Hoy

img
Mérida fue la localidad que más habitantes ganó en 2012 y Trujillo la que más perdió
img
Juan Francisco Caro | 31-12-2013 | 13:06

El Instituto Nacional de Estadística ya ha publicado los datos oficiales de población correspondientes al Padrón municipal a 1 de enero de 2013. Comparándolos con los del año anterior, la primera conclusión es que Mérida fue la localidad que ganó más habitantes a lo largo de 2012 y Trujillo la que más población perdió.

En concreto, el número de habitantes empadronados en la capital autonómica a principios de 2013 subió hasta los 59.049, que son 885 más que los del año anterior. Le sigue Badajoz, que al descontar a Guadiana del Caudillo tras la independencia de esta antigua entidad local menor se queda en 150.621 habitantes, 875 más que a principios de 2012.

La clasificación de los 10 municipios con mayor crecimiento de población se completa con Almendralejo, que sumó 407 habitantes; Rosalejo, que en un solo año ha crecido en 261 vecinos; Cáceres, con 257 habitantes más; Don Benito, con 101; Villanueva de la Serena, con 86; Fuente de Cantos, con 77; Santa Cruz de Paniagua, con un sorprendente aumento de 60 vecinos que en un solo año eleva la población a 361 habitantes; Almaraz, con 56, e Ibarhernando, con 51.

Es normal que las mayores localidades estén en cabeza de los aumentos si se toma como referencia la variación absoluta del número de habitantes, pero si se toma el aumento en porcentaje el ránking cambia notablemente. En este caso lo encabeza Santa Cruz de Paniagua, que con esos 60 habitantes más que ya he apuntado consigue un crecimiento del 20,6%. Le sigue Rosalejo, que también suma un 20,3%. A más distancia están Pedroso de Acim (12,7%), Alcollarín (11,6%), Santa Cruz de la Sierra (10,2%), Ibahernando (9,7%), Torrejón el Rubio (8,3%), Alagón del Río (5,7%), Almaraz (3,6%) y Talaván (3,4%).

En el lado contrario, la clasificación de municipios con mayores pérdidas de población está encabezada por Trujillo, que en 2012 perdió 561 habitantes, hasta situarse en 9.085. Tal vez parte de este descenso esté relacionado con los notables aumentos de los localidades próximas ya citadas, como Santa Cruz de la Sierra e Ibahernando. Después de Trujillo se colocan Azuaga, con 246 habitantes menos; Jerez de los Caballeros, que baja en 151 vecinos; Aceuchal, con 136 menos; Navalmoral de la Mata, con 127 menos; La Garrovilla, con 120 menos; Madroñera, que baja en 111; Castuera, que pierde 98, y Arroyomolinos, con 93 menos.

Si medimos las variaciones en porcentaje, los mayores descensos de población se registraron en Campillo de Deleitosa (-17,6%), Villamiel (-12,8%), Pozuelo de Zarzón (-11%), Salvatierra de Santiago (-10,2%), Oliva de Plasencia (-10,2%), Arroyomolinos (-9,8%), Aldeacentenera (-9,3%), Descargamaría (-9,1%), Casares de las Hurdes (-9%) y Botija (-9%).

En el gráfico interactivo de más abajo se puede consultar la clasificación, con el número total de habitantes. En la parte inferior hay un buscador para facilitar la búsqueda del municipio deseado.

EXTREMADURA PERDIÓ POBLACIÓN, PERO MENOS DE LA ESTIMADA

Más allá de la curiosidad de los datos por municipios, es preciso analizar los datos más globales. Así, vemos que solo 73 de los 386 municipios extremeños ganaron población en 2012 y cuatro (Feria, Rena, Gargantilla y El Gordo) se mantuvieron sin cambios. De los 308 que vieron reducir el número de empadronados, más de dos tercios (en concreto, 211) registraron un descenso de más de 10 habitantes.

En total, Extremadura perdió en 2012 un total de 4.126 habitantes, un 0,37%, hasta quedarse en 1.104.004 personas. Es el segundo año consecutivo con descenso del número de habitantes en la región. Y como viene siendo habitual, la provincia de Cáceres experimentó un peor comportamiento, con un descenso de 3.322 habitantantes (0,8%), frente a los 804 que bajó la provincia de Badajoz (0,1%). A 1-1-2013 se situaron en 410.275 y 693.729 habitantes, respectivamente.

Con respecto a la pérdida de población de Extremadura, hay que apuntar que el descenso definitivo se ha quedado casi en la mitad del inicialmente estimado cuando en abril se publicó el avance del padrón. Entonces el INE calculó que la región había menguado en 7.991 habitantes. Sin embargo, en este blog (“¿Por qué perdemos población en Extremadura?”) ya expresé que aquellos datos no cuadraban con las variaciones que se mostraban en las estadísticas sobre migraciones y sobre movimiento natural de la población: “Las tendencias históricas y el cruce de datos con otras estadísticas conduce a conclusiones no muy coherentes o, incluso, contradictorias”. Ha vuelto a ocurrir lo mismo que el año anterior, pues la pérdida de población en el año 2012 también se quedó prácticamente en la mitad de la estimada en el avance.

¿Y a qué se debe esa pérdida de 4.000 habitantes? Pues como ya he expliqué hace seis meses (“Las claves de la pérdida de población en Extremadura en 2012”), la mayor parte del descenso de población se debe al saldo vegetativo negativo, es decir, a que hay más muertes que nacimientos. En concreto, los datos definitivos dicen que las defunciones superaron en 1.924 personas a los nacimientos. En cuanto a las migraciones, Extremadura perdió 1.451 habitantes, 61 con respecto al extranjero y 1.390 con respecto al resto de España.

Otros Blogs de Autor