Hoy
img
Autor: jose.moreno.losada_933
Jóvenes universitarios por la ecología integral
img
José Moreno Losada | 09-08-2018 | 12:00| 0

Acabamos de celebrar las jornadas de formación de jóvenes estudiantes extremeños -JEC- en Losar de la Vera, en el marco natural de la garganta de cuartos. Han sido ocho días de encuentro y de profundización en un tema de urgencia y necesidad como es la ecología integral. Grito del que se ha hecho cargo el papa Francisco en una encíclica emblemática, Laudato si, donde llama al ecumenismo de todos los pueblos y todas la culturas y religiones para hacer un frente común de salvación de la realidad en todas sus dimensiones, la apuesta por una ecología integral.

El documento ha estado de fondo y de brújula para cuestiones de orden capital. Hemos ido haciendo el análisis de una realidad, que nos ayudaba a reconciliarnos con el término ecología, más allá de la moda y el postureo, a la profundidad de los que es la dimensión integral de la tarea, tanto en el encuentro con la naturaleza, los pueblos y ciudades, en la incidencia en las personas y en las consecuencias de la herida grave que está supurando por todos los poros de la vida.

La conciencia de que toda la realidad es una herencia común que hemos recibido gratuitamente para cultivarla y cuidarla para poder transmitirla a otras generaciones nos descubría su carácter bendito a la vez que frágil. La situación exige que no quedemos de brazos cruzados, es ahora o nunca, no se puede dejar para mañana, si antes decíamos que lo urgente no nos dejaba ocuparnos de lo necesario, hoy hemos descubierto que se ha hecho urgente lo necesario, que lo que está en juego es lo fundamental y lo básico, que la naturaleza está gimiendo y que el grito y la angustia es real en miles y millones de personas de esta humanidad a la que todos pertenecemos.

Al analizar la situación y la consecuencias en nuestro ser y actuar nos ha preocupado fundamentalmente la cuestión de la “rapidación”, estas prisas en la vida sin horizonte de sentido, sin claves de mirada universal, de momentos encadenados de una avidez inagotable de tener, de saber, de consumir, de acumular, que agota y estresa haciéndonos infecundos en lo fundamental de nuestro propio ser como es la relación profunda, la quietud de una interioridad auténtica, y le experiencia de amar y ser amados para llegar a ser lo que realmente deseamos ser en lo más profundo de nuestras vidas.

Y nos asustaba como esta cultura se hacía indolora y líquida en una flexibilidad de indiferencia que acaba con nuestro propio sentir, y en la propia estima deteriorada de nosotros mismos. En medio de esta visión de causas y consecuencias de dolor de la realidad, se ha abierto en primer lugar la necesidad del silencio, es un reto para el hombre de hoy saber callarse y escuchar en el silencio de uno mismo, abrirse al eco de lo que ocurre y acontece en nuestro propio interior, en la realidad natural, en nuestra sociedad y en nuestra utopía y esperanza.

Sólo en el silencio creativo nos abriremos a la verdadera atención, a aquella que nos hace conscientes de la vida y su valor, la que nos ayuda para pasar de turistas superficiales a peregrinos de la vida en el encuentro de los otros y de la naturaleza como definición de nosotros mismos.

Desde el silencio comenzamos a sentir unos deseos de vida que van más allá de la rutina y de responder a unos estereotipos mercantiles en los que el tiempo se compra o se vende, más que vivirlo. Los propios testimonios de jóvenes universitarios que están viviendo procesos de libertad en sus vidas nos iluminaron al contar como viven, con claves de ecología humana e integral, distintas dimensiones vitales como el estudio y su sentido, la participación política en el consejo de la juventud de Extremadura, el consumo y la realización personal, distinguiendo lo necesario del capricho, los procesos de silencio y oración como camino de liberación frente a esclavitudes…

El broche de oro de las jornadas fue un ejercicio de una propuesta del papa que nos habla de “amazonizar” nuestras vidas, tuvimos el testimonio de una botánica de la UEx, comprometida con la amazonia, que nos relató sus experiencias de vida en el encuentro con aquella realidad indígena y de ahí salieron claves que los jóvenes se proponen en sus vidas como camino para una ecología integral: Vivir con sencillez es un lujo y no tiene precio porque se puede vivir mucho con poco. La naturaleza es tu hermana aprende de ella y vive con ella, vive natural y saludablemente. Que la armonía contigo, con los otros y la naturaleza te envuelva de trascendencia y así puedas encontrar el sentido y lo divino.

