Hoy

img
Etiqueta: calor
Calor, frío y viceversa, alguien está loco
img
Adolfo Marroquín Santoña | 06-07-2017 | 11:52 |0

01-el-clima-esta-loco

Ante los fenómenos meteorológicos adversos, o simplemente anómalos, frecuente acusamos al clima de estar loco, y hasta es muy probable que lo esté, pero sin embargo no nos damos cuenta de que tal vez le hemos vuelto loco nosotros, con nuestras continuas agresiones; en ese sentido, en la imagen anterior, el único que parece haberse fijado en algunas de las causas es el niño, con su irónico comentario.

Vamos a echar una breve ojeada a algunos aspectos de las tormentosas relaciones entre los humanos y el clima, preguntándonos quién empezó a atacar a quién y, sobre todo, cómo terminará esta absurda guerra. Y digo absurda porque, según la Real Academia, absurdo es todo aquello que es contrario y opuesto a la razón, algo que no tiene sentido.

Por lo que, dada la descomunal desproporción de fuerzas entre ambos contendientes,  resulta evidente que la humanidad puede llegar a ganar alguna pequeña batallita frente al Sistema Climático y a los cinco subsistemas que lo componen: Atmósfera (envuelta gaseosa del planeta), Hidrosfera (agua planetaria), Criosfera (todo el hielo), Litosfera (parte sólida de la Tierra) y Biosfera (conjunto de todos los seres vivos,

Ver Post
El agua crea vida y ayuda a mantenerla
img
Adolfo Marroquín Santoña | 25-01-2017 | 19:33 |0

El agua y en general el conjunto de los recursos hídricos del planeta, son ya esenciales en la actualidad, pero pueden pasar a ser nuestro único medio de supervivencia y de desarrollo sostenible a medida que avanza el siglo XXI.

Aparentemente el agua es un fluido enormemente simple, cuya molécula (H2O) está compuesta por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, elementos muy simples a su vez, de forma que la estructura química del agua parece en efecto muy sencilla. Por otra parte, el agua es la sustancia que más abunda en la Tierra y es la única que se encuentra en nuestro planeta, de forma simultánea, en los tres estados, líquido, sólido y gaseoso.

Esto resulta ya una propiedad no muy frecuente, pero si profundizamos un poco más en “las cosas del agua”, encontramos aspectos que hacen de éste elemento un fluido esencial para la vida, a pesar de que su comportamiento a menudo difiera bastante de lo que podría considerarse un fluido “normalito”. De hecho, actualmente se conocen decenas de anomalías en la composición, estructura y comportamiento del agua. Una de esas anomalías, muy útil por cierto, es el hecho de que su máxima densidad se presenta

Ver Post
El Sol que nos da calor, podría darnos frío
img
Adolfo Marroquín Santoña | 02-07-2016 | 16:45 |0

Cada día, el Sol, la más fantástica fuente de energía que conocemos, nos hace llegar sus rayos solares, y con ellos entrega a la Tierra de forma continua y permanentemente la nada despreciable cifra de 1.367 w/m2 (vatios por metro cuadrado), sobre cada metro de toda la superficie del disco terrestre situado en cada momento frente al Sol. Y dado que la radiación solar es la principal, por no decir la única, fuente de energía que mantiene en funcionamiento el Sistema Climático de nuestro planeta, es lógico que exista un claro paralelismo para cada territorio, entre la energía solar recibida y las temperaturas alcanzadas en él.

 

Esto resulta evidente en la comparación, simplemente visual, de los valores de irradiación solar registrada en la Península Ibérica durante el verano (junio, julio, agosto), imagen de la izquierda en la figura, y las medias de las temperaturas máximas registradas en los meses más duros del calor (julio y agosto), imágenes de la derecha en la figura, obtenidos del Atlas de Radiación Solar en España y del Atlas Climático Ibérico, publicado por Aemet el primero, y resultado de la cooperación entre Aemet y el Instituto Português do

Ver Post
Un clima mentalmente saludable
img
Adolfo Marroquín Santoña | 05-02-2015 | 11:01 |0

En los trabajos que se están desarrollando dentro de Comunidad Europea, al analizar los efectos del cambio climático en la salud humana, se dice que, en general, el actual cambio climático no hace surgir muchas amenazas sanitarias nuevas o desconocidas, pero sí que van a aumentar algunas interacciones entre el medio ambiente y la salud humana, con efectos más fuertes y pronunciados que los observados hasta ahora. Sabemos que el cambio climático va a afectar a la salud humana, ya sea de manera directa, caso de los efectos fisiológicos de calor y frío, o indirecta, por ejemplo, alterando los comportamientos, agravando la propagación de enfermedades, etc.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define la salud mental como “el estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades; puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad”.

Lamentablemente, la depresión se ha convertido en un trastorno cada vez más frecuente, encontrándose que altera muchas de las acciones y conductas de los individuos que la padecen, llevando a las

Ver Post
Jardines verticales, como climatizadores
img
Adolfo Marroquín Santoña | 15-01-2015 | 18:11 |0

Una de las consecuencias del conocido cambio climático es el calentamiento global del planeta, lo que afortunadamente no significa que cada año sea más caluroso que el anterior, pero sí que los años más cálidos, desde que se dispone de datos (finales del siglo XIX), están dentro del último decenio. Sin duda, en los años próximos vendrán inviernos fríos y estaciones intermedias templadas, pero también muchos veranos en los que nos veremos obligados, sobre todo en determinadas localidades, a recurrir a la climatización para hacerlos más llevaderos.

