Hoy

img
Categoría: Alimentación y salud
Nueva pirámide alimentaria de la SENC-2016

Recientemente se ha actualizado la Guía alimentaria para la población española  de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), publicada por primera vez en 1994 , renovada en 2001 y que ahora se renueva (diciembre, 2016)  basada en la mejor evidencia científica disponible, aportando una nueva pirámide de alimentación saludable.

 

Fundamentalmente nos sirve para recordar y recalcar la necesidad de una alimentación saludable en la que no puede faltar (base de la pirámide) realizar “actividad física de intensidad moderada“, equilibrio emocional, un balance adecuado entre los alimentos ingeridos y la energía gastada, utilizando formas de cocinar saludables ajustadas a las costumbres familiares y locales, e hidratarse adecuadamente a lo largo de todo el día (+ de 2,5 litros al día).

De la actividad física recomiendan realizar al menos 60 minutos al día, o su equivalente de 10.000 pasos diarios (como mínimo), en ejercicios como salir a pasear, montar en bicicleta, nadar,… durante al menos 20 minutos seguidos. Hoy día es fácil medir los pasos dados en el día con un sencillo podómetro, un reloj inteligente (Apple watch o Smart watch) o deportivo (Polard, Garmin, )  o con alguna aplicación del móvil (Esporti Masters, RuntasticRunKeeper,… que podéis consultar en el blog “Correr para vivir” y en este blog SpT: aplicaciones móviles). Hoy día lo habitual es hacer ejercicios y utilizar alguno de estos dispositivos para registrar, analizar los datos o compartir con otros deportistas, amigos, en pruebas deprotivas, ….

Destaca la introducción en la base de la pirámide de los aspectos emocionales, que pueden influir en la forma de alimentarse, desde el momento de realizar la compra hasta el momento de comer, en que sentimientos negativos (enfado, estrés,..) nos pueden inclinar a elegir alimentos “menos saludables” o tomar más cantidad de una forma inconsciente. En la guía nos hablan de la llamada “Alimentación consciente” como una forma de tratar los problemas alimentarios y promover una relación más saludable con la comida. También dan importancia al entorno familiar, donde se inicia el aprendizaje emocional en el proceso de la alimentación. En el equilibrio emocional una parte importante es como cuidamos nuestro sueño, existen muchos estudios que han valorado como la duración y la calidad del sueño se relaciona con mayor riesgo de obesidad, aumento del porcentaje de grasa corporal y de peso a lo largo de los años) (ver en este blog SpT: Cuida tu sueño y prevenir la obesidad y la diabetes ).

Los siguientes niveles de la nueva pirámide recogen las recomendaciones sobre una alimentación equilibrada, similar a la dieta mediterránea, en que la parte de hidratos de carbonos se debe basar en alimentos integrales variados y en cantidades moderadas ajustadas a la actividad física. Recalca la importancia de estos dos aspectos: “integral” (cereales de grano entero o de arroz, pasta, pan integral,…) y “moderado”; sin duda el abuso de productos con azucares refinados (pan blanco, bollería industrial,…) es responsable en gran parte de la epidemia de diabetes y obesidad en el mundo occidental y los países en vías de desarrollo. Sobre las frutas, recomiendan tres piezas al día que para mejorar su aceptación y consumo, cuando hay problemas, se pueden ofrecer de forma sugerente y atractiva, variadas, peladas y troceadas. Dos raciones de verduras y hortalizas, una de ellas en crudo, nos ayudaran a cumplir el eslogan de “5 al día”.

Dos consejos respecto al consumo de nuestro “Aceite Oliva”, que sea “virgen extra” y “de extracción en frio”, sin distinción de la variedad de aceituna y mejor si es del año siguiente al de la recolección de la aceituna. Para ello nos debemos acostumbrar a leer el etiquetado de los alimentos, como también recomiendan en la guía (y recientemente en la anterior entrada al blog SpT), en el que debe figurar que el procedimiento de extracción es sólo mecánico.

Etiqueta de Aceite de oliva virgen extra

Nuestra cultura y recetario de cocina tradicional nos ofrecen una gran variedad de formas de consumir proteínas procedentes de animales (carnes magras, aves, pescados, huevos) o de origen vegetal (principalmente legumbres y frutos secos). Como opción más saludable nos recomiendan las carnes blancas cocinadas con poca grasa y servidas con ensaladas  o verduras.

