Skip to content

Acorralados

2011 septiembre 15

En mi época colegial aún aguantábamos estoicamente aquello de acudir a clase por la tarde. Era un fastidio, y una pérdida de tiempo inútil, aquella maldita hora y media, de 15:30 a 17:00. Los más optimistas nos lo tomábamos como algo que hacer entre la comida y la merienda. Eran dar las cinco en punto y quien suscribe marchaba pitando a casa a prepararse el pan con chocolate antes de que empezara Espinete, y más tarde Los mundos de Yupi. Ya más mayor, con la llegada de las privadas a principio de los 90 la oferta se amplió de tal modo que se convirtió en habitual que los niños de mi clase no viéramos todos los mismos programas. Eso sí, pusieras el canal que pusieras, excepto la 2, no encontrabas más que programación infantil, programación dicho sea de paso que no solo disfrutaban los niños, ustedes ya me entienden.

Hoy en día y desde hace ya muchos años, esa hora y media que pasábamos en el colegio por la tarde la ocupan programas de corazón, y por supuesto, las siguientes horas por descontado. Por las noches en Prime Time para variar priman los programas de temática rosa, y los fines de semana por la mañana también. Y si no realities o peor aún, magazines donde solo se habla de corazón y realities. Corazón y realities por todas partes. ¿Es lo que pedimos o es lo que nos dan? He ahí la cuestión. Para ayudar a deducir el asunto les anuncio que esta noche, en riguroso Prime Time, “Acorralados”, un nuevo realitie de Tele 5  que hará las delicias de algunos de ustedes. Han leído bien, de ustedes, porque para ver a chorizos, putillas y famosetes de segunda, y a algunas de sus guarrillas, madres, novias, exnovias, primas, vecinas y demás parentescos haciendo el canelo, el menda se pone a ver una serie decente o una buena peli “on line” en su portátil. Gracias a la programación basura que nos tiene acorralados quien suscribe ha descubierto con muchísimos años de antelación aquello de la televisión a la carta.

  • Miguel Ángel Valle Muñoz

    A mí de pequeñito me gustaba la hormiga atómica http://goo.gl/5WSwa .La ponían por la 2 que en aquella época llamábamos UHF, La 1 era la VHF. El problema que no todos los televisores teníamos el UHF y ese era mi caso. Así que tenía que ir casa de un vecino para verla, claro está, siempre que me madre me dejase ir. En aquella época todos los niños nos íbamos a dormir con el toque de corneta de la familia Telerin con el “Vamos a la cama que hay que madrugar” http://goo.gl/xg99v.. Ufff me hacía mucha gracia y no paraba de reírme. Y como series de por la noche mi favorita IROSIDE, http://goo.gl/cj5cC El detective en silla de ruedas que si no mal recuerdo causaba furor en audiencia los miércoles a las nueve. A veces la veía siempre, claro está, cuando mi padre me dejase. Y en sobremesa la embrujada. http://goo.gl/9LHxU me encantaba esa serie, pero el problema que no podía verla porque coincidía con el cole y no había vídeos ni nada de esas cosas. Así que sólo la podía ver cuando tenía ese bendita gripe que le obligaba a uno se quedarse dos o tres días sin poder ir al cole. Bueno, como veis una época mucho mas inocente e ingenua que la de ahora con tanta telebasura hasta en la sopa. Gracias a Díos que ha cambiado la tecnología y como bien dice Enrique al menos nos queda el consuelo de la televisión a la carta.

  • Juan Francisco Caro Pilar

    Más que programas de corazón debían denominarse de vísceras.

  • Enrique Falcó

    gran comentario Miguel Ángel, y con estupendos enlaces!!! y respecto a lo que dice Juan Francisco…toda la razón, de visceras, y sangre como la canción de los hombres g! en fin, esperemos que al igual que la crisis esta situación cambie algún día!!! gracias amigos, saludos!!!