Disfruta con lo necesario y no te hagas esclavo del capricho, hay un consumo felicitante y solidario, apúntate. Si escuchamos a la naturaleza aprenderemos una ingeniería más natural y posible para todos, especialmente los pobres. Escucha sin prisas y valorarás cada ser, descubrirás que toda vida merece un respeto, que todos somos de todos, porque la naturaleza y todos los seres tienen “supai” -espíritu y bondad-, ahí está el camino que abre al Dios de la armonía y en ella está la salvación y el gozo de todos. Una vez más he vivido agraciadamente en medio de los jóvenes en Losar y sigo creyendo en ellos, porque renuevan mi esperanza. Lo tienen claro y lo gritan: “Porque esto es la JEC”

José Moreno Losada. Consiliario de Profesionales cristianos y acompañante de JEC.

Ver Post >
Un día de “Gloria” en la residencia la Granadilla
img
José Moreno Losada | 01-07-2018 | 7:04| 0

Gloria, humana y divina

La imagen puede contener: 7 personas, personas sonriendoDomingo, primero de Julio, hoy la residencia de los mayores de la Granadilla sabe a fiesta religiosa y humana. El arzobispo Celso quiere compartir jornada con los residentes, sabe que se respira un clima de respeto y de cariño hacia todo lo que tiene que ver con la vida y la fe de los usuarios de esta institución pública. En la visita pastoral a la zona, incluido el centro, prometió venir a celebrar y ahora va a cumplirlo con el deseo de estar más cerca de ellos y compartir sus vivencias en esta etapa tan importante de la vida.

En la celebración se va a tener en consideración a una de las mujeres que lleva casi dos décadas siendo residente, Gloria, muy apreciada por todos sus compañeros, así como por los profesionales y especialmente por mí, que actualmente soy el capellán – todos los anteriores me confirman en este aprecio-. La imagen puede contener: 1 persona, sonriendoPara el mundo, una mujer sencilla y anónima, del pueblo de San Jorge de Alor, que ha vivido en Madrid, que volvió a la tierra, y que cuando vio que era el momento de vivir en la residencia, sin dudarlo, vino a realizar lo que es lema de todas nuestras eucaristías: “Aquí no hemos venido a morir, sino a vivir”. Y por eso en la comunidad de mayores no es anónima, es muy conocida y reconocida, por el respeto, la educación, la discreción y la disponibilidad con la que vive sencillamente cada día. Ahora con más lentitud porque ha superado la barrera de los noventa y se mantiene firme y recta, pero va necesitando más cuidado y ayuda.

La imagen puede contener: una o varias personas, planta e interiorCuando se le pregunta por qué y cómo se mantiene tan bien, ella responde con claridad meridiana que su fe y el buen Dios la tienen bendecida. Vive en confianza y sin miedo, abierta a lo que la vida le va deparando y hace lo posible porque cada día tenga su afán. Ahí encuentra al Dios de la vida, y la savia que le da vigor. Eso lo hace unido al cuidado de la capilla, uno de los lugares más entrañables y propios de los residentes, donde tienen su “Cristo de los mayores”, ese crucifijo hallado en la chatarra y que, restaurado con mimo por el señor de la cafetería, hoy brilla y nos bendice en el altar. Seguro que hoy sonreirá cuando hagamos este sencillo homenaje a esta sencilla mujer.

El coro nos ha ayudado a expresar nuestro espíritu y nuestra alegría, queremos seguir resistiendo:

resistiré

La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, personas sentadas

José Moreno Losada.

Ver Post >
La escuela que el Papa propone
img
José Moreno Losada | 26-06-2018 | 11:21| 0

Iglesia católica y ámbito escolar

amoris-laetitia-y-la-educacion-de-los-hijos_560x280En una audiencia a los miembros de la Fundación Gravissimun Educationis, el Papa Francisco ha subrayado la relevancia de la enseñanza y lo que considera claves fundamentales para un programa de pensamiento y de acción basados en sanos principios que contribuyan, a través de la educación, a la construcción de un porvenir en el que la dignidad de la persona y la fraternidad universal sean los recursos globales a los cuales todo ciudadano del mundo pueda acceder.  Para el pontífice, “sólo cambiando la educación, se puede cambiar el mundo. Para hacer esto es necesario las siguientes sugerencias: hacer red, no dejarse robar la esperanza y buscar el bien común”.

