perros

http://blogs.hoy.es/loch-lomond/2011/2/16/hijo-perra-rabiosa

me ha procurado muchas visitas y amigos que quiero mantener en este blog, pero que desde aquí ruego que sean más comedidos en sus comentarios, por aquello de no convertirnos insalvablemente en lo que de alguna manera odiamos.

¡A seguir disfrutando de mi Blog y artículos dominicales! ¡Por vosotros merece la pena! A ver si encuentro una crema para calmar el dolor de esta pierna, que no veáis que manera más tonta de acabar la semana. ¡Vaya semanita!

Ver Post >
INTERNET DIVINO TESORO
Enrique Falcó 09-02-2011 | 1:50 | 0

Como ya conocen la mayoría de ustedes ayer tuve el honor y el gustazo de participar por segunda vez en el debate televisivo ECOS, en Canal Extremadura TV. El excelente equipo del programa, capitaneado por Nieves Moreno y el insustituible Sergio Suárez, fueron de nuevos atentísimos y muy cariñosos conmigo. El programa fue ameno y entretenido y se hizo corto, lo que dice mucho a su favor, pero lo curioso fue que se produjo una sensación extraña durante la grabación del programa:

Aunque debatíamos cuatro personas, con puntos de vista casi opuestos, de hecho existieron momentos en los que parecía que cada uno tratábamos un tema diferente (el factor económico uno, otro la Ley Sinde, aquel las descargas, que si la SGAE etc) quedó constancia de una verdad irreparable de la que los cuatro, sin quizás pretenderlo, dimos muestra de ella: Internet es algo increíble y muy grande, y tiene aún mucho que ofrecernos. Sólo espero que seamos lo suficientemente maduros y responsables como para no permitir que lo extraordinario de su naturaleza caiga irrevocablemente y como una losa sobre nosotros en un futuro no muy lejano.

“Internet divino tesoro, no escapes nunca a nuestro alcance, y sigue mostrándote, con Ley Sinde o sin ella, como esa puerta abierta hacia el conocimiento, el ocio, y la cultura, en pos de tantos sueños imposibles que aún están por llegar”.

Ver Post >
TRIBUNA LOCH LOMOND
Enrique Falcó 04-02-2011 | 12:20 | 0

Ya saben que desde mi reciente mudanza (siempre al oeste) he sufrido algunos problemillas en cuestión de infraestructuras que me han impedido escribir para ustedes todo lo bien que uno desea para con sus lectores. Lamentablemente esos problemillas aún colean, y aunque mejor que hace unas semanas, aún no puedo disponer de una verdadera ADSL para trabajar, por lo que secciones como por ejemplo “Las Joyas de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Castafiore” que convertía el mejor día de la semana en Viernes Musicales, deberán esperar a una mejora notable en mis instalaciones. Pero no se preocupen amigos, no llueve eternamente, todo llegará, y espero que como siempre se espera, para mejor.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Sin embargo desde hoy ya no tendré que actualizar mi Blog desde la Black Berry. Creo haberles comentado amigos que era algo así como un trabajo de chinos. Horroroso y pesadísimo. Y ya no por la escritura, que uno se acostumbra, sino por la tardanza y la dificultad a la hora de editar las fotografías e imágenes. Por lo menos una de las secciones abandonadas volverá. Me refiero a la “Tribuna Loch Lomond” aquella en la que los domingos les hago un adelanto de lo que va a ser mi artículo de Opinión dominical en la Tribuna del Diario HOY. Esta sección gusta a muchos de ustedes, por aquello de que no compran la edición impresa o no son capaces de encontrar bien el enlace de mi artículo. También, y esto es algo que me llena de orgullo, muchos de los que me siguen no viven en Extremadura y no leen HOY y siguen mi Blog directamente. Son muchos los que me han pedido que en cuanto pudiera hiciera una especie de resumen, y vive Dios que gustoso lo voy a hacer.

Recuerdo por ejemplo que unos días antes de la Navidad les hablaba de comidas de empresa y familiares:

http://www.hoy.es/v/20101212/opinion/partio-20101212.html

Una semana después recordaba nostálgico el año 1986 y a una bella y quinceañera Jenifer Connelly:

http://www.hoy.es/v/20101219/opinion/pantano-hedor-eterno-20101219.html

A finales de Diciembre me despedía de ustedes hasta el año que viene, deseando que en 2011 olvidemos por fin la palabra “Crisis” y la sustituyamos por otras más bonitas y positivas:

http://www.hoy.es/v/20101226/opinion/borron-cuenta-nueva-20101226.html

Con “Mocita arrempujá” les di la bienvenida hablando de un tema duro y delicado. El de la menor de Arroyo de San Serván obligada a ejercer la prostitución:

http://www.hoy.es/v/20110102/opinion/mocita-arrempuja-20110102.html

¡La que está dando el tabaco! Por supuesto le dediqué un domingo al tema. Cualquier excusa es buena para hablar además del “Restaurante Marchivirito” mi fonda predilecta:

http://www.hoy.es/v/20110109/opinion/tampoco-para-tanto-20110109.html

“Regreso al futuro” es un artículo de los que se pueden contar entre mis favoritos, pues disfruto mucho escribiendo sobre temas que me gustan, y todas las referencias a la película del mismo título son una delicia:

http://www.hoy.es/v/20110116/opinion/regreso-futuro-20110116.html

De vez en cuando tengo que tocar aunque sea de pasada la política, y el tema de las lenguas co-oficiales me tocó… la fibra sensible:

http://www.hoy.es/v/20110123/opinion/lenguas-gato-20110123.html

Por último, la semana pasada volví a retomar un tema que me apasiona, Internet, que fue curiosamente el tema que me llevó a escribir un artículo para HOY por primera vez:

http://www.hoy.es/v/20110130/opinion/balada-triste-trompeta-20110130.html

Os prometo amigos que desde ahora ya no pasarán tantos días sin que volváis a saber de mí. Ya sabéis que me quedan aún cientos de miles de millones de cosas que contaros. ¡Que le vamos a hacer! Se me quedan los temas en el tintero. Hoy más que nunca, esta copa de LOCH LOMOND va por ustedes.

Ver Post >