Los dos últimos niveles son para alimentos de consumo opcional y ocasional en los que entran: carnes rojas y procesadas (embutidos,…), grasas untables, el azúcar y productos azucarados, la sal y snack salados, el alcohol y en el vértice, en forma de banderín se hace una recomendación de tomar “polivitamínicos”.

La recomendación para el consumo de repostería es que sea elaborada con recetas e ingredientes tradicionales elaborados en casa evitando los productos industriales. El consumo de alcohol especifica que debe ser “moderado o evitarse”, siempre en adultos, de forma responsable, preferible de baja graduación y de calidad, no sobrepasar dos unidades/copa de vino al día para el hombre y una para la mujer.

Es polémica la recomendación sobre el alcohol por los graves problemas de salud, de dependencia, violencia y accidentes relacionados con un “consumo excesivo”, sin embargo hay estudios que demuestran efectos positivos sobre la mortalidad por enfermedad cardiovascular asociado a un consumo moderado o prudente de alcohol en las cantidades recomendadas, describiéndose una curva de mortalidad en forma de “J”, que nos indica que tienen un mayor riesgo cardiovascular las personas abstemias y todas las que consumen más de las cantidades recomendadas.  Te recomiendo la lectura de la página 43 de esta guía y el artículo del Dr. R. Struch y  E. Sacanella sobre Alcohol: ¿tónico o tóxico cardiovascular?

Curva en J de mortalidad CV. Tomado de Estruch R y Sacanella E., 2005

Está de moda consumir complementos dietéticos y polivitamínicos, lejos de lo que pueda parecer la guía recoge esta recomendción únicamente para “ocasiones en las que existan necesidades especiales” y siempre de forma individualizada bajo el consejo o prescripción de un medico, farmaceutico, dietista-nutricionista, personal de enfermeria, matrona o fisioterapeuta”.

Como parte complementaria nos dejan unos consejos respecto a  la compra y forma de cocina para conseguir una alimentación sostenible, cercana, familiar, colaborativa que os dejo con las tablas de recomendaciones de esta nueva guía.

 

 

Tabla de recomendaciones de la Guía alimentaria de SENC-2016. (I)

Tabla de recomendaciones de la Guía alimentaria de SENC-2016. (II)

Lo cierto es que el grado de sobrepeso y obesidad en nuestra sociedad es muy alto, por lo que me gusta insistir en las recomendaciones de este tipo de guía de alimentación para que  comamos más saludablemente.

Bibliografia:

Guías alimentarias para la población española (SENC, diciembre 2016); la nueva pirámide de la alimentación saludable. Nutr Hosp 2016;33(Supl. 8):1-48

R. Estrucha, E. Sacanella. Alcohol: ¿tónico o tóxico cardiovascular?. Clin Invest Arterioscl 2005;17:183-95.

 

 

 

 

 

Ver Post >
Consejos para mejorar nuestra alimentación: el etiquetado de los alimentos

El proceso de una buena nutrición se inicia al comprar los alimentos, normalmente en una tienda, algún supermercado o una gran superficie, a donde debemos acudir con la lista de la compra y el estómago lleno, para no caer en las estrategias comerciales del establecimiento y evitar llevarnos más de lo que necesitamos. Eso lo tenemos meridianamente claro, ahora bien ¿lo hacemos siempre?. ¡¡Os lo recuerdo para que NO lo olvidéis!!.

En el momento de la compra es muy importante conocer los componentes nutricionales, yo diría que cada día más, especialmente para no caer en los “engaños” publicitarios que suelen acompañar a los diferentes alimentos, como ligth, sin azúcar, para “diabéticos”, sin grasas añadidas,… Por supuesto, también nos puede aportar beneficios económicos al mejorar la relación entre el precio, la cantidad y la calidad del alimento.

Aunque las etiquetas de los alimentos deberían ser meridianamente más claras, vamos a repasar algunos conceptos generales que deben aparecer en las mismas, y que en la imagen que os muestro podemos comparar con la que aparece en un envase real.

 La información básica que debe contener un envase de alimento comercializado:

1.- Lo primero que debe aparecer es el tamaño (cantidad en gramos o ración de uso común: una taza, un vaso,…)  de la porción a que se refiere y cuantas porciones contiene el envase.

2.- Estas porciones hacen referencia a la cantidad media del alimento que se consume habitualmente por una persona sana en cada consumición, que normalmente se ajusta a la recomendada para una dieta saludable.

