Los pastores que soñaban con tesoros y una cabra blanquecina | Extremadura Secreta - Blogs hoy.es

Blogs

Israel J. Espino

Extremadura Secreta

Los pastores que soñaban con tesoros y una cabra blanquecina

Ilustración: Borja González Hoyos/

Para ser millonario en Extremadura no hay que ser político, ni arquitecto, ni  ingeniero ni cirujano plástico. Hay que ser cabrero. Porque en estas tierras cuidar cabras y soñar (y encontrar) tesoros es todo uno.

 Pero no basta con soñar con el tesoro, sino que casi siempre es menester moverse del pueblo para poder encontrarlo. Vamos, algo así como el topicazo de “no sabemos lo que tenemos aquí hasta que nos vamos fuera”.

 Eso es lo que le paso al tío Cano, de Ahigal, quien – si hacemos caso (y siempre se lo hacemos) al erudito investigador  Jose María Domínguez, soñó que en la plaza de Cáceres iba a encontrar un tesoro.

 Aparejó el burro y se plantó a la sombra de la torre de Bujaco día tras día y noche tras noche, a la espera de que el tesoro llegara a sus manos. Su presencia llamó la atención del canónigo de Santa María, quien no tardó en preguntarle que hacía, a lo que el tío Cano dio las explicaciones pertinentes.

 El  cura le dijo que no había que hacer caso a los sueños, porque él mismo, durante tres noches seguidas, también había soñado sobre un lugar en que se hallaba escondido un tesoro. Se trataba de un pueblo que se llamaba Ahigal, más allá de Plasencia, y el tesoro se ocultaba debajo de un cancho junto a una cueva; y al lado de ese cancho crecía una gran encina y  en él tenía la  costumbre de echarse a la sombra una cabra blanca de un señor que se llama tío Cano.

 Al oír estas palabras el tío Cano montó en el burro como si fuera una Bultaco, arreó para Ahigal y no paró hasta llegar a su huerto, exactamente debajo del cancho en el que la cabra blanca sesteaba y sobre el que el tío Cano se comía la merienda. Y el  tío Cano se convirtió en el cabrero más rico del pueblo.

Otro cabrero de Santa Cruz de la Sierra encontró un tesoro bajo una roca. (Foto: Jimber)

Otro cabrero de Santa Cruz de la Sierra encontró un tesoro bajo una roca. (Foto: Jimber)

 Más lejos tuvo que irse, pero con idéntico igual resultado, un cabrero de Santa Cruz de la Sierra que soñaba de manera reiterada que su suerte estaba en la Puerta del Sol de Madrid, y no precisamente en Doña Manolita. Volvió a su pueblo, a su cabra y a su lancha (de piedra, no de agua) y encontró el tesoro.

 También en Madrid pero más rápidamente halló su fortuna, según recoge Juan Rodriguez Pastor,  un  idem de Herrera, que soñaba todas las noches que en la capital hallaría su porvenir. Y nada más poner un pie en la estación oyó a dos hombres que estaban hablando de un tesoro, y de que en Extremadura había un pastor que tenía una cabra blanca que no dormía nunca en el tenao, sino en una peña. Y resulta que él tenía una cabra blanca que no dormía nunca en el tenao, sino en una peña que está enfrente del Cerro las Viñas.

 Así que se volvió enseguida a Herrera, fue a la peña y allí se encontró el tesoro en un agujero redondo que todavía puede verse, con dos cuartas de hondo y dos de ancho.

 

... y bajo el cancho de la cabra estaba el tesoro (Foto:Jimber)

… y bajo el cancho de la cabra estaba el tesoro (Foto:Jimber)

Cabrero era también el pastor  de Jola  que soñó tres noches seguidas con un inmenso tesoro, según  cuenta Santiago Nieto Ríos. Pero este no tuvo ni que abandonar el pueblo, porque soñaba que el tesoro estaba en la galería de la Cayanera Funda.

 Un día, en el campo con las cabras, quiso comprobar lo premonitorio de su sueño, y fue a enseñar a su compañero de pastoreo la galería con la que había soñado.

 Sorprendidos ambos, uno por lo cierto de su barrunto y el otro por lo inmenso del tesoro, salieron de su ensimismamiento al oír un estridente silbido que salía de las paredes de la galería y que se hacía más agudo cuanto más se acercaban, llegando a hacerse tan insoportable que los dos pastores tuvieron que abandonar el túnel a todo correr y con el tiempo justo de echar un último vistazo y ver como con la  galería se hundían para siempre sus sueños de riqueza.

Leyendas y creencias de una tierra mágica

Sobre el autor

Periodista especializada en antropología. Entre dioses y monstruos www.lavueltaalmundoen80mitos.com www.meridasecreta.com


septiembre 2012
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930