Hoy
img
Autor: Jmfch
Desatinos políticos. Estamos peor
img
José María Fdez Chavero | 19-01-2018 | 12:58| 0

bola-de-nieve

Si la solución a un problema planteado no termina con él o no lo reduce se debe a dos posibles razones. La primera es evidente, esa no era la solución. La segunda es que las personas encargadas de llevarla a cabo se han confundido, no lo han hecho bien. Cuando no existían más alternativas, entonces hemos de terminar el debate afirmando que no se ha aplicado bien esa medida.

España se despierta y se acuesta todos los días de la semana con noticias referidas al ex presidente catalán, cuyo nombre respeto pero prefiero no transcribir por hartazgo, paseando y disertando por las calles de otro país. Lo hace estando imputado por graves delitos contra el Estado, la democracia, el pueblo. Esto es un continuo disparate, por no utilizar otros calificativos.

En las elecciones catalanas del 21 de diciembre salen elegidos con mayoría los partidos en los que encabezan sus listas un buen número de políticos imputados por cuestiones de todos conocidas, algunos están en prisión y otros organizando reuniones que les haga inmunes a la ley. A mí me parece otro disparate y desacierto, no el que salgan elegidos sino la rapidez de la convocatoria de elecciones sin haber dado tiempo a la justicia a actuar.

Escuché por televisión una entrevista a un ex presidente de la Junta de Extremadura, cuya persona respeto y cuyo nombre tampoco escribo porque hoy no se trata de nombres, sino de desaciertos aunque en este caso no fue así. Afirmaba que apoyaba al Presidente del Gobierno en la aplicación del artículo 155 de la Constitución y en cómo lo hiciera porque no hay precedentes y lo que se haga será la primera vez. Estoy totalmente de acuerdo.

Ahora toca darnos cuenta que se ha aplicado tarde, sin controlar la propaganda continua de la televisión catalana, convocando unas elecciones de manera excesivamente precipitada, con los dos partidos nacionales más importantes sin líderes convincentes. Uno de ellos pide en un mitin el indulto para los imputados, es decir, la injerencia más absoluta de la política en la justicia, sin respetar la división de poderes y pidiendo una amnistía para personas imputadas que no sentenciadas. Solo por este desatino este líder debería dejar de serlo. El del otro partido político posee un discurso lastimero, anodino y tristón y no convence a casi nadie.

Ahora vemos al Presidente de España en inauguraciones, hablando de las cifras de desempleo y de lo bien que va la economía, pero son cortinas de humos porque tenemos un problema mucho mayor ahora que cuando se aplicó el 155. Estamos a merced de políticos imputados de golpe de Estado elegidos libremente por el pueblo. Estamos peor y sin nadie que asuma errores.

Ver Post >
Maldito día de tu muerte
img
José María Fdez Chavero | 13-01-2018 | 9:46| 0

(Carta de un nieto por la muerte de su abuelo).

Desnudos ante la inmensidad de lo desconocido.

save_20180113_240303

Hace 5 años ya, 5 años de ese día que no podré olvidar el resto de mis días. Todavía me acuerdo como si fuera ayer o esta misma mañana sin ir más lejos. Me acuerdo de cómo desperté, llamado por ese cálido sol de diciembre en una mañana como otra cualquiera, soleada, con un cielo radiante que invitaba a estar fuera no sin antes abrigarte.

Tras un rápido vistazo a la habitación me levanté. Fui caminando hacia el salón con paso lento y adormilado pensando en lo desafortunado que era por no estar en Madrid, como solíamos hacer por estas fechas, sin llegar a caer en la cuenta de que a mi alrededor se respiraba una atmósfera triste y diferente al de otros muchos días.

Al entrar en el salón advertí que mis padres ya estaban levantados y por lo que se veía desde hacía rato, cosa que me sorprendió. Al darle un beso a mi madre noté que sus bueno días eran diferentes, quizás más melancólicos. Me parecieron rotos y silenciosos.

Lo que me hizo darme cuenta de que algo no iba bien fue ver una lágrima correr por el rostro de mi padre al darme ese beso que todo padre tiene. Me senté movido por mi inocente conciencia de tan solo 10 años y me enteré entre sollozos de que mi abuelo había fallecido.

Mi abuelo estaba en un lugar al que los cristianos llamamos cielo, al ser creyente eso me tranquilizó aunque no me quitó la tristeza que inundaba ya mi alma y que, como tsunami que arrasa todo, pronto llegaría a mi corazón, a mi cerebro y al resto del cuerpo. Desayuné con mi hermana. Absorto en mis pensamientos recordaba mi infancia bañada en alegres recuerdos con mi abuelo.

Mi padre se fue pronto, cogió el coche y marchó al pueblo a velar y recibir a todas esas personas allegadas a mi abuelo que fueron a darle el último adiós. Nosotros (mi madre, mi hermana y yo) salimos poco después. Al llegar al pueblo, noté que para todo había cambiado. Era diferente, triste y apagado. Quise entrar a darle ese último beso de despedida a mi abuelo, ese beso que bien sabe a muerte y a un hasta pronto que será largo.