3.- Las cantidades totales de cada nutriente se expresa en sus respectivas unidades de medida, o sea gramos (abreviatura g), miligramos (mg), mililitros (ml), etc… Esta información nos permite comparar un producto con otro de características similares y elegir los alimentos con menor cantidad de grasas saturadas, colesterol y sodio, o bien aquellos con mayor contenido en fibras, vitaminas, etc…

4.- Para que las calorías no nos engañen, ya que hay muchos que se anuncian “bajos en grasas” (pero no en calorías), … debe aparecer la información adicional como el “porcentaje de Dosis Diaria Recomendada” (%DDR) que indica el contenido del alimento (por 100 gramos o por porción) de los diferentes nutrientes de los alimentos (hidratos de carbonos, proteínas, grasas, colesterol, sodio, vitaminas, minerales,…) como porcentajes de las cantidades diarias recomendadas de cada nutriente para una alimentación saludable. Suele estar referido a una dieta de 2.000 kcal (8.400 kilojulios-KJ-)

¿Que nos aporta al consumidor esta información sobre el %DDR? Básicamente nos permite conocer si la porción del alimento en cuestión contribuye poco o mucho en la alimentación diaria total y poder conocer la cantidad de micronutrientes que se consumen por día en caso de querer conocer este dato, cuando seguimos un programa de alimentación, entrenamiento deportivo,…

5. La información detallada sobre los diferentes nutrientes es esencial para elegir los productos con menor contenido de grasa total, de grasas saturadas y trans, bajo en sodio, alto contenido en fibras, con mayor o menor cantidad de hidratos de carbonos (azúcares) importante en el caso por ejemplo de padecer diabetes mellitus, si es una fuente de calcio, apto para pacientes con celiaquía,…; aunque deben aparecer como “alimento de bajo contenido de (nombre del nutriente) o alimento exento de (nombre del nutriente)”.

En la lista de ingredientes también debe aparecer la información sobre los alérgenos, claramente diferenciado del resto de la lista de ingredientes.

El tema es amplio y podemos profundizar en su conocimiento todo lo que queramos, por ello os dejo más información en:

¿Qué nos dice el etiquetado de alimentos?

¿Cómo usar la etiqueta de información nutricional?

10 trucos para leer el etiquetado nutricional de los alimentos de forma rápida y provechosa.

AECOSAN. Agencia española de consumo, seguridad alimentaria y nutrición. Seguridad Alimentaria. Norma general de etiquetado 

Y un video explicativo del etiquetado de los alimentos de MiDietaCojea.com

 

Ver Post >
Dieta mediterránea, comer menos grasas y otros consejos para volver a la normalidad tras las fiestas de la Navidad

Dieta mediterránea, comer menos grasas y otros consejos para volver a la normalidad tras las fiestas de Navidad.

_

Difícil mantener una dieta equilibrada en estas fechas aunque las recomendaciones para antes y durante las fiestas nos han llegado de todos lados  y la he realizado en entradas anteriores (Blog SpT: NAVIDAD).

Ahora nos encontramos en la fase de después de haber ido a varias comidas con compañeros de trabajo, amigos, de familia,….la Nochebuena, el día de Navidad, Fin de año, Año nuevo, Reyes,…como mínimo. Si has mantenido un nivel de actividad física normal, has realizado tu entrenamiento, has participado en alguna San Silvestre o has optado por unas navidades diferentes en la naturaleza, practicando algún deporte de invierno, puede que no hayas engordado. Estadísticamente se calcula que lo normal en estas fiestas es poner 2,5 kg de peso.

Mi intención es ayudar con algunas recomendaciones para volver a la normalidad tras las fiestas de Navidad y recuperar el peso anterior cuidando la alimentación.

I. Empecemos por recuperar la dieta mediterránea en el menú diario (Blog SpT: DIETA MEDITERRÁNEA), siguiendo la pirámide con un reparto equilibrado de los alimentos.

 

Fundación para la Dieta Mediterránea. ¿Qué es la dieta Mediterránea?

___________________________________________________________________

Me gusta recordar que la frugalidad (moderación, mesura, escasez, templanza, ascetismo,…) es básica en este tipo de alimentación y te puede ayudar a perder peso a largo plazo. Consumir dos litros de agua, realizar actividad física diaria y un descanso adecuado también forman parte de la dieta mediterránea.