 Hacer red

Explicó que “hacer red significa:

jec-cjexponer juntas a las instituciones educativas y universitarias para potenciar las iniciativas educativas y de investigación, enriqueciéndose con los puntos de fuerza de cada uno, para ser más eficaces a nivel intelectual y cultural.

poner juntos los saberes, las ciencias y las disciplinas, para afrontar los desafíos complejos con la interdisciplinaridad.

crear lugares de encuentro y de diálogo dentro de las instituciones educativas promoviéndolas hacia afuera, para que el humanismo cristiano contemple la universal condición de la humanidad de hoy.

saray-y-edu– hacer de la escuela una comunidad educadora en la cual los docentes y los estudiantes no estén relacionados solo por un plan didáctico, sino por un programa de vida y de experiencia, en grado de educar a la reciprocidad entre las diversas generaciones“. No sólo el espacio, sino también el tiempo. La educación católica no se limita a formar mentes con una mirada amplia, capaz de englobar las realidades más lejanas. Esta se da cuenta que, más allá de expandirse en el espacio, la responsabilidad moral del hombre de hoy se propaga también a través del tiempo, y las opciones de hoy recaen sobre las futuras generaciones.

No dejarse robar la esperanza

esperanzaOtro aspecto importante a la cual la educación está llamada a responder, afirma el Santo Padre, es no dejarse robar la esperanza. “Estamos llamados a no perder la esperanza porque debemos donar esperanza al mundo global de hoy. Globalizar la esperanza y sostener las esperanzas de la globalización – señala el Pontífice – son compromisos fundamentales de la misión de la educación católica”. Una globalización sin esperanza y sin visión está expuesta a los condicionamientos de los intereses económicos, muchas veces lejanos de una recta concepción del bien común y producen fácilmente tensiones sociales, conflictos económicos, abusos de poder. Hoy debe preocuparnos los procesos de interdependencia global: el desafío económico, basado en la búsqueda de mejores modelos de desarrollo; el desafío de la política, el poder de la tecnología está en continua expansión.

Proyectos educativos: identidad, cualidad y bien común

docilidadEl papa sostiene que los proyectos educativos han de reunir tres criterios fundamentales: Identidad, cualidad y bien común.

  • La identidad exige coherencia y continuidad con la misión de la escuela, de la universidad y de los centros de investigación nacidos, promovidos o acompañados por la Iglesia y abiertos a todos: “Estos valores son fundamentales para insertarse en el surco trazado por la civilización cristiana y por la misión evangelizadora de la Iglesia. Con ella podrán contribuir en indicar los caminos a seguir para dar respuestas actuales a los dilemas del presente, teniendo una mirada de preferencia por los más necesitados”.
  • La calidad, afirma el Santo Padre, este es el faro seguro para iluminar toda iniciativa de estudio, investigación y educación. Esta es necesaria para realizar alianzas de excelencia interdisciplinares que son recomendados por los documentos conciliares.
  • El objetivo del bien común, afirma el Papa Francisco, y este no es fácil de definir en nuestras sociedades marcadas por la convivencia de ciudadanos, grupos y pueblos de culturas, tradiciones y credos diferentes. Se necesita ampliar los horizontes del bien común, educar a todos a la pertenencia de la familia humana.

Ver Post >
El Papa Francisco con obispas y pastores de otras iglesias
img
José Moreno Losada | 22-06-2018 | 1:36| 0

EL PAPA FRANCISCO Y EL ESPÍRITU ECUMÉNICO

«Caminar según el Espíritu» (Ga 5,16.25)

francisco-en-el-cmiEl papa Francisco en su reciente viaje a Ginebra, en la celebración del setenta aniversario del consejo ecúmenico de las Iglesias –CMI-, ha reflexionado sobre el ecumenismo a la luz del discernimiento de espíritus, desde la teología paulina y la espiritualidad ignaciana. Nos ha dado claves fundamentales y sencillas que han de ser transversales en el camino y proceso ecuménico. Tras plantear lo que es la dinámica del espíritu mundano, que somete a la luz de los propios intereses y divide los corazones, adentrándolos en la soberbia de lo propio y lo excluyente, proclama lo propio del espíritu de Cristo que ha de ser la fuerza y el camino que nos conduzca al verdadero encuentro de la comunión y de la verdad, sobre lo que nos divide y nos separa. Dicho espíritu pasa por la clave evangélica de la disponibilidad de arriesgar y perder en el orden de priorizar la voluntad de Dios Padre sobre la nuestra, como hizo Cristo para que podamos llegar a ser uno. En su discurso nos ha servido cinco claves sencillas de análisis y de programación para seguir avanzando en el camino ecuménico:

1.- Los propios intereses causa de la división

El papa considera que las divisiones entre los cristianos se han producido con frecuencia por dejar entrar una mentalidad mundana en las comunidades cristianas, anteponiendo los propios intereses a los de Jesucristo. Incluso, manifiesta que algunos intentos de lograr la unidad se hicieron con lógicas mundanas.

2.- La autorreferencia no es evangélica, dispuestos a perder

Resultado de imagen de ecumenismo merida badajozReconoce que el concilio ecuménico vaticano II, junto al consejo ecuménico de las iglesias han sido dinamizadores del movimiento ecuménico a la luz de la voluntad de Jesús y que lo habita el Espíritu que no permite la autorreferencia. Sostiene que este es el camino, aunque algunos vean o crean que de este modo pierden, o trabajan sin provecho, pero  considera que ,siguiendo a Jesús por encima de otros objetivos y seguridades, el ecumenismo será “una gran empresa con pérdidas”. Pero apuesta por esta pérdida lo es de salvación y por tanto de ganancia, de signo del reino y de su justicia, fiel a la lógica de la Pascua.

3.- Hemos de caminar según el Espíritu, no por los atajos del mundo

Fiel a su pensamiento evangelizador y eclesial, el obispo de Roma afirma que hemos de evitar toldos el pensamiento autorreferencial y saltar sobre la tentación de buscar intereses personales. El lenitivo para cuando nos llegue la duda en el camino del ecumenismo, será saber optar por caminar según el Espíritu, purificando el corazón del mal, eligiendo con santa obstinación la vía del Evangelio y rechazando los atajos del mundo. Es lo que se ha de pedir el setenta aniversario del Consejo Ecuménico de las Iglesias.

4.- La tarea ecuménica fundamental hoy: Rezar, evangelizar, servir juntos

Resultado de imagen de ecumenismo merida badajozPara el pontífice las distancias no han de ser excusas; se puede desde ahora caminar según el Espíritu: rezar, evangelizar, servir juntos, esto es posible y agradable a Dios. Caminar juntos, orar juntos, trabajar juntos: ese es camino fundamental. Este camino tiene una meta precisa: la unidad. La división «contradice clara y abiertamente la voluntad de Cristo, es un escándalo para el mundo y perjudica a la causa santísima de predicar el Evangelio a toda criatura» (Unitatis redintegratio, 1).

Resultado de imagen de ecumenismo merida badajoz5.- De la estrategia a la oración confiada al Espíritu del  resucitado que ha derribado, con el amor, los muros y la enemistad que nos separan.

Ante un mundo herido por divisiones que afectan más a los débiles se descubre la necesidad sanante de nuestra unidad.  Defiende que caminar juntos para nosotros cristianos no es una estrategia para hacer valer más nuestro peso, sino que es un acto de obediencia al Señor y de amor al mundo. El papa solicita una actitud orante fundamental: pidamos al Padre que caminemos juntos con más vigor por las vías del Espíritu. La cruz oriente el camino, porque allí, en Jesús, los muros de separación ya han sido derribados y toda enemistad ha sido derrotada (cf. Ef 2,14). Allí entendemos que, a pesar de todas nuestras debilidades, nada nos separará de su amor (cf. Rm 8,35-39).

José Moreno Losada.  Delegado episcopal para el ecumenismo y el diálogo interreligioso.

 

Ver Post >
SACRAMENTO VIVIDO: SANTO Y SEÑA DEL AMOR VERDADERO  
img
José Moreno Losada | 18-06-2018 | 12:45| 0

ANTONIA Y ÁNGEL – 50 AÑOS DE GENEROSIDAD Y ENTREGA:

La palabra “Sí, quiero”, se hizo carne

En un restaurante del centro antiguo de Badajoz, ayer se congregó la familia en torno a Antonia y Ángel. El motivo era la fecha conmemorativa de su matrimonio, hace ya cincuenta años. La razón profunda el amor vivido y sus frutos. Desde la Madre de Antonia -93 años- a su último nieto Ángel -diez años- gozamos y celebramos  el amor fiel y fecundo. Se trataba de un sacramento vivido y actual, la Palabra “Si, quiero”, se ha hecho historia y carne, en lo vivido, en los hijos, en los nietos… y yo, como sacerdote, testigo privilegiado de esta celebración, en la que lo sagrado y lo profano se abrazan, porque ya cayó aquel velo que los separaba en el muerte de Jesús, abriendo la comunicación entre lo divino y lo humano para siempre, ayer vuestra celebración fue tan divina como humana. Gracias por darme parte en la celebración de la Palabra y la Vida.

