Anfibios legendarios y otros seres resbalosos | Extremadura Secreta - Blogs hoy.es

Blogs

Israel J. Espino

Extremadura Secreta

Anfibios legendarios y otros seres resbalosos

 En Extremadura existen una serie de anfibios y de reptiles que mueven alegremente  sus húmedos cuerpos entre la leyenda y la realidad.

 Y deben ser todos parientes o al menos vecinos de la misma charca, porque no solo sus colas se entremezclan sino que sus nombres se alargan, se acortan y se derivan hasta acabar nominando a otros seres fantásticos, pero tan reales que podemos toparnos con ellos tomando el sol en cualquier cancho.

 El escorrupión es una de estas especies legendarias que aún se mantiene en el filo de lo fantástico y lo real, especialmente en la comarca de Las Hurdes. Es un híbrido alargado de reptil y anfibio que tiene la cualidad de lanzar una especie de saliva concentrada que puede ser muy venenosa si se ingiere o entra en contacto con los ojos o las fosas nasales.

Foto: Jimber

Foto: Jimber

Otro que bien escupe hasta dejarte ciego es el escuerzo, temido en El CarrascalejoAljucén, aunque es cierto que son mucho más  sanguinarios son los escuerzos argentinos, que no solo no pueden ser muertos, sino que persiguen hasta la tumba a aquel que intente matarlos, llevando a cabo terribles venganzas.

Foto: Jimber

El aspecto y cualidades del saltorrostro varía en los diferentes pueblos ( Jimber)

También te puede quedar ciego el saltorrostro, una salamandra grisácea de la que también se cuentan mil y una historias.   Este extraño anfibio, ya diluido en la leyenda, gusta de salir de su charca y saltar impunemente, y con las patas por delante, sobre las perplejas caras de los allí presentes.  La mucosa que desprende su estirado cuerpo, de gran densidad y fetidez repugnante, afirma Iker Jiménez que ha dejado ciego a más de un hurdano.

 En otros lugares extremeños, menos melodramáticos, se afirma que si te escupen te quedas calvo.

 En Torrecillas de la Tiesa y Alburquerque el saltorrostro es un animal semejante al lagarto, pero mucho más pequeño que envenena el agua. En otros lugares se le llama Santorrostro, como en Puebla de Obando, y en otros Saltarrostro , como en Navalmoral de la Mata o Saltacara, como en La Codosera.

 En otros lugares se funde con la salamanquesa común, pero se le atribuye un veneno mortal. Como afirman en Valle de la Serena:

 

Si te pica la salamanquesa envuélvete en la sábana y vete a la Iglesia

La salamandra. que según la leyenda puede vivir entre llamas. (Jimber para Extremadura Secreta)

La salamandra. que según la leyenda puede vivir entre llamas. (Jimber para Extremadura Secreta)

Parecida en el nombre es la salamandra, que se conoce en algunos pueblos como “salamantiga”. Su existencia real se ve envuelta en la leyenda de sus poderes mágicos de fuego y agua.

 Se dice de ella que vivie en el fuego, pero que envenena el agua. Por eso, antes de beber agua de un arroyo o laguna los hurdanos observan bien, no sea que perturben el descanso de alguna salamantiga, ya que si alguno de estos bichos se ha sumergido en dicho caudal quien beba de ese agua quedará sordo para siempre. Y si el lugareño se apoya con las manos o alguna parte desnuda del cuerpo en el lugar donde ella se ha aposentado le entrará, al cabo de una o dos lunas, la terrible enfermedad de “el encontrao”.

El lagarto siente querencia por las mujeres (Jimber)

El lagarto siente querencia por las mujeres (Jimber para Extremadura Secreta)

 

El lagarto extremeño tiene el poder de preñar mujeres, además de sentir una especial predilección por la menstruación femenina. Son numerosos los casos en los que las campesinas extremeñas se los han tenido que quitar a manotazos de entre las piernas, a las que acuden al olor de  la sangre femenina.

 Como bien afirma Domínguez Moreno, abundan relatos en Extremadura acerca de la concepción de una mujer con la que tuvo contacto un lagarto mientras dormía plácidamente.

 En Casatejada cuentan como una joven, que siente grandes dolores de tripa, acude  con sus padres al médico, que le diagnostica gases. Puesto que el mal subsiste se ven obligados a acudir al curandero, que emite un sorprendente diagnóstico: la muchacha está embarazada de ¡un lagarto! Para que no queden dudas de su dictamen les indica a los padres que vayan a la habitación en la que duerme su hija, rajen el colchón y verán salir el lagarto que la posee cuando dormita.

 El curandero solicita que le lleven el reptil muerto, y con la piel del bicho prepara una pócima para que la muchacha la tome durante siete días en ayunas. El brebaje mató a las crías que habían nacido dentro, crías que expulsó por la orina, que durante un tiempo se vuelve verdosa.

 En Tornavacas tienen por cierto el caso de una mujer embarazada que dio a luz un lagarto, en vez de una criatura. Lo achacaron a que la mujer debió beber agua en alguna fuente con huevos de lagarto, que luego se desarrollaron en su interior. Otros piensan que el lagarto la perseguiría cuando tenía la regla, y la tomó cuando estuviera dormida.

El lagarto, sin embargo, además de preñar mozas, puede hacerte feliz, porque tiene la virtud de proteger de serpientes con su quijadas, ahuyentar a las brujas con sus patas  y lo que es mejor, señalar tesoros ocultos y escribir el número de la lotería con su cola, aunque esto solo funciona cuando el lagarto tiene dos rabos.

 Y es que, como dice la copla:

 

Dos cosas hay en el mundo

pa salir de la miseria:

un lagarto con dos rabos

y dormir con la lotera.

 

Pues eso. Ustedes mismos.

 

Leyendas y creencias de una tierra mágica

Sobre el autor

Periodista especializada en antropología. Entre dioses y monstruos www.lavueltaalmundoen80mitos.com www.meridasecreta.com


agosto 2012
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031