Puedes encontrar un articulo de The New York Time : “The Mediterranean Diet: Is it Yhe Food or the lifestyle?”, en el que se debate si sólo son los alimentos o son el estilo de vida de la zona mediterránea o de las zonas del paralelo 40, como explico en otra entrada del blog.

II. 10 Consejos para comer con menos grasa te pueden ayudar a perder peso durante todo el año.

1. Al cocinar usar elaboraciones sencillas como al vapor, plancha, asados, cocidos, hervidos, horno.  No utilice fritos, empanados, enharinados y guisos con grasas de origen animal, vísceras,…

2. Utilizar los  condimentos para aderezar los platos: limón, hierbas aromáticas ,vinagre, yogurt desnatado, pimienta.

3. Las sartenes antiadherentes te ayudarán a preparar alimentos con menos cantidad de aceite.

4. El volumen de aceite a consumir a lo largo del día recomendado es de 20 cc (Dos cucharadas soperas). Se aconseja apartarlo en un recipiente cada día para así  utilizarlo a lo largo del día. Lo mejor:  nuestro “Aceite de Oliva Virgen Extra”.

5. Evitar los alimentos  con altos contenidos de azúcares como miel, pasteles, bollería, mermeladas, refrescos y todo tipo de dulces. Permitidos Edulcorantes artificiales (blog SpT: Edulcorantes artificiales).

6. Evita el consumo (o hazlo esporádicamente) de los alimentos ricos en grasas: como carnes grasas (cerdo, cordero), todo tipo de embutidos (puede tomar fiambre de pavo y jamón york), salchichas, vísceras, carne picada (hamburguesas), manteca, tocino, mantequillas, margarinas, patés y quesos grasos muy curados.

7. Utilice los productos y derivados lácteos desnatados.

8.  Cuidado con las grasas ocultas en aperitivos, precocinados, repostería , pan de molde. Para ello, es muy aconsejable leer siempre las etiquetas de los alimentos.

9. Retire la grasa visible de la carne y la piel del pollo antes de servirlo.

10. Los líquidos que se ingieren durante el día deben estar exentos de grasas,  azúcares o alcohol,   el más recomendable  es el agua  (“no engorda”), tome unos dos litros diarios.  Son muy recomendables las infusiones, el café y las bebidas light (ligeras).

 

III. Mi tercer consejo en esta entrada al blog, es aprender a comer con “La Dieta del Plato”, para tener siempre presente y hacer una distribución equilibrada de los alimentos de una forma fácil y sencilla,  muy visual y puede convertir en un “hábito muy saludable”.

 

El Plato para Comer Saludable, Harvard Medical School.

“Derechos de autor © 2011 Universidad de Harvard. Para más información sobre El Plato para Comer Saludable, por favor visite la Fuente de Nutrición, Departamento de Nutrición, Escuela de Salud Pública de Harvard, http://www.thenutritionsource.org y Publicaciones de Salud de Harvard, health.harvard.edu.”

Como bien se aprecia en la imagen la mitad del plato debe ser siempre de alimentos vegetales y frutas, una cuarta parte de alimentos de granos integrales (trigo, arroz,  quinoa, cebada integrales), el otro cuarto del plato con proteínas  preferentemente  procedentes de pescado, pollo, legumbres (garbanzos/lentejas/habas blancas), y nueces, limitar el consumo de carnes rojas y procesadas (bacon, salchichas, embutidos).

Para conocer más puede ampliar esta información pinchando sobre la imagen del plato.

Os dejo un video interesante sobre  las poco recomendables “grasas trans”, que debemos evitar, no consumiendo productos preelaborados y elaborados e identificando si dichos alimentos los contienen en la etiqueta.

 

Ver Post >
La subida de impuestos a bebidas azucaradas y carbonatadas. Lucha contra la obesidad.

“El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas (HyAP), ha anunciado un nuevo impuesto sobre las bebidas azucaradas, en consonancia con la dedicación del Ministerio de Sanidad a “la lucha contra la obesidad””. ¿ Nos lo creemos?, ¿lo entendemos?.

Previo a publicar esta entrada en el blog he realizado una encuesta sobre el tema, de cuatro sencillas preguntas que puedes responder en 30 segundos (puedes realizar aquí ), y cuyos resultados son los siguientes:

 

 

 

(No olvides realizar la encuesta, actualizaremos los datos periódicamente. Gracias por su colaboración.)