No me dejaron y ante esa negativa rotunda por parte de tíos y primos mayores me tuve que conformar con velar y llorar en silencio con mi hermana y mis primos de la misma edad que yo desde fuera.

Lo que acontece después no es relevante.

Cada año por estas fechas me acuerdo de ti, abuelo, de esos paseos por el corral, de esas comidas de Año Nuevo en las que compartíamos santo, de esos ratos alrededor del brasero o la chimenea. Sé que te volveré a ver aunque no sé cuándo, pero cuando lo haga deseo que nuestras almas y nuestros pensamientos y recuerdos se fundan en un abrazo que rompa el cielo y la tierra y que aclamen a los ángeles sin cesar porque ese día triunfará el amor y la vida sobre la muerte.

A toda esa gente que me dice: “pobrecito, perdió a su abuelo” le respondo: “pobrecito no, pobrecito aquel que no disfruta de su abuelo porque yo mientras vivió lo quise y lo amé y disfruté cada segundo con él. Me reencontraré contigo en el más allá y nadie nos podrá separar más”

Te quiero,

Tu nieto Manuel

Ver Post >
Marta, Diana. Muertes inocentes.
img
José María Fdez Chavero | 09-01-2018 | 9:55| 0

marta-del-castillo

Marta del Castillo, descansa en Paz. Diana Quer, descansa en Paz. Son crímenes deleznables y horrorosos, sin sentido y absurdos, nada puede explicarlos y siempre estarán presentes en las mentes y corazones de los que les querían y rodeaban. Sucesos como estos nos vienen a recordar lo vulnerable que somos y lo cerca que está nuestro raciocinio de la irracionalidad más destructiva, hasta el punto de que podemos matar por matar. Situaciones trágicas de la vida.diana-quer

Estas noticias son de tal calado que están en todos los medios de comunicación durante unos días hasta que las pasamos al mundo de los recuerdos. Los profesionales de salud mental hablamos de trastornos de personalidad, de personas con problemas para controlar sus impulsos destructivos, con sentido de posesión sobre la vida de los demás. Afirmamos que no son capaces de experimentar sentimientos de empatía, ni de ponerse en el lugar de los otros, ni de entenderles y respetarles.

En ellos se da la satisfacción de «lo que yo deseo puede ser para mí, cuando yo quiera», no tienen sentimientos de culpa ni arrepentimientos porque se creen en posesión de la razón.

Una sola muerte como éstas es excesivo, no digamos si hablamos de decenas de personas, la inmensa mayoría mujeres, muertas cada año. Es necesario y bueno que conozcamos estas noticias y que se hagan debates sobre ellas porque nos sensibilizan y nos ayudan a reflexionar sobre lo que somos y hacemos, pero no podemos entrar en un exceso de información porque podría animar a los violentos inestables a hacer lo mismo. En esto de los comportamientos humanos influye mucho el contagio emocional y, al igual que cuando se habla mucho de suicidios de adolescentes por las notas hay más de una muerte, también ocurre en estos tipos de violencias y crímenes.

Debemos conocer lo que sucede en nuestro mundo, pero hay que estar seguro hasta dónde es conveniente saber para no favorecer contagios asesinos. Se ha de insistir en los años de cárcel que se les imponen, que se van a pasar fuera de la sociedad libre, en los que no podrán gozar de la libertad de movimientos, y unido al al miedo que genera el sentirse amenazado por el resto de los reclusos, porque en el delito también hay grados y estos ocupan el puesto de los más miserable.

Es triste aislar a un humano de sus semejantes por ser una amenaza, pero mucho más triste es enterrar a una persona inocente que tuvo la mala suerte de cruzarse en el camino de los malvados.

Ver Post >
A los Reyes Magos, a todos
img
José María Fdez Chavero | 04-01-2018 | 9:50| 0


reyes

La primera reflexión de este estrenado año no podía ser otra que la carta a  los Reyes Magos,  a nuestros mayores. La escribo con una gran pena, la joven Diana Quer ha muerto porque otra persona, presente estos días en todos los informativos y medios de comunicación, la ha matado.

Les pido a los Reyes Magos que nuestra inteligencia y nuestra capacidad de justificar hasta el infinito no nos confunda. Los culpables no son la chica que paseaba a esas horas por las calles, como tampoco lo es el gato que se cruzó en el camino de esos violentos insensibles que le introdujeron un petardo en el interior de su boca y lo hicieron explotar. Como tampoco son los culpables los árboles que comienzan a arder porque alguien ha encendido fuego debajo de ellos, ni lo son los niños asesinados por nacer en el seno de una familia desestructurada, ni la persona, casi siempre mujer, que se enamoró de un ser violento.

Mi segunda petición es que sea un año en el que la economía siga creciendo y mejorando el nivel de vida de España y de todos los españoles y residentes, comenzando por las familias y personas con más necesidades. Esa será una de las claves para asegurar el gran logro de la sanidad universal y gratuita, las jubilaciones y las prestaciones sociales, las pensiones de nuestros mayores.