 PEPE 

Palabras de acogida

RNo hay texto alternativo automático disponible.ecordando a Tobías, no podemos celebrar cincuenta años de vida sin tener presente al Dios del amor que ha estado grande con nosotros y por eso estamos alegres…

 “No es bueno que el hombre esté solo” (Génesis, 1)

Hace cincuenta años resonaba en el templo, con sencillez y humildad, un “sí quiero” de esposa y esposo con las palabras solemnes de amor eterno, hasta la muerte. Un compromiso que se sellaba en libertad, que se declaraba amor con vocación de eternidad, y se abría a lo fecundo en los hijos y nietos, de generación en generación. Hoy es sacramento realizado, palabra cumplida, misterio desvelado. Aquella semilla sembrada hoy es árbol lleno de vida y de esperanza, que alumbra y da cobijo, que anima y sostiene. De aquellas raíces enamoradas y sinceras, habéis nacido y crecido todos vosotros, hoy sois un árbol fecundo. La savia de ese árbol ha sido el amor prometido que se ha hecho realidad en vuestra historia. Hoy nos reunimos y la razón, la única razón para hacerlo, es el AMOR. Reunidos en torno a esta mesa, bajo esta bóveda conventual y sacral, sois santo y seña de vuestro amor verdadero. En vosotros la palabra de Dios se ha hecho carne y hoy nos gusta sentir que sois, con vuestros hijos y nietos, un himno al amor.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas“Si no tengo amor no soy nada…” (I Cor, 13)

 

ÁNGELES, HIJA

Los tres hermanos hemos coincidido en que el rasgo que más resalta en vosotros es la generosidad. En todo. Hemos visto desde niños cómo no os consentíais ni un capricho, pendientes de que hubiera para los estudios, para lo que los hijos pudiéramos necesitar. Y ya de mayores, vuestros ahorros siempre a disposición del que pensabais que podía hacerles falta, ofrecidos por anticipado. Así habéis sido, así sois y nos habéis ayudado a crecer como personas en todas las dimensiones. Y sois generosos no sólo en lo económico. También en la disponibilidad de vuestro tiempo y de vuestros planes, sujetos a los cambios a que obliguen las necesidades de la familia, de los hijos, de los nietos, de la madre, que es la abuela María.

Sois generosos el uno respecto del otro. Para aceptar lo que no os gusta de cada cual, para sobrellevar con humor las críticas que os hacéis. Mi madre, hasta la coronilla de tal cosa desde hace 50 años, podrá desahogarse con alguno de sus hijos, pero ay del hijo que le dé la razón: la convierte en defensora visceral de ese marido del que relataba cuatro segundos antes.

No hay texto alternativo automático disponible.El amor en vosotros es generosidad. Sois generosos y nosotros, los hijos, los nietos y el resto de la familia, disfrutamos de vuestra generosidad y la reflejamos.

Símbolo de la celebración:

Los frutos del amor: nos acercamos al árbol de la vida, del que vosotros sois raíces y tronco, nos abrazamos a vosotros como ramas y como frutos.

Angel va a repartiros unos frutos y unos rotuladores para que escribáis en un lado que agradecéis de Angel y Antonia y en el otro qué les deseáis. Después, os acercará un árbol para que colguéis los frutos.

 NURIA, HIJA

“Padre que escucha y se deja hacer por lo que descubre…”

 ELa imagen puede contener: 3 personas, personas sentadas, personas comiendo, tabla e interiors difícil hoy en nuestro entorno encontrar personas generosas en su corazón y en su mente como vosotros, siempre dispuestos a escuchar y siempre abiertos a cambiar de opinión si lo que escucháis lo merece. Este rasgo es muy acusado en ti, papá, que eres un hombre de profunda formación en el espíritu y en el saber, que nunca has dejado de cultivarte y cultivarnos, con tu ejemplo y tu lectura. Has hecho de tus tres hijos (y, por tanto, también de los nietos) lectores empedernidos.