 

El anuncio de esta medida por  Íñigo Méndez de Vigo, ministro portavoz del Gobierno, en compañía del Sr. Montoro, ministro de HyAP, no se puede entender de otra manera que como una “medida recaudatoria de impuestos”, con la intención de lograr mil millones de euros. Un matiz diferente y más comprensible  hubiera tenido si esta medida es anunciada por Iñigo Méndez de Vigo acompañado de  la Sra. Dolors Montserrat , ministra de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad, en el marco de una campaña de “lucha contra la obesidad”.

De todas formas me parece una medida positiva que, al menos, inicia un camino de lucha desde las instituciones para cambiar el mapa de la obesidad y sobrepeso en  España, publicado recientemente y cuyos datos son alarmantes, como ya reflejamos en una entrada anterior (ver aquí).

Por otra parte, esta medida era esperada desde el lanzamiento,en el año 2005,  de la Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad  (NAOS),  ” una estrategia de salud que, siguiendo la línea de las políticas marcadas por los organismos sanitarios internacionales (Organización Mundial de la Salud, Unión Europea…), tiene como meta invertir la tendencia de la prevalencia de la obesidad mediante el fomento de una alimentación saludable y de la práctica de la actividad física y, con ello, reducir sustancialmente las altas tasas de morbilidad y mortalidad atribuibles a las enfermedades no transmisibles”. Entre otras muchas acciones e intervenciones que debe realizar  en el ámbito de la sociedad, una de ellas  es influir en empresas y la comunidad para lograr la adopción de estilos de vida saludable y activos.  Su desarrollo debe implicar a todos los sectores y agentes de la sociedad tanto públicos (CCAA, ayuntamientos, otros ministerios) como privados (industria de alimentos y bebidas, sociedades científicas, organizaciones de consumidores, sectores de distribución y restauración, etc.). Y en este marco de la estrategia NAOS se puede entender la medida de subida de impuestos a las bebidas azucaradas.

Las iniciativas desarrolladas en el marco de la Estrategia NAOS, aunque van a toda la población,  se priorizan fundamentalmente las dirigidas hacia los niños, los jóvenes y los grupos de población más desfavorecidos, con enfoque de género y evitando desigualdades en salud. En el año 2011, la Estrategia NAOS fue consolidada e impulsada por la Ley 17/2011, de 5 de julio, de seguridad alimentaria y nutrición.

Por los datos del mapa de la obesidad en España  y el llamamiento de  la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2015 sobre el incremento del sobrepeso y obesidad en Europa, y especialmente en nuestro país,  urge hacer algo más de lo que hasta ahora se ha realizado. En marzo de 2014 la OMS estableció que las bebidas azucaradas y carbonatadas deberían contener un máximo de 25 gramos de azúcar (cinco sobres de azúcar del bar o cinco cucharadas de tipo postre), y solicitó a los gobiernos que aplicasen políticas fiscales con incremento del 20% en el precio final de estas bebidas, estimando que ello puede reducir el consumo de estos productos en un 20%. (ver en Huffingtonpost.es).

Actualmente el contenido de una lata de refresco es entre 35 y 40 gramos , o sea entre 7 y 8 sobres de azúcar del bar o cucharas de tipo postre, y el consumo habitual de las mismas, se considera responsable del aumento de diabetes, caries y obesidad. Hay muchos hogares, y en mesas de bares y restaurantes, en los que las bebidas azucaradas y carbonatadas ha desplazado al agua en las comidas, incrementando el aporte calórico con azúcares que se absorben rápidamente, ambos factores se consideran favorecedores de la obesidad y la diabetes.

Como conclusión, y reflejando los resultados de la encuesta que he llevado a cabo, la medida de nuevos impuestos sobre las bebidas azucaradas y carbonatas es puramente económica de nula o dudosa repercusión en la salud pública, que posiblemente no contribuya a la lucha contra la obesidad, y que los fondos recaudados se deberían destinar a la sanidad pública o a campañas de sensibilización sobre la obesidad, especialmente infanto-juvenil.

Otros  artículos de interés:

ABC: Cuando pagar impuestos es beneficioso para la salud

Salud con Cosas: 10 puntos sobre el impuesto a bebidas azucaradas

“El objetivo de este blogs es proporcionar una guía general sobre Salud y no pretende
ser un sustituto de la consulta con su Médico de Familia,
respecto a la atención y tratamiento individual”. 

