Elige tu propia aventura | ENRIQUE FALCÓ - Blogs hoy.es

Blogs

Enrique Falcó

ENRIQUE FALCÓ

Elige tu propia aventura

Enrique Falcó. En continuo dilema.

Los libros de Elige tu propia aventura sin duda son de lo más apropiado para iniciar a la lectura a los más jóvenes.

Los libros de Elige tu propia aventura sin duda son de lo más apropiado para iniciar a la lectura a los más jóvenes.

 

¿Quién no recuerda aquellos maravillosos libros juveniles de la Editorial TIMUN MAS que hicieron las delicias de jóvenes y adolescentes en los años 80? Si se trata de animar al joven lector al siempre aconsejable ejercicio de la lectura no  existe una colección más apropiada por su dinamismo, expectación e irresistible atractivo. Siempre me privaron estos libros, y aún a día de hoy los sigo recomendando a padres y educadores, e incluso regalándolos a los amigos y familiares más jóvenes. Hoy me he acordado de ellos porque los he visto apilados en orden numérico en una de las maravillosas librerías “Billy” del IKEA de las que dispongo en mi casa. Aunque desgraciadamente no cuento con toda la colección no ostento menos de dos docenas de ellos. El resto de la colección los fui conociendo gracias a mis amigos o a la Biblioteca Pública. Nunca dejaré de agradecer la presencia de esos libros en mi más que decente biblioteca, y siempre ocuparán un hueco especial en la estantería y en mis recuerdos, porque entre otras cosas, los niños que leíamos esos libros somos indudablemente menos imbéciles que quienes nunca los conocieron o los desterraron al polvo y al olvido al recibirlos como regalos. Elijo un ejemplar al azar y me encuentro con “El Trono de Zeus” donde además de buscar al Rey del Olimpo me las veo con Hércules y sus doce trabajos, con el dios del mar Poseidón, con Helios y su carro del sol, con Ícaro y Dédalo, Atenea, Perséfone, Hades, el rey de las tinieblas y su fiero Cerbero, el perro de tres cabezas. Una pequeña muestra de que en estos libros juveniles siempre existe un espacio para que el conocimiento y la cultura sobrevuelen por nuestra imaginación.

Resulta muy profundo reflexionar sobre la similitud que se establece entre estos libros y nuestra propia vida. Para empezar en la primera página te explican quién eres y de donde procedes. Es curioso que sea lo único de la historia donde uno no puede escoger al igual que en la vida real. Existe la posibilidad de nacer hombre o mujer, ser hijo de reyes o de los más deplorables bandidos, huérfano o adoptado. A partir de ahí comienzan tus decisiones, y son éstas la que te procurarán un futuro destinado al fracaso o a un magnífico final. Nuestra vida está plagada de decisiones que dictan nuestros acontecimientos futuros, y éstas se presentan desde lo más temprano de nuestro ser: “Si decides darle tu merienda a Miguel para que deje de molestarte en el recreo pasa a la pag.17” “Si decides hacerle frente pasa a la pag.3”. Las decisiones más importantes que pueden marcar tu vida se presentan en cualquier momento, y el hecho de ser joven o todavía un niño no le restan en absoluto parte de su importancia: “si decides faltar a clase con Ramón para irte a fumar pasa a la pag.12” “si a pesar de que no te apetece acudes a clase pasa a la pag.7”. Aun así, la adolescencia en una época delicadamente dura, y en ellas se te pueden presentar algunos dilemas. “Si aceptas el porro que te ofrece Manolo pasa a la pag.21” “Si por el contrario lo rechazas enérgicamente a riesgo de parecer un pringado pasa a la pag.36”. En estos libros, como en nuestra vida, existen personajes que te prestan su ayuda, o que al menos lo intentan, y unas veces por seguir sus consejos, y quizás otras por no hacerlo, tu vida quedará marcada para siempre. “Si decides estudiar Derecho siguiendo los consejos de tu padre para no disgustarlo pasa a la pag.14” “Si por el contrario decides dedicarte a la pintura para hacer realidad tus sueños a pesar de que sabes que no será fácil pasa a la pag.18”. Otra de las similitudes de estos libros con nuestra vida es la posibilidad de deshacer errores, o al menos enmendarlos en un futuro. Aunque claro está, que como libres que somos será nuestra decisión, una vez más, la que nos permita o no hacer frente a dichos dilemas o ignorarlos de por vida: “Si decides visitar a tu amigo Pedro al que hace 6 años que no ves para pedirle perdón y rogarle que volváis a ser amigos pasa a la pag.15” “Si consideras que no quieres volver a saber nada de él y olvidar para siempre vuestra amistad pasa a la página siguiente”.

Los libros de Elige tu propia aventura no deberían faltar en la biblioteca de cualquier treintañero que se precie

Los libros de Elige tu propia aventura no deberían faltar en la biblioteca de cualquier treintañero que se precie

Seguro que han llegado a la misma conclusión que mi menda, mis queridos y desocupados lectores. Nuestra vida no es más que el resultado de una elección continua, afortunada o no, que ejercemos desde lo más temprano de nuestra vida, como en los libros de “Elige tu propia aventura”. Vivimos momentos más dramáticos, algunos cómicos, preciosos otros, y dolorosos y horribles sin posibilidad de amnistía. Algunas veces acertamos de lleno, y en otras ocasiones nuestra habitual torpeza propicia que choquemos varias veces con la misma piedra del camino. No obstante existe una particularidad en estos libros esencial de la que por desgracia no disponemos en nuestra vida. La posibilidad de volver hacia atrás una y otra vez para cambiar nuestra elección si no nos convence el final de la historia.

Publicado en Diario HOY el 25/09/2011

Don de LOCH LOMOND

Sobre el autor


septiembre 2011
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930