Adelgazar sin esfuerzos con medicamentos. ¿Es posible?, ¿es recomendable? | Salud para todos - Blogs hoy.es >

Blogs

Francisco Carramiñana

Salud para todos

Adelgazar sin esfuerzos con medicamentos. ¿Es posible?, ¿es recomendable?

Nada tengo que decir sobre los miles de productos milagro de “origen natural” o “espectaculares resultados” que se anuncian en los diferentes medios audiovisuales y redes sociales, en ocasiones “vendidos” por influencer de redes sociales, … que no tienen respaldo de estudios científicos ni avalados por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS).

Imagen tomada de  https://ecpomedia.org/image- bank/

Puede que muchos de los lectores se estén haciendo estas preguntas a raíz del medicamento contra la diabetes que ayuda a adelgazar y sacude los mercados, aquellos que contienen la molécula “Semaglutide” (Wegovy ®) un fármaco nuevo, de una inyección semanal, con unas características especiales que facilitan la perdida de peso si además se sigue una dieta hipocalórica y se inicia o incrementa la actividad física.

Este fármaco ha sido autorizado por la AEMPS “para el control del peso, incluida la pérdida y mantenimiento del peso, en adultos con obesidad, o sobrepeso y otras enfermedades asociadas al peso (diabetes, hipertensión, colesterol alto, enfermedad cardiovascular,…)”.

Es un medicamento ya conocido por los médicos y utilizado en el tratamiento de la diabetes tipo 2 del adulto, aunque a dosis menores en dos formulaciones , una inyección subcutánea semanal (Ozempic®) y por via oral a diario (Rybelsus®). Entre sus efectos figuran aumentar la sensación de saciedad, lo que facilita comer menos y perder peso. Además, a nivel cerebral tiene efectos sobre la regulación del apetito y por tanto de la ingesta de comida. En los diferentes estudios realizados con este fármaco también ha demostrado beneficios a nivel cardiovascular y cerebrovascular reduciendo de forma significativa la incidencia de infarto, accidente cerebrovascular, …

Respecto a las pérdidas de peso conseguidas con este fármaco oscila entre el 9,6 al 14,9% eso si en condiciones de ensayo clínico con programas controlados de dieta hipocalórica (1200-1800 calorías, en algunos casos) y ejercicio físico.

Estos estudios tienen algunos sesgos a tener en cuenta y que impiden generalizar a la población general, por ejemplo la mayoría de los participantes eran mujeres, había pocos individuos mayores de 65 años. Además este fármaco está contraindicado en pacientes ancianos, frágiles, ingresados, con enfermedad avanzada, enfermedad hepática, pancreatitis, …

Por supuesto, el iniciar el tratamiento con estos fármacos supone la continuidad en el tiempo, de por vida, según reflejan los resultados en diferentes estudios de seguimiento de estos fármacos, en los cuales dos tercios de los individuos que interrumpieron el tratamiento recuperaron el peso previo. Según el posicionamiento de la AEMPS “se desconocen los efectos adversos a largo plazo por la administración crónica de Semaglutide a la dosis de mantenimiento de 2,4 mg”.

Por otra parte, los efectos secundarios, principalmente gastrointestinales (desde distensión abdominal, plenitud gástrica, …) hasta la pancreatitis, originan el abandono del tratamiento en un no desdeñable porcentaje de individuos.  Otros efectos secundarios son dolor de cabeza y mareos y a nivel biliar las piedras en la vesícula (colelitiasis). Dado que la efectividad de este fármaco no es del 100% de los individuos se aconseja suspender el tratamiento si a los 6 meses de iniciar el tratamiento no se ha perdido más del 5% del peso corporal.

El inicio de tratamiento con Semaglutide 2,4 mg necesita ser escalado en dosis (0,25-0,5-1-1,7 y 2,4 mg) para evitar los efectos gastrointestinales indeseables, lo que ha originado una utilización del fármaco utilizado en la diabetes tipo 2, el Ozempic®, creando un grave problema de desabastecimiento en las farmacias que ha impedido en muchos casos continuar el tratamiento para los pacientes con diabetes tipo 2 o pasar al tratamiento oral de Semaglutide (Rybelsus®). Además ha interferido con la producción de fórmulas comerciales de insulina que utilizaban el mismo material de administración, originando también desabastecimiento temporal en algunas insulinas, fundamentales en la diabetes tipo 1 y tipo 2 que siguen tratamiento con insulina.

El alto coste de este fármaco, la necesidad de un tratamiento continuado y que el posicionamiento de algunos organismos internacionales como la NICE (National Institute for Clinical Excellence) de Inglaterra no la considera “coste-efectiva” respecto a otros tratamientos, impiden que se contemple ser financiado por los sistemas sanitarios.

Por todo lo dicho previamente este fármaco solo debe ser usado bajo prescripción de un profesional de la salud cualificado, nunca bajo consejo de un amigo-cuñado-vecino y/o por recomendación o publicidad en internet, redes sociales,…

Cuidense 

 

Aconsejable  leer el informe de posicionamiento de la AEMPS

https://www.aemps.gob.es/medicamentosUsoHumano/informesPublicos/docs/2023/IPT-148-Wegovy-semaglutida.pdfn

Y este artículo recién publicado , muy interesante, sobre estos fármacos:

  • Agonistas del GLP-1 para la obesidad: ¿una nueva receta para el éxito?

https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2815919

 

 

Otro sitio más de Comunidad Blogs Hoy.es

Sobre el autor

Francisco Carlos Carramiñana Barrera, nacido en Zafra, Médico de Familia jubilado

Entradas recientes

Mis blogs

  • Blog de @RedGDPS

  • Mi dieta cojea

Recetando Links

  • #ffpaciente: Prescripción de páginas web de Salud

  • 5 al día

  • DIABEWEB

  • Estilo de vida saludable

  • Fundación RedGDPS

  • Pacientes Semergen

  • Salud sin Bulos


marzo 2024
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031