Os dejo una canción dedicada a un “loco Maravilloso” y sus dos hijos, Miguel y Samuel.

Ver Post >
El helado, dulce pasión de verano

F. Botero. Niña comiendo helado. 2011

Aunque el consumo de helado es permanente durante todo el año, en verano se generaliza y se hace habitual (cerca del 90% de la población española confiesa consumir helado en esta época del año),  y se convierte en una tentación que puede llegar a ser una dulce pasión de verano y, por ello, en un “exceso” que descompense una dieta sana y equilibrada.

Su consumo suele realizarse en grupo o en familia, puede estar relacionado con hábitos de consumo aprendidos durante la infancia, y además de sus cualidades como alimento refrescante, cremoso, dulce,…la necesidad de consumirlo puede estar  favorecida por alguna de las sustancias que contiene como pueden ser la caseína, el chocolate e incluso los azúcares que mediante la liberación de endorfinas activarán la sensación de placer a nivel cerebral, un motivo más para que despierte pasiones.

Los avances en la  tecnología de elaboración y conservación de los helados permiten su consumo durante todo el año, disponer de una gran variedad de gustos, sabores, colores, texturas, … siendo posible incorporar cualquier alimento y permite elaborar productos para personas con necesidades especiales como es el caso de los pacientes con diabetes  e incluso se elaboran helados bajos en calorías para aquellos que quieren cuidar su peso por padecer de sobrepeso, obesidad, artrosis,…

¿Qué es un helado?

El helado se define como un “alimento dulce, hecho generalmente con leche o zumo de frutas, que se consume en cierto grado de congelación” o según la normativa como “aquellas preparaciones alimenticias que han sido llevadas al estado sólido, semisólido o pastoso, por una congelación simultánea o posterior a la mezcla de las materias primas utilizadas y que han de mantener el grado de plasticidad y congelación suficiente, hasta el momento de su venta al consumidor” (ver aquí).

Básicamente las materias primas con que se realiza son: agua, azúcares, sólidos lácteos no grasos y grasa procedente de leche, nata, mantequilla y aceites vegetales y aire. Por si no lo sabía, el aire es uno de los componentes fundamentales y más importante para dar la textura a cada helado, su proporción variará en función si es un helado de crema o de hielo (polo, sorbete o granizado), pudiendo llegar a ser el triple de las materias sólidas que contienen (volumen <200 micromilésimas). Evidentemente, si el helado está bien realizado no se debe apreciar el aire inyectado a presión que estará distribuido uniformemente para dar la textura deseada por el productor industrial o artesanal, y de la que en parte depende la plasticidad y calidad del helado. Si hay exceso de aire el helado se deshace rápidamente en la boca y si la cantidad es baja puede resultar meloso y empalagoso.

Un componente adicional de todos los tipos de helados son las frutas y diferentes sabores en porcentajes variables. Generalmente el helado con…, debe contener mínimamente el 15% de fruta o frutas correspondiente o equivalente de zumo natural o concentrado. En el caso de cítricos estos porcentajes son del 10%, para las frutas exóticas o muy sabrosas del 2,5% y para las frutas de cascara del 7%. Los helados que contienen porcentajes inferiores a los señalados llevaran la indicación de “helado sabor a”. Si se le añade más de un 4% de yema de huevo pasa a denominarse “helado mantecado”.

A fin de mejorar su calidad, sabor, apariencia,… pueden contener aditivos y conservantes permitidos, como son los colorantes naturales, emulgentes, espesantes, edulcorantes artificiales,…que siempre deben aparecer en el etiquetado del producto. En los helados denominados como light, bajos en azúcares o en grasas, para pacientes con diabetes hay que conocer los edulcorantes que incorporan ya que en ocasiones le añaden  fructosa que es un hidrato de carbono con el mismo valor calórico que la sacarosa o azúcar común.

¿Cuál es el aporte nutricional de los helados?

Su aporte calórico no es tan elevado como creemos, variando según el tipo de helado, así como de la cantidad y frecuencia con la que se consuma. Su valor energético oscila entre 200-250 Kcal/100 g en los helados de leche o crema, siendo las calorías mucho menores para los helados de agua y en  aquellos que están elaborados bajos en grasas o con edulcorantes sin calorías. Algunos ejemplos de productos con el contenido calórico que podemos consumir habitualmente pueden ser:

Tomado de FoodMeter

 

Bombón helado (100 g)                          200 kcal.