Sin embargo la climatización electromecánica tradicional consume energía, que no es precisamente barata, y que además incrementa la causa que nos han llevado al cambio climático, con lo que estaríamos entrando en lo de “la pescadilla que se muerde la cola”. Pero hay sitios, como Japón, donde ya se han puesto manos a la obra para resolver el problema, encontrando que una de las formas más ecológicas y baratas de combatir el calor del verano es impulsar la utilización de los llamados jardines verticales.

Se ha recurrido a plantar vegetales en las fachadas de los edificios para crear una cortina de hojas

Ver Post
Por las ventanas perdemos o ganamos confort y dinero
img
Adolfo Marroquín Santoña | 13-08-2014 | 11:16 |0

Una termografía, es decir una imagen que en lugar de mostrarnos “lo que el ojo ve”, o sea el espectro visible, nos muestra “lo que el edificio emite”, la radiación infrarroja, nos permite visualizar los llamados “puentes térmicos”, y por tanto las zonas por las que entra o sale calor. Por las ventanas de nuestras viviendas o lugares de trabajo se puede ganar o perder energía en cantidades nada despreciables, sobre todo en áreas de climas extremos, pero también en las de climas más normalitos.

Cuando la temperatura exterior se aleja de la del confort humano, en ocasiones de episodios de calor o frío intensos, todo esfuerzo para recuperar el confort pasa por consumir energía para enfriar o calentar el aire interior, según convenga, lo que dado el precio actual de la energía, supone un capítulo que debe ser tenido en cuenta.

La utilización de equipos de climatización del tipo bombas de calor o similares, consiguen ajustar la temperatura al valor deseado, pero a veces el consumo de esas máquinas puede reducirse, mediante la utilización en los edificios de algunas ayudas, como pueden ser las llamadas “ventanas inteligentes”, que puede reducir el

Ver Post
Los océanos contienen el futuro del clima
img
Adolfo Marroquín Santoña | 28-03-2014 | 21:58 |0

Fundamentalmente  podemos distinguir dos tipos de corrientes oceánicas; las corrientes superficiales, que constituyen el 10% del agua del océano y que podemos considerar que se encuentran  en los primeros 400 m, desde la superficie  hacia abajo, y las corrientes profundas, con circulación termohalina, en las que, de una u otra manera, está incluido el restante 90% de los océanos.

Las corrientes oceánicas superficiales nacen de los movimientos de las masas de agua más someras, regidos fundamentalmente por el calentamiento solar, las mareas y los vientos.

Con carácter general el calentamiento provoca la dilatación de los cuerpos, y en el caso del agua superficial, el calentamiento solar causa la dilatación del agua; el resultado es que, cerca del Ecuador, donde las temperaturas son más altas, el nivel del mar es más alto, que en las latitudes medias.

Esta mayor dilatación del agua en las zonas más cálidas, causa una inclinación en el nivel del mar, de forma que, por simple gravedad, el agua tiende a fluir, en sentido descendente, en dirección de la pendiente. En principio esa trayectoria de bajada sería rectilínea, pero como consecuencia del llamado efecto

Ver Post
El calor y la sal mueven los océanos
img
Adolfo Marroquín Santoña | 21-03-2014 | 19:22 |0


El movimiento de las aguas de los océanos es más intenso y visible en la superficie. Las olas, las mareas y las corrientes superficiales promueven la mezcla de las aguas oceánicas; las corrientes y las olas están influenciadas por los vientos. Los vientos a su vez están influenciados por el calor generado por el Sol. Las corrientes marinas transportan grandes cantidades de agua y energía en forma de calor, por lo que influyen en la distribución de la salinidad y de la temperatura en el planeta.

Una visión extremadamente simplificada de cómo funciona el movimiento oceánico, debido a la diferencia de salinidad y temperatura, podríamos resumirla señalando que, en los mares tropicales en los que el calentamiento es máximo debido a la elevada irradiación solar, la fuerte evaporación (se evapora el agua pero no la sal) genera masas de agua muy saladas, que se hunden al ser más densas; al igual que ocurre en las zonas polares, especialmente en el entorno de la Antártida, pues al congelarse el agua se desprende de toda su sal (se congela el agua pero no la sal) y se precipita hacia el fondo en forma de una corriente densa, salada y fría. Por el contrario, en el

Ver Post
Adolfo Marroquín, Doctor en Física, Geofísico, Ingeniero Técnico Industrial, Meteorólogo, Climatólogo, y desde 1965 huésped de Extremadura, una tierra magnífica, cuna y hogar de gente fantástica, donde he enseñado y he aprendido muchas cosas, he publicado numerosos artículos, impartido conferencias y dado clases a alumnos de todo tipo y nivel, desde el bachillerato hasta el doctorado. Desde este blog, trataré de contar curiosidades científicas, sobre el clima y sus cambios, la naturaleza, el medio ambiente, etc., de la forma más fácil y clara que me sea posible.