Sois trabajadores, personas buenas y amables, sencillas, que encarnáis sin aspavientos el espíritu cristiano.

“Madre, que espera con paciencia infinita… buen puerto en el que descansar”

 En mi madre, por su parte, lo qLa imagen puede contener: 3 personas, personas sentadas e interiorue destaca es la paciencia. Infinita. Para aguantarnos a sus hijos y a su marido, en especial, pero también al resto del mundo.

Tu misión en la vida es dar gusto a los demás. Hacer unos filetes, para la misma comida, de cuatro formas distintas: asados para éste, fritos para aquél, en salsa para el otro… ¡Bah, qué trabajo me cuesta…! es lo que has dicho siempre, quitándole importancia.

Eres muy trabajadora y tienes una vocación de servicio que nos has inculcado a tus hijos desde que nacimos. Porque te hemos visto siempre haciendo algo: cosiendo, cocinando, moviéndote de aquí para allá en mil faenas.

De ti hemos aprendido lo que es la dedicación a la familia y el amor de madre con paciencia.

ÁNGEL, HIJO

 Destinos compartidos: donde tú vayas…

Entre vosotros, además de generosidad, hay amor y respeto y un hondo sentido de ser cónyuges y consortes en el sentido etimológico de esos términos. De ahí que traigamos a colación las palabras de Ruth: “donde tú vayas, yo iré; donde tú habites, yo habitaré; tu casa será mi casa, tu pueblo será mi pueblo, tu Dios será mi Dios, donde tú mueras yo habré de ser enterrada.”

O sea, voy a estar contigo a las duras y a las maduras y no mLa imagen puede contener: postre y comidae pidas nunca que te deje, ni aunque fuera por mi bien. Esta promesa abstracta que se hacen los contrayentes, con lo de la riqueza y la pobreza y la salud y la enfermedad, vosotros lo habéis  hecho vida en vuestros cincuenta años de casados. Y ese velo de la novia que simboliza el techo que va a cobijar a los esposos,  lo habéis tejido con realidades bien tangibles, unas dulces y otras amargas, y nos acoge a toda la familia.

 PEPE

Palabras de los cónyuges: ¿Por qué te sigo queriendo?

Ella: Me gusta lo que sabes y buscas, tu formación permanente, tu inquietud.

El: me enamora tu bondad, sigo enamorado de tu persona y tus sentimientos.

 Oración final compartida:

La imagen puede contener: 3 personas, personas sentadas, tabla e interiorQue los caminos se abran a vuestro encuentro,

que el sol brille sobre vuestro rostro,

que la lluvia caiga suave sobre vuestros campos,

que el viento sople siempre a vuestra espalda.

Que guardéis en vuestro corazón con gratitud

el recuerdo precioso

de las cosas buenas de la vida.

Que todo don de Dios crezca en vosotros

y os ayude a llevar la alegría

a los corazones de cuantos amáis.

Que vuestros ojos reflejen un brillo de amistad,

gracioso y generoso como el sol

que sale entre las nubes

y calienta el mar tranquilo.

Que la fuerza de Dios os mantenga firme,

que los ojos de Dios os miren,

que los oídos de Dios os oigan,

que la Palabra de Dios os hable,

que la mano de Dios os proteja,

y que, hasta que volvamos a encontrarnos,

otro os tenga, y nos tenga a todos,

en la palma de su mano.

MÚSICA Y CÓCTEL

Bendición de la mesa y la familia: Ángel padre.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sentadas, personas comiendo, tabla e interior

Ver Post >
Sobre el autor José Moreno Losada
“Entre lo divino y lo humano, pero sin fronteras entre lo uno y lo otro, va deambulando mi vida de cada día, como la de todos. Me muevo como ciudadano de a pie en la ciudad secular, como hermano en medio del mundo y como oveja-pastor en el ámbito eclesial, y no soy más que puro intento de una identidad en estos caminos de lo humano y de lo divino. Abro este blog con el deseo de seguir siendo encuentro y, ojalá, para abrir los ojos, con todos vosotros, a lo trascendente y lo inmanente de nuestra historia cotidiana." Pepe Moreno Losada, nacido en Granja de Torrehermosa en 1958, ahora –ya mayor- sacerdote en Badajoz y profesor en la Facultad de Educación de la Universidad de Extremadura.