Tarta helada (200 g)                                 400 kcal.

Helado de turrón (112 ml )                      135 kcal.

Polo (1 unidad pequeña, 75 g)               134 Kcal

 

Que podemos comparar con algunos productos como:

Leche de vaca (200 cc)                                                                131 kcal

Yogur tipo bio natural (125 g)                                                    78 kcal

Platano (1 unidad, 132 g)                                                            117 Kcal

Pastel de  manzana (porción de 94 g)                                   360 Kcal

(Valoración calórica realizada en  Dietas.Net y FoodMeter)

¿Qué consumo de helados se recomienda?

No he encontrado una respuesta documentada para realizar una recomendación genérica válida para todos. Sabemos que en la pirámide de alimentación sana y equilibrada, los alimentos dulces se encuentran en el extremo alto de dicha pirámide, como alimento de “consumo ocasional”,  y así es recomendado por los nutricionistas y en la mayoría de dietas.

Como decía  el Dr. Grande Covián “lo único que no engorda es lo que se queda en el plato”. Como he referido, el helado según su composición es un alimento nutritivo, se puede considerar una merienda o un postre refrescante y delicioso, por lo que en la práctica un niño o un adulto que mantiene una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras y baja en grasas, puede deleitarse con un helado varias veces a la semana sin que afecte a su peso.

 

 

Ver Post >
¿Hasta qué punto es saludable rellenar las botellas de agua?

¿Alguna vez te has planteado cuánto tiempo tiene esa botella de agua que te acompaña en el trabajo, o que llevas en el bolso desde hace días, o esa botella que rellenas diariamente antes de ir al gimnasio? Sobre todo en verano, esta acción se convierte en una práctica habitual.

De igual forma ¿has pensado en sí es seguro el hecho de reutilizar este tipo de botellas? Estos recipientes han sido diseñados y elaborados por las diversas  compañías para un solo uso. De hecho, aunque todas ellas lo deberían aconsejar, sólo algunas marcas indican en la etiqueta un “Por su seguridad. NO RELLENAR“.

_________________________________________________________________________________

Pero… ¿cuál es la razón que dan estas marcas para explicar este aviso? ¿Es un asunto comercial o es cierto lo que dicen sobre que el material que compone el envase es cancerígeno? La Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasadas (ANEABE) explica que la razón sencillamente es la de evitar que se rellene de otros líquidos que sean tóxicos para el consumo humano. Y entonces, ¿no es verdad eso de que es peligroso rellenar una y otra vez las botellas?

En 2007 la revista Practical Gastroenterology recomendaba a los consumidores no rellenar de forma reiterada botellas de plástico con agua corriente: “Reutilizar botellas de plástico puede producir contaminación bacteriana, a menos que las lavemos de forma regular”. En cuestión de materiales los microorganismos se adhieren con mayor facilidad a la superficie de los plásticos, sobre todo si se trata de una botella con arrugas y recovecos que pueden servir de “cobijo” a las colonias de microorganismos. Una solución sería lavar la botella con agua y jabón, el inconveniente es que si la reutilizamos un gran número de veces podemos llegar a dañarla y deteriorarla.

¿Y qué hay sobre el mito extendido de que las botellas de plástico pueden liberar sustancias tóxicas para la salud? La mayoría de las botellas de agua que se comercializan en España están elaboradas a partir de PET, un plástico llamado tereftalato de polietileno. La web de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) afirma que “este material plástico que compone la botella puede ceder al agua ciertos compuestos potencialmente tóxicos pero en condiciones normales no sería peligroso para la salud”. Por tanto, en términos generales no hay problemas de seguridad para la salud al reutilizar las botellas de plástico.

Este símbolo se encuentra en la base de muchas botellas de agua. El número corresponde a la clasificación que se hace de los plásticos para poder reciclarlos correctamente.

Sin embargo existen ciertos matices. Se ha comprobado que la migración de sustancias tóxicas desde la botella hacia el agua es mayor cuando la temperatura es elevada. Y además, la concentración de estas sustancias aumenta a medida que pasa el tiempo. Algunos ensayos han constatado que el efecto acumulativo de estas sustancias puede afectar a la fertilidad e incluso predisponer a mayor riesgo de cáncer, obesidad y diabetes.

Por otro lado, existen algunos tipos de plásticos como los usados en latas, envases de helado, envases de yogurt o tazas para bebidas calientes que tienen como aditivo el Bisfenol A (BPA), un compuesto que se añade durante la fabricación para endurecer el plástico. El BPA es un estrógeno, una hormona sexual femenina similar al estradiol. Numerosos estudios hablan acerca de los efectos negativos de esta sustancia para adultos y, sobre todo para niños, que son los más vulnerables. Algunos de estos efectos negativos son la disminución de la fertilidad masculina y femenina, alteraciones en el comportamiento (ansiedad, hiperactividad…) y mayor riesgo de hipertensión, diabetes mellitus tipo 2, cáncer de próstata y de mama. Además en el año 2013 se llevó a cabo un estudio Columbia Center for Children’s Environmental Health” que demostró una relación entre la presencia del BPA en orina de niños de 3, 5 y 7 años y el asma

Pese a ello, la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA) o la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) afirma que aunque estamos expuestos al BPA desde una multitud de fuentes, la cantidad que se libera desde las botellas es tan mínima que no la consideran un peligro para la salud. Si bien, por un principio de precaución, en Europa se ha prohibido el uso de este compuesto en productos destinados para la lactancia, como los biberones para niños.

 

Finalmente, es poco probable ingerir dosis potencialmente peligrosas de estos compuestos procedentes de botellas rellenadas, y faltan estudios a largo plazo que analicen el efecto acumulativo por la exposición a estas sustancias en las generaciones futuras.

Conclusiones:

El mayor riesgo de la reutilización de las botellas de plástico es una contaminación bacteriana.

En caso de querer reutilizar una botella de plástico comprueba que no tiene roturas y lávela con un detergente suave o jabón después de cada uso.

No consumas el agua de una botella de plástico que haya estado expuesta a una fuente de calor y no la ingieras si tiene gusto a plástico.

No calientes plásticos en el microondas.

A ser posible guarda los alimentos y bebidas en recipientes de vidrio.

 

Colaboración de Adriana Carrasco Fernandez

Residente de Medicina Familiar y Comunitaria de Centro de Salud de San Roque

______________________________________________________________________________

Bibliografía:

Crit Lyche JL et al. Reproductive and developmental toxicity of phthalates. J Toxicol Environ Health B  Rev. 2009 Apr;12(4):225-49.

Donohue KM et al . Prenatal and postnatal bisphenol A exposure and asthma development among inner-city children.  J Clin Immunol Alergia 2013 Mar; 131 (3): 736-42.

López-Carrillo L et al. Exposure to phthalates and breast cancer risk in northern Mexico. Environ Health Perspect. 2010 Apr;118(4):539-44.

Melissa Lee PhillipsPhthalates and Metabolism: Exposure Correlates with Obesity and Diabetes in Men. Environ Health Perspect. 2007 Jun; 115 (6): A312.

Rubin BS. Bisphenol A: an endocrine disruptor with widespread exposure and multiple effects.  J Steroid Biochem Mol Biol. 2011 Oct;127(1-2):27-34.

Vafeiadi M et alAssociation of early life exposure to bisphenol A with obesity and cardiometabolic traits in childhood. Environ Res. 2016 Apr;146:379-87.

Welshons WV1, Nagel SC, vom Saal FS. Endocrine mechanisms mediating effects of bisphenol A at levels of human exposure. Endocrinology. 2006 Jun;147(6 Suppl):S56-69.

Zhu WJ , Qiao J . [Male reproductive toxicity of bisphenol A].  Zhonghua Nan Ke Xue. 2015 Nov;21(11):1026-30.

Otros enlaces:

FAQs sobre Beverage Bottles 

Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios

U.S. Food and Drug Administration

 

Ver Post >
Sobre el autor Francisco Carramiñana
Francisco Carlos Carramiñana Barrera,nacido en Zafra, desarrolla su trabajo como Médico de Familia en el Centro de Salud de San Roque de Badajoz, colabora con Colegio Oficial de Médicos de Badajoz, SEDI y en publicaciones de la Redgdps, Grupo de Trabajo de Diabetes de Semergen y la revista Salud Plus Diabetes. En el blog trata de cómo podemos mejorar nuestra salud y calidad de vida adquiriendo buenos hábitos de vida, siendo positivos, y de otros temas que forman parte del día a día de la Salud y de Atención Primaria. Encontraras más temas y actualidad si me sigues en Twitter: @fcbzafra, @redGDPS, Facebook: Saludparatodos.Fcbzafra,