Mi siguiente petición ya estaba, de alguna manera en la primera, pero por si acaso no la he dejado muy clara. Pido a los Reyes Magos que las violencias en cualquiera de sus infinitas versiones, con especiales menciones a la de género y a la infantil, sean erradicadas y sustituidas por una buena convivencia entre las personas.

No podía faltar en mi carta la petición por una educación digna para todos, en la que los fracasos escolares, la indecencia y la intolerancia sean cambiados por un nuevo estilo de educación basada en valores, con especial presencia del respeto, la calidad, la templanza y el esfuerzo. La ética ha de iluminar los procesos de toma de decisiones en todos los aspectos de la vida. Deseo que nos llegue una educación que prepare a nuestros estudiantes para la vida social y laboral. Dios quiera que pronto tengamos el título de secundaria para los estudiantes que superan sus adaptaciones curriculares y una formación profesional adaptada.

Termino mi carta pidiendo capacidad de diálogo de uno consigo mismo, con los demás, y también a nivel de las instituciones y entre las comunidades autónomas para que los muchos pueblos de la geografía española puedan seguir creciendo desde lo común y desde la especificidad. Tan importante es fomentar los aspectos comunes como favorecer las diferentes expresiones individuales, con el denominador común de que sirvan para mejorar y nunca para empeorar. Qué necesario es la paciencia y la prudencia en estos temas de los intereses particulares y grupales.

Mis queridos Reyes Magos, nunca dejéis que pierda la magia de la utopía y del deseo de que se transforme en algo real.

 

 

Ver Post >
Navidad es Vida
img
José María Fdez Chavero | 22-12-2017 | 8:49| 0

felicitacion-navidad

Felices fiestas de Navidad y un magnífico año 2018. Comienzo esta reflexión con una frase repetida millones de veces en estos días, y lo hago con mis mejores deseos de que se haga realidad.

Navidad es vida, es nacimiento de un Dios hecho hombre. Es encuentro con los familiares, con aquellos que tanto ves y con los que la distancia no lo permite. Son comidas con compañeros que despiden unas jornadas laborales y que, entre risas y bromas, cierran muchas horas de trabajo compartidas. Navidad son compras, comidas esmeradas, sonrisas y buenas palabras. Navidad nos ofrece la posibilidad del reencuentro con ese familiar con el que, a veces ni recordamos los motivos, nos distanciamos y perdimos contacto.

Navidad supone profesionales trabajando para que podamos disfrutar el resto. Me dirijo a los sanitarios que veláis por nuestra salud, a las fuerzas y cuerpos de seguridad, a los bomberos y a los muchos que dejo en el anonimato pero no en el olvido. A todos os doy las gracias. Estoy convencido de que vuestro pesar por no estar con la familia se verá recompensado por el cumplimiento de un servicio público al que os sentís llamado.

Navidad son peticiones por las familias que tienen dificultades laborales, que padecen escasez en sus mesas, frío en sus casas y desánimo en sus corazones. A ellas les ofrezco mis ganas enormes de que el próximo año sea mejor. Traigo a mis recuerdos y sentimientos a esos muchos jóvenes que ven, con cierto asombro y tristeza, cómo no llega el trabajo para el que llevan años preparándose.

Se me viene a la mente los adolescentes y jóvenes que están perdiendo el encanto de sus años por no encontrar la motivación necesaria para la formación personal. Que hacen del ocio continuado el sin sentido de sus existencias y en el que demasiados descubren el alcohol y las drogas como acompañantes perniciosos de sus días. Ojalá coincidan con adultos que les comprendan, que apuesten por ellos y que les devuelvan el sentido perdido.

Me afloran los rostros y recuerdos de los que nos dejaron, de los que afrontaron ya su despedida, su muerte. Por muchos años que pasen seguís estando presentes y más en estas fechas. Nos acordamos de infinidad de circunstancias y se nos agolpan las vivencias compartidas, con algunas nos salen sonrisas y con otras asoman tímidas lágrimas. Los creyentes combinamos la pena de la separación con la esperanza del reencuentro, convencidos de que estáis gozando de la vida plena.

Mando mis ánimos a los que padecen alguna enfermedad, a los que sufren dolores que se resisten a desaparecer, a los que no tienen la comprensión de los demás. A los que se sienten solos, a los que soportan pesadillas por guerras y conflictos y a los padres que lloran por no poder reunir a la familia. A los que no pueden pagar las deudas porque perdieron el trabajo y ahora sufren injustas consecuencias.

Todo es Navidad porque la Navidad es vida y la vida tiene encuentros y desencuentros, gozos y penas, risas y llantos… Las manos de la inclusión siguen levantadas pidiendo lo que les corresponde.

Que seamos felices.

 

Ver Post >
La solidaridad, la tolerancia y la justicia son valores imprescindibles para lograr una sociedad mejor para todos. Somos ciudadanos del mundo con el derecho a vivir y a ser respetado. Este blog quiere ser lugar de encuentro entre la Psicología y la Vida de todos los que lo deseen. Es posible hacer un